Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • December 2017
    M T W T F S S
    « Sep    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Instagram
  • Twitter

Archive for the ‘Terrorismo’ Categora

Las caras del terror

Saturday, July 20th, 2013

La portada de Rolling Stone del 2 de agosto traía ya la polémica antes de que llegará ni siquiera el mes de agosto.

 

Rolling Stone Cover

 

Podría ser un cantante indie cualquiera, de esos que mezclan las guitarras con la pandereta. El de la foto es Dzhokhar Tsarnaev, uno de los dos hermanos que causó la matanza del maratón de Boston.

No se ha leído aún el reportaje de ‘The bomber’, pero la portada ha generado una gran indignación en EEUU. Uno de los indignados con la imagen tierna de este adolescente terrorista es el sargento Sean Murphy, fotógrafo del departamento de policía de Boston que participó en su captura y tomó imágenes de la detención. Su reacción ante la portada de Rolling Stone ha sido publicar esas fotografías en el Boston Magazine. El titular no quiere dejar lugar a dudas: La cara real del terror.

Fotografía publicada por el fotógrafo de la Policía de Boston para contrarrestar la portada de Rollig Stone

Fotografía de Dzhokhar Tsarnaev publicada por el fotógrafo de la Policía de Boston para contrarrestar la portada de Rollig Stone

El sargento Murphy se justifica así:

“Como profesional de la ley durante 25 años creo que la imagen de portada de la revista Rolling Stone fue un insulto para cualquier persona que haya vestido el uniforme de cualquier color o organización policial o rama militar, y los sus familiares que han perdido a sus seres queridos en el cumplimiento de su deber (…) Lo que hizo Rolling Stone fue un error. Este chico es el mal. Este es el real ‘Boston bomber’”

Otra de las imágenes publicadas por el sargento Murphy

Otra de las imágenes publicadas por el sargento Murphy

El sargento Murphy ha sido relevado de su puesto tras la publicación de estas imágenes en Boston Magazine, según cuenta el editor de la revista.

Sobre la portada de Rolling Stone, Iñigo Sáenz de Ugarte escribe en su blog:

Las críticas tienen que ver más con un sentimiento muy extendido entre la población. No queremos saber sobre los motivos que llevan a una persona a matar a sus vecinos por razones políticas, no queremos ver su imagen, excepto en los primeros días cuando es inevitable, no queremos que nadie intente explicar, no justificar, sus acciones, no queremos saber cuándo todo se empezó a torcer en la vida de esa persona.
Si cerramos los ojos, podremos imaginar que nada de eso volverá a suceder.

La portada de Rolling Stone da ‘normalidad’  a un terrorista. No es la imagen que todos tenemos asociada a un monstruo: “Cómo un estudiante popular y prometedor fue decepcionado por su familia, se vio atrapado por el Islam radical y se convirtió en un monstruo”, podemos leer en la portada. No hemos leído nada más del reportaje. Pero no queremos ver más. Los monstruos no son normales, no tienen pinta de normales. No alcanzamos a entender que todas estas imágenes son las caras de la misma persona, porque quizá lo que más nos perturba es su normalidad.

Pregunta a la Casa Blanca: ¿Matar niños en un bombardeo es terrorismo?

Thursday, April 18th, 2013

Obama, un día después de los atroces atentados de Boston:

“Cada vez que se usan bombas contra civiles inocentes se trata de un acto de terrorismo”

Y entonces una periodista Amina Ismail, periodista de McClatchy, preguntó esto al portavoz de la Casa Blanca:

“Quiero enviar mis más profundas condolencias a las víctimas y las familias en Boston. Pero el presidente Obama ha dicho que lo de Boston ha sido un acto de terrorismo. Me gustaría preguntar si usted considera que el bombardeo de EE UU sobre civiles en Afganistán a principios de este més que dejó 11 niños muertos y una mujer ¿es una forma de terrorismo? ¿Por qué o por qué no?”

