Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • August 2014
    M T W T F S S
    « Jun    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Twitter

Archive for the ‘La France’ Categora

Apuntes sobre Malí (II)

Monday, January 21st, 2013

La historia y sus referentes. En 1893 Francia acababa militarmente con las estructuras montadas por Oumar Tall, heredadas por su hijo Ahmadou Tall, en parte de lo que hoy conocemos como Malí. Un movimiento hereditario, con la yihad en su discurso, que imponía teocracias con modelos administrativos copiados del imperio otomano. Para unos, líderes contrarios a la colonización; para otros, simples contrabandistas que amenazaban los intereses de Francia. El hijo llegó a pactos con Francia, pero todo concluyó con una intervención militar gala a gran escala. Los habitantes del sur de Malí recibieron con los brazos abiertos al Ejército francés que acabó con el movimiento creado por los Tall. Lo recuerda Peter Chilson en FP.

El consenso político. ¿Qué piensa el expresidente Sarkozy de esta intervención?  Él guarda silencio, pero su portavoz oficioso, Brice Hortefeux, ya ha criticado que Francia haya emprendido esta guerra de manera aislada, sin el suficiente apoyo militar y diplomático de otros países. El partido de Sarkozy, hecho añicos tras su marcha, ha mantenido hasta ahora un apoyo más o menos cerrado a la intervención. Pero Copé, presidente actual del Partido, decía hoy en una entrevista radiofónica:

Quels sont les objectifs? [...] Il faut que le président de la République dise à partir de quels critères il considèrera que les objectifs ont été atteints. Est-ce que c’est la lutte contre le terrorisme international? Contre le terrorisme dans cette région? Est-ce permettre la réunification du Mali?

El libro blanco.  Francia trabaja ahora mismo en la elaboración de un ‘Libro blanco’ sobre la Defensa, para marcar sus líneas estratégicas. Estos apuntes deberían de haber estado listos en 2012, pero la llegada de Hollande retrasó la publicación final. Parece que estas líneas maestras apuntaban a una disminución de la fuerzas de infantería, para primar sobre todo la fuerza naval y aérea. Francia, hasta ahora, no pensaba que iba a necesitar fuerzas significativas de tierra para intervenir en un país.  Malí puede cambiar las cosas, para volver a poner en valor las fuerzas terrestres. ¿Saben cuántas referencias hay en el Libro Blanco vigente sobre Malí? Ninguna: solo alusiones muy genéricas a la presencia de Al Qaeda en el Sáhara, pero nada concreto. En cuatro años cambian mucho las cosas.

La guerra ‘étnica e identitaria’. Coinciden casi todos los periódicos franceses en publicar artículos sobre las diferencias entre la población de Malí, con palabras como venganza o revancha. Ya saben: hay que poner paz.

 Este post se irá actualizando con epígrafes a partir de lecturas y artículos sobre la guerra en Malí. Te puede interesar leer el post anterior, Apuntes sobre Mali (I)

Apuntes sobre Mali (I)

Thursday, January 17th, 2013

Una guerra asimétrica. La estrategia y la táctica de los grupos rebeldes de Malí responden a la configuración de una guerra asimétrica: frente a un ejército regular, estos se mueven con la ventaja y la adaptación del terreno. No puede faltar un clásico en gran parte de las guerras africanas: los vehículos pickup donde los rebeldes tienen instaladas armas que pueden trasladar con gran facilidad.

Francia se enfrenta a un enemigo que no entiende de filas ni de ‘teatro de operaciones’. El asalto a una planta de gas en Argelia es la mejor prueba: golpeará donde puede y con la mayor resonancia, no siempre buscando el mayor número de bajas. Es una de las características más claras de un conflicto asimétrico. Frente a este enemigo, la guerra convencional que parece haber iniciado Francia, no sirve de mucho si no hay estrategias de respuesta también asimétricas.

¿Todo es Al Qaeda? Bajo la ‘marca’ Al Qaeda se circunscribe distintos grupos terroristas que responden a una estrategia global muy genérica, que mantienen su propia estrategia particular. En el norte de Malí actúan distintos grupos que comparten una ideología islamista radical; gran parte de estos grupos han contado con el apoyo de Al Qaeda para el Magreb Islámico (AMI), que ha encontrado en el norte del país su mejor refugio. ¿Todos son Al Qaeda? No parece: por ejemplo, el grupo que realizó el ataque y secuestro en una planta de gas en el sur de Argelia se escindió de AMI porque su lider, Mokhtar Bel Mokhtar (alias El Tuerto), prefería actuar por libre y seguir moviéndose con demasiada frecuencia en el mundo del contrabando. El ataque sería un golpe encima de la mesa del resentido exlíder de AMI, pero siempre enmarcado en la causa: una venganza porque Argelia ha permitido el uso de su espacio aéreo a Francia.

Los intereses. No parece que, a priori, esta guerra tenga algún interés económico. Malí es un país pobre, y los datos de comercio entre la excolonia y Francia no parece que sea el factor determinante. Las minas de oro suponen un porcentaje importante para la economía malinense, pero irrisorio para París¿Una guerra sin interés económico alguno? No hay guerra en la historia donde no haya siempre un factor económico: nadie manda ‘a morir y matar a sus hijos’ por nada, ni siquiera por el honor.
Malí es importante para Francia por su localización: es frontera con Níger, donde se extrae más de un tercio de todo el uranio usado en las plantas nucleares galas, que proporcionan más del 75 % de toda la energía del país vecino. Tener un ‘Afganistán africano’, con grupos afines al Al Qaeda, amenaza todos esos recursos fundamentales para la seguridad energética de Francia.