Y el portavoz, Jay Carney, responde esto, que es como no responder nada:

Bien, tengo que saber más sobre el incidente y luego el Departamento de Defensa tendrá las respuestas a sus preguntas sobre esta cuestión. Tenemos más de 60.000 soldados estadounidenses implicados en la guerra de Afganistán, una guerra que empezó cuando Estados Unidos fue atacada, en un ataque que fue organizado en el suelo de Afganistán por Al Qaeda, por Osama Bin Laden y otros y más de 3.000 personas murieron en ese ataque. Y ha sido uno de los objetivos del presidente desde que tomó el cargo dejar claro que nuestro objetivo en Afganistán es destruir, desmantelar y ultimamente derrotar a Al Qaeda. Y con esto nuestro objetivo es proveer suficiente asistencia a las fuerzas nacionales afganas y al Gobierno afgano para permitirles tomar su propia seguridad. Y este proceso está en marcha y Estados Unidos ha retirado a un sustancial número de soldados y estamos en el proceso de reducirlo al tiempo que vamos pasando la seguridad a las fuerzas afganas. Y este es ciertamente el caso al que le remito al departamento de Defensa para detalles con los que tenemos mucho cuidad en la continuación de esta guerra y somos muy conscientes de lo es que es nuestro objetivo.

 

Vía | Dispatches from the underclass

 

Apuntes sobre Malí (II)

Monday, January 21st, 2013

La historia y sus referentes. En 1893 Francia acababa militarmente con las estructuras montadas por Oumar Tall, heredadas por su hijo Ahmadou Tall, en parte de lo que hoy conocemos como Malí. Un movimiento hereditario, con la yihad en su discurso, que imponía teocracias con modelos administrativos copiados del imperio otomano. Para unos, líderes contrarios a la colonización; para otros, simples contrabandistas que amenazaban los intereses de Francia. El hijo llegó a pactos con Francia, pero todo concluyó con una intervención militar gala a gran escala. Los habitantes del sur de Malí recibieron con los brazos abiertos al Ejército francés que acabó con el movimiento creado por los Tall. Lo recuerda Peter Chilson en FP.

El consenso político. ¿Qué piensa el expresidente Sarkozy de esta intervención?  Él guarda silencio, pero su portavoz oficioso, Brice Hortefeux, ya ha criticado que Francia haya emprendido esta guerra de manera aislada, sin el suficiente apoyo militar y diplomático de otros países. El partido de Sarkozy, hecho añicos tras su marcha, ha mantenido hasta ahora un apoyo más o menos cerrado a la intervención. Pero Copé, presidente actual del Partido, decía hoy en una entrevista radiofónica:

Quels sont les objectifs? [...] Il faut que le président de la République dise à partir de quels critères il considèrera que les objectifs ont été atteints. Est-ce que c’est la lutte contre le terrorisme international? Contre le terrorisme dans cette région? Est-ce permettre la réunification du Mali?

El libro blanco.  Francia trabaja ahora mismo en la elaboración de un ‘Libro blanco’ sobre la Defensa, para marcar sus líneas estratégicas. Estos apuntes deberían de haber estado listos en 2012, pero la llegada de Hollande retrasó la publicación final. Parece que estas líneas maestras apuntaban a una disminución de la fuerzas de infantería, para primar sobre todo la fuerza naval y aérea. Francia, hasta ahora, no pensaba que iba a necesitar fuerzas significativas de tierra para intervenir en un país.  Malí puede cambiar las cosas, para volver a poner en valor las fuerzas terrestres. ¿Saben cuántas referencias hay en el Libro Blanco vigente sobre Malí? Ninguna: solo alusiones muy genéricas a la presencia de Al Qaeda en el Sáhara, pero nada concreto. En cuatro años cambian mucho las cosas.

La guerra ‘étnica e identitaria’. Coinciden casi todos los periódicos franceses en publicar artículos sobre las diferencias entre la población de Malí, con palabras como venganza o revancha. Ya saben: hay que poner paz.

 Este post se irá actualizando con epígrafes a partir de lecturas y artículos sobre la guerra en Malí. Te puede interesar leer el post anterior, Apuntes sobre Mali (I)

Apuntes sobre Mali (I)

Thursday, January 17th, 2013

Una guerra asimétrica. La estrategia y la táctica de los grupos rebeldes de Malí responden a la configuración de una guerra asimétrica: frente a un ejército regular, estos se mueven con la ventaja y la adaptación del terreno. No puede faltar un clásico en gran parte de las guerras africanas: los vehículos pickup donde los rebeldes tienen instaladas armas que pueden trasladar con gran facilidad.

Francia se enfrenta a un enemigo que no entiende de filas ni de ‘teatro de operaciones’. El asalto a una planta de gas en Argelia es la mejor prueba: golpeará donde puede y con la mayor resonancia, no siempre buscando el mayor número de bajas. Es una de las características más claras de un conflicto asimétrico. Frente a este enemigo, la guerra convencional que parece haber iniciado Francia, no sirve de mucho si no hay estrategias de respuesta también asimétricas.

¿Todo es Al Qaeda? Bajo la ‘marca’ Al Qaeda se circunscribe distintos grupos terroristas que responden a una estrategia global muy genérica, que mantienen su propia estrategia particular. En el norte de Malí actúan distintos grupos que comparten una ideología islamista radical; gran parte de estos grupos han contado con el apoyo de Al Qaeda para el Magreb Islámico (AMI), que ha encontrado en el norte del país su mejor refugio. ¿Todos son Al Qaeda? No parece: por ejemplo, el grupo que realizó el ataque y secuestro en una planta de gas en el sur de Argelia se escindió de AMI porque su lider, Mokhtar Bel Mokhtar (alias El Tuerto), prefería actuar por libre y seguir moviéndose con demasiada frecuencia en el mundo del contrabando. El ataque sería un golpe encima de la mesa del resentido exlíder de AMI, pero siempre enmarcado en la causa: una venganza porque Argelia ha permitido el uso de su espacio aéreo a Francia.

Los intereses. No parece que, a priori, esta guerra tenga algún interés económico. Malí es un país pobre, y los datos de comercio entre la excolonia y Francia no parece que sea el factor determinante. Las minas de oro suponen un porcentaje importante para la economía malinense, pero irrisorio para París¿Una guerra sin interés económico alguno? No hay guerra en la historia donde no haya siempre un factor económico: nadie manda ‘a morir y matar a sus hijos’ por nada, ni siquiera por el honor.
Malí es importante para Francia por su localización: es frontera con Níger, donde se extrae más de un tercio de todo el uranio usado en las plantas nucleares galas, que proporcionan más del 75 % de toda la energía del país vecino. Tener un ‘Afganistán africano’, con grupos afines al Al Qaeda, amenaza todos esos recursos fundamentales para la seguridad energética de Francia.

Las armas. La caída de Gadafi supuso que todo el arsenal que le habían proporcionado los países occidentales desde su rehabilitación como país ‘amigo’ y no patrocinador del terrorismo quedaba sin control. Partes de esas armas han pasado a estar en el mercado negro, así como bajo el posible control por parte de grupos afines a los rebeldes malinenses y/o de Al Qaeda. Entre ese armamento podrían estar los misiles antitanque Milan, vendidos por Francia al régimen de Gadafi, y que ahora habrían llegado a los grupos afines a Al Qaeda en Malí, aunque no está claro que sepan usarlos.

El fracaso. Malí ha formado parte de la estrategia que lanzó EE UU después del 11-S. Washington patrocinó y entrenó a las tropas de países africanos como Malí para hacer frente a la presencia cada vez más importante de grupos afines a Al Qaeda. Parte del nacionalismo tuareg (población nómada, distinta a la árabe) ha encontrado apoyo en AMI, que se ha ido desplazando hasta el norte de Malí y del Sahel, ante el empuje de las fuerzas argelinas (no siempre eficiente, como demuestra el asalto perpetrado en Argelia a 2.000 km de la frontera de Malí). La retórica de los distintos grupos rebeldes a Bomako coincide en defender un estado islámico muy parecido al impuesto por los talibanes en Afganistán.

Paralelismo afgano. En un conflicto solemos cometer el error y el acierto de acudir a paralelismo con conflictos parecidos. En este caso, Afganistán ha sonado desde el principio en el imaginario de todos los analistas. Quizá no se  hayan aprendido las lecciones que se deberían haber extraído de Afganistán.

Los rebeldes del norte se adaptan muy bien a un terreno hostil: solo el norte de Malí es 1,5 veces mayor que toda Francia y en desierto. Los expertos militares hablan que cuanto más suba la temperatura en la zona, más difícil, por ejemplo, será usar los helicópteros, arma clave para responder a un enemigo difuso.

Pero también se puede parecer a un Afganistán bien remoto, el de los grupos mujahidines, que actuaba casi cada uno por si cuenta frente al enemigo soviético ¿AMI controla a todos los grupos?¿Responden a todos los grupos a una estrategia más común? Una respuesta que se irá definiendo con el tiempo, porque en la actualidad hay que reconocer que el desconocimiento gana a cualquier certeza.

La salida. Francia sostiene que estará el tiempo necesario y que piensa contar con el apoyo de otros países africanos. No parece que de momento eso se vaya a cumplir en un espacio de tiempo relativamente corto, y el Ejército de Malí no ofrece desde luego las mejores garantías para los intereses de Francia

La semántica. No oirán al gobierno galo hablar de islamistas. Para París son terroristas. La semántica está siendo clave dentro de esta guerra, para atenuar una frente interno: Hollande quiere evitar a todo costa que esta guerra sea vista como una guerra contra el Islam que pueda levantar a la población musulmana francesa.

ISSOUF SANOGO (AFP)

Ciegos.  De cara a la comunicación, París tiene ganado, de momento, todo el espacio informativo: controla la zona de guerra y no hay presencia significativa de periodistas en las zonas de combate. No vamos a ver imágenes desagradables, y  solo podemos ver como esperan los soldados franceses a entrar en combate desde Bamako. Los rebeldes y grupos terroristas implicados solo tienen una estrategia posible: mostrar todo el aspecto descarnado de la intervención así como su propio ensañamiento con el enemigo.

Después de Bin Laden

Monday, May 9th, 2011

Ha pasado una semana desde que EE UU liquidará a su enemigo número 1. Quedan y quedarán muchas partes oscuras que resolver; algunas no se aclararán nunca, y seguirán dando pábulo a teorías de la conspiración, entretenimiento sesudo de muchos. Entre las hipótesis sobre la suerte de Bin Laden estos últimos doce años (el terrorista más buscado lo es desde sus atentados patrocinados en Kenia contra las embajadas de EE UU ) pocos imaginaba un final parecido. La mayoría manejaba la hipótesis, tal vez la leyenda de que Bin Laden estaba en una recóndita cueva, en la zona fronteriza entre Afganistán y Pakistán, pero nunca a un centenar de metros de la base militar donde se forma la oficialidad paquistaní.

El futuro de Al Qaeda. Desde el 11 de septiembre se describía a la red terrorista como una estructura descentralizada, nada jerarquizada y por ello más difícil de terminar con ella. La teoría que imperaba era que si se acababa con Bin Laden, Al Qaeda no iba a desaparecer. La red se ha adaptado y cambiado en estos 10 años de acoso en Afganistán, y menos en Pakistán. Perdió su papel operativo, o al menos eso se decía (ahora, según EEUU, la mansión de Abbottabad era el centro de planificación de atentados terroristas). Ganó más su papel como ‘vanguardia’, difusora de ‘ideología’ y si se quiere como franquicia de otros grupúsculos, como los de Irak (el primero en escenificar que se unía a Al Qaeda), o en el Magreb. El nuevo liderazgo, tal vez en manos del egipcio Al Zawahiri, puede generar ciertas disputas entre la central y estos satélites.

Una versión. Hemos tenido una única versión de todo lo ocurrido: la de EE UU. Información empaquetada y lista para consumir. Incluso hemos visto como se vivía desde dentro de la Casa Blanca la ejecución del ‘enemigo número 1′. Con el tiempo, las versiones y ciertas certidumbres irán saliendo a la luz. De momento nos queda, al periodismo, advertir que todo lo que ofrecemos se “según EE UU” y ver los videos de cómo Bin Laden hacía zapping.

La fotografía. La pasada madrugada se emitió la entrevista de Obama en el programa 60 minutes. Fue un adelanto de esta entrevista la que comunicó al mundo que no se iba a difundir la prueba de la ejecución: una imagen de Bin Laden con varios tiros en la cabeza, según la han descrito algunos senadores estadounidenses que han tenido acceso a ella. No parece que nadie cuestione la decisión: casi dos tercios de los estadounidenses están de acuerdo con esta decisión. Tardaremos en ver esta imagen, pero tarde o temprano será exhibida, quizá cuando hayan pasado años y la imagen no tenga réditos ni para Al Qaeda ni sea una amenaza para EE UU que suscite más dudas sobre una operación que poco se sabe.

El primer acto de campaña de Obama. Tras la ejecución de Bin Laden, la popularidad de Obama se ha disparado. Sin embargo le puede perseguir el mantea que acabó con Bush padre: “No es la guerra, es la economía idiota”. Fue Bush I el que perdió la reelección tras haber salido victorioso de la guerra del Golfo. La economía sigue siendo hoy el principal problema percibido por los electores estadounidenses.

Ilegalidades. La ejecución de Bin Laden es todo menos legal: violar la soberanía de un país, condena sin juicio y obtención de pruebas mediante torturas. “En la lucha contra el terrorismo no hay atajos”, dijo un día, subido a una atalaya de moralidad, el entonces jefe de la oposición José María Aznar ante el caso Gal, que ayudó a acabar con el Gobierno de Felipe González. La lucha contra el terrorismo que emprendió EE UU después del 11-S ha estado llena de atajos. Se decidió suprimir la libertad de sus propios ciudadanos en pro de la seguridad; se puso en marcha un sistema de detención ilegal en Guantánamo, donde se aplicó sin ambages la tortura y donde los sospechosos tenían pocas posibilidades de un juicio justo; los drones (aviones no tripulados) de EE UU ha actuado sin impunidad sobre territorio paquistaní, en muchas ocasiones liquidando a simples civiles, operaciones que empezaron con Bush, pero que sobre todo continuaron con Obama. Guerra irregular, respuesta irregular: así ha actuado EE UU sin que nadie se lo haya cuestionado, y con todas las felicitaciones habidas y por haber, incluida la de Consejo de Seguridad de la ONU y la del Gobierno español. Escribe José Yoldi en El País un excelente análisis sobre esta operación: “En ningún momento se trató de hacer justicia sino de escenificar una venganza”. Pasen y lean.

Gerónimo. Se ha escrito mucho sobre el origen del nombre que se dio a la operación. Me quedo con una leyenda urbana: Prescott Bush, padre de Bush I y abuelo del Bush II, sirvió durante la I Guerra Mundial en el fuerte donde estaba enterrado el jefe indio Gerónimo. Se dice, no hay certeza, que robó su calavera, y que está en manos de la hermandad secreta de Yale  Skull & Bones, a la que pertenecieron su hijo y su nieto. Enredemos más el rizo: elegir un nombre así puede ser un guiño a esta hermandad. Las teorías conspiratorias son, sobre todo, entretenidas.

Ahmadineyad: “Bin Laden se esconde en Washington”

Thursday, May 6th, 2010

Entrevista al presidente de Irán en la ABC estadounidense:

P: Si hubiese sabido que Osama Bin Laden estuvo en Teherán, le hubiese brindado su hospitalidad? ¿Le hubiese expulsado?¿Le hubiese arrestado?

Ahmadineyad: He escuchado que Obama  bin Laden está n en Washington DC.

P: No puede haberlo escuchado.

Ahmadineyad: Sí, lo he escuchado. Está aquí. Porque previamente ha sido un socio del señor Bush. Eran de heco colegas en días pasados. Usted sabe esto. Tenían negocios del petróleo juntos. El señor Bin Laden nunca ha cooperado con Irán pero sí cooperó con el señor Bush.

(…)

P: ¿Pero niega categóricamente que esté en Teherán hoy?¿No está Osama Bin Laden en Teherán hoy?

Ahmadineyad: Quédese usted seguro de que está aquí en Washington. Hay una gran probabilidad de que esté aquí.

P: No estoy de acuerdo. Gracias por su tiempo, señor presidente.

La insistencia por parte del periodista de que Bin Laden pueda o haya podido estar en Teherán es respondida por el presidente iraní con un sarcasmo absoluto y aparente.  La teoría conspiranóica de la presencia de Bin Laden en Irán tiene ya adeptos.  Ahmadineyad es uno de los personajes con declaraciones más estridentes. Una más, ante una pregunta también algo estridente.

Vía| The Guardian

Triple agente

Tuesday, January 5th, 2010

Los servicios de inteligencia occidentales lo han tenido siempre dificil para infiltrar a alguno de sus agentes en Al Qaeda y grupos como los talibanes. Son grupos herméticos, en los que no cuesta mucho ser simpatizante, cercano, pero es difícil acceder a una cúpula reducida que es la que decide todo el juego, todas las operaciones.

En la película Red de mentiras, un jefe de la CIA tiene que fiarse de la información que de primera mano le pasa el servicio secreto jordano. A veces la ficción se parece de sobremanera a la realidad: el suicida que se llevó por delante la vida de siete agentes de la CIA no era, como se dijo en un primer momento, un soldado del ejército afgano. Era Khalil Abu Mulal al-Balawi, un doctor jordano de 36 años, detenido en 2007 en su tierra por actividades terroristas, y que fue convencido por los jordanos para que se pasara al servicio de la CIA para actuar como informante. La CIA lo envío a Afganistán, y así se convirtió en un agente triple, al que no se le cacheó a la hora de entrar en la base porque se creía que era uno de los suyos. El hecho supone que sea un golpe aún mayor para la inteligencia estadounidense, porque le puede hacer cuestionarse todos sus informantes a los que intuía seguros.

Guerra civil británica en Afganistán

Wednesday, February 25th, 2009

Artículo de hoy de The Independent:  

Soldados británicos están ocupados en una “suerrealista mini guerra civil” con cada vez más jihadistas que ha viajado a Afganistán para apoyar a los Talibán, según ha declarado altos oficiales británicos a The Independent.Interceptaciones de las comunicaciones de los Talibanes han mostrado que los jihadistas británicos — algunos “hablan con acentos del West Midlands — están activos en Helmand y otras zonas del sur de Afganistán, según informes elaborados por la un oficial de la agencia de seguridad.

El Mi5 — servicio secreto británico — calcula que más de 4.000 británicos han viajado a Pakistán y Afganistán desde la caída en 2001 de los talibanes. Sospecha el Mi5 que, si en un principio tenían como objetivo cometer atentados en Gran Bretaña, ahora han decidido atacar fuera, principalmente a las tropas destinadas en Afganistán.  El otro destino, según las fuentes citadas por el rotativo británico es Somalia, donde recientemente un británico cometió un atentado suicida matando a 20 personas. Por el contrario, los destinatarios a Irak se han reducido sustancialmente según el servicio secreto británico. 

Hemerotecas para recordar el terrorismo sionista

Tuesday, January 13th, 2009

Artículo publicado por Hannah Arendt, Albert Einstein, entre otros, un lejano 4 de diciembre de 1948, a raíz de la visita de EE UU del terrorista sionista Menachem Begin (denominado así por, por ejemplo Reino Unido) :

A los editores del New York Times:
Uno de los fenómenos políticos más inquietantes de nuestros días es el surgimiento, en el recientemente creado Estado de Israel, del “Partido de la Libertad” (Tnuat Herut), un partido político que tiene un enorme parecido, en su organización, métodos, filosofía política y demandas sociales, con los partidos nazi y fascista. Ha sido formado por miembros y seguidores del antiguo Irgún Zvai Leumi, una organización terrorista de extrema derecha y chauvinista de Palestina (continuar leyendo el artículo traducido por Carlos)

Post Relacionado en Guerra y Paz:

Einstein

Apuntes sobre Bombay

Thursday, November 27th, 2008

McMafia. Los atentados registrados ayer en Bombay, con más de ochenta muertos, me han recordado al relato de los atentados de 12 Marzo de 1993, en la misma ciudad contra la bolsa, contra varios centros de comunicaciones y demás lugares que dejó un reguero de más de 200 muertos. Una de las claves del atentado fueron los grupos mafiosos, liderados por Ibrahim Dawood, nacido en Bombay, huido desde 1984 de la India, refugiado primero en Dubai, cuando Dubai aún no era lo que es hoy, y que orquestró el atentado, según la versión india, junto a parte de los servicios secretos de Pakistán. Las autoridades indias acusan a Pakistán de ser la guarida de este líder mafioso. La mejor secuencia de como se orquestaron esos atentados las relata Misha Glenny en McMafia, un libro con muchas claves de la delincuencia global. Hoy es demasiado pronto para ver quien está detrás, pero ya hay quien ve pistas.

Sellos, marcas. TIME: “Y al contrario que en previos ataques, que golpearon a muchos indios, en lugares populares, como mercados, este parece que tenía como objetivo a los extranjeros y a los hoteles que frecuentan”. Y la deducción  bien después: ¿Al Qaeda?

Informes de inteligenciaThe Time: Informes de inteligencia apuntaban a que se estaba esperando un gran atentado de Al Qaeda para la transición entre Bush y Obama.

Demandas. Los terroristas piden que se libere “a los mujahidines presos en cáreceles indias”

Aguirre.Yo no vi terroristas, sólo la sangre por la que tuve que pisar descalza“. La escenografía de la rueda de prensa ha sido de manual de comunicación: todo su gobierno detrás de la presidenta, con Soraya Sáez de Santa María (secretaria general del PP) y Jorge Moragas (portavoz de Exteriores del PP en el Parlamento). Aguirre tiene baraka: el helicóptero con Rajoy y ahora esto.

Si cabe, seguiremos poniendo más apuntes.

Sospechosos. The Guardian:  1.- Deccan Mujahideen: un grupo nuevo, que ha reivindicado los atentados en varios emails. Mientras un oficial de la policía asegura que son de Hyderabad, otros asegura que hablan punjabi, propio de la región fronteriza entre India y Pakistán. 2.-  Indian Mujahideen: si están implicados, no lo pueden hacer solos, aseguran analistas de seguridad. 3.- Grupos mafiosos: Shahrukh y Riyaz Bhatkal (que pueden ser la misma persona, con distintos alias), han sido señalados como los encargados de propicionar las armas con las que se ha cometido los atentados. Bhatkal estuvo implicado en los atentados de 1993, y de nuevo puede que aparezca la sombra, la marca de Dawood en estos atentados. 4.- Grupos pakistaníes: la policía asegura haber econtrado varios teléfonos satélite usados por los terroristas con números de la ciudad de Karachi, mientras que el primer ministro indio aseguró que “los ataques venían de fuera del país”. Los expertos citados por The Guardian aseguran que no creen que el gobierno o los servicios secretos paquistaníes tengan un papel directo en la operación, pero si que lo pudieran tener algún antiguo miembro de la inteligencia paquistaní.

Los malos que siempre vienen de fuera. Gracias a Carlos llego a un artículo de Tariq Ali sobre los atentados de Bombai. Su punto de partida es claro: hacía falta planificación para los atentados, pero no necesariamente una mano de la inteligencia paquistaní. Sin embargo, las autoridades de la India insisten que viene de fuera, de Pakistán. “Es mejor que vengan de fuera que aceptar que tienen un severo problema en el país”, asegura Tariq Ali.