Las armas. La caída de Gadafi supuso que todo el arsenal que le habían proporcionado los países occidentales desde su rehabilitación como país ‘amigo’ y no patrocinador del terrorismo quedaba sin control. Partes de esas armas han pasado a estar en el mercado negro, así como bajo el posible control por parte de grupos afines a los rebeldes malinenses y/o de Al Qaeda. Entre ese armamento podrían estar los misiles antitanque Milan, vendidos por Francia al régimen de Gadafi, y que ahora habrían llegado a los grupos afines a Al Qaeda en Malí, aunque no está claro que sepan usarlos.

El fracaso. Malí ha formado parte de la estrategia que lanzó EE UU después del 11-S. Washington patrocinó y entrenó a las tropas de países africanos como Malí para hacer frente a la presencia cada vez más importante de grupos afines a Al Qaeda. Parte del nacionalismo tuareg (población nómada, distinta a la árabe) ha encontrado apoyo en AMI, que se ha ido desplazando hasta el norte de Malí y del Sahel, ante el empuje de las fuerzas argelinas (no siempre eficiente, como demuestra el asalto perpetrado en Argelia a 2.000 km de la frontera de Malí). La retórica de los distintos grupos rebeldes a Bomako coincide en defender un estado islámico muy parecido al impuesto por los talibanes en Afganistán.

Paralelismo afgano. En un conflicto solemos cometer el error y el acierto de acudir a paralelismo con conflictos parecidos. En este caso, Afganistán ha sonado desde el principio en el imaginario de todos los analistas. Quizá no se  hayan aprendido las lecciones que se deberían haber extraído de Afganistán.

Los rebeldes del norte se adaptan muy bien a un terreno hostil: solo el norte de Malí es 1,5 veces mayor que toda Francia y en desierto. Los expertos militares hablan que cuanto más suba la temperatura en la zona, más difícil, por ejemplo, será usar los helicópteros, arma clave para responder a un enemigo difuso.

Pero también se puede parecer a un Afganistán bien remoto, el de los grupos mujahidines, que actuaba casi cada uno por si cuenta frente al enemigo soviético ¿AMI controla a todos los grupos?¿Responden a todos los grupos a una estrategia más común? Una respuesta que se irá definiendo con el tiempo, porque en la actualidad hay que reconocer que el desconocimiento gana a cualquier certeza.

La salida. Francia sostiene que estará el tiempo necesario y que piensa contar con el apoyo de otros países africanos. No parece que de momento eso se vaya a cumplir en un espacio de tiempo relativamente corto, y el Ejército de Malí no ofrece desde luego las mejores garantías para los intereses de Francia

La semántica. No oirán al gobierno galo hablar de islamistas. Para París son terroristas. La semántica está siendo clave dentro de esta guerra, para atenuar una frente interno: Hollande quiere evitar a todo costa que esta guerra sea vista como una guerra contra el Islam que pueda levantar a la población musulmana francesa.

ISSOUF SANOGO (AFP)

Ciegos.  De cara a la comunicación, París tiene ganado, de momento, todo el espacio informativo: controla la zona de guerra y no hay presencia significativa de periodistas en las zonas de combate. No vamos a ver imágenes desagradables, y  solo podemos ver como esperan los soldados franceses a entrar en combate desde Bamako. Los rebeldes y grupos terroristas implicados solo tienen una estrategia posible: mostrar todo el aspecto descarnado de la intervención así como su propio ensañamiento con el enemigo.

Sarkozy vive en el monte

Thursday, May 3rd, 2012

Sarkozy necesitaba tener enfrente a una rival como lo fue en 2007 Ségolène Royal, que entrara al trapo en provocaciones y que perdiera el control. Sin embargo, se encontró con un Hollande que fue ganando en el duelo, mientras Sarkozy lanzaba sus dardos.

18 millones de franceses siguieron el debate, dos millones menos de lo previsto. Fueron más de dos horas donde el que más se jugaba era Sarkozy: con las encuestas en contra — hasta ocho puntos de diferencia a cuatro días de las urnas, pero con tendencia a lo alto– el debate era su última gran oportunidad. Salió y jugó su papel, agresivo, inquisitorio, altivo…pero no fue suficiente, porque Hollande no perdió los nervios y llegó a plantarle cara, sobre todo en la parte final del debate.

El ganador, salvo catástrofe provocada por uno de los contendientes, no se suele decidir en el plató, sino después. La prensa decreta quién ha sido el vencedor. Nadie se tira en Francia hoy de una manera clara e inequívoca a levantar la mano de uno de los dos contendientes, con excepción de Liberation — ‘Hollande preside el debate’ –. Pero dentro del planteamiento previo de que esta era la última oportunidad de Sarkozy para darle un vuelco a la situación, los medios tienden a ver a Hollande como ganador, porque no fue catastrófico, ni mucho menos, para él.

Sarkozy solo le queda hoy seguir en su tendencia de olvidarse del voto centrista y tirarse al cuello de los votantes del FN y del resto franceses que, sin mostrarlo publicamente, comparten estos planteamientos con el presidente. En lo que llevamos de mañana, en tan solo una entrevista en radio, el candidato a la reelección ha soltado ataques a la inmigración – “Hemos acogido demasiadas personas en el territorio que han paralizado el sistema de integración de Francia”-, contra el islam –”El desafío para la República es hacer emerger un islam de Francia y rechazar un islam en Francia“- y dirigirse directamente a los votantes e Le Pen — “Tengo un deber de hablar a los 6,5 millones de personas que han votado a Marine Le Pen“.

Luego, dentro del contexto de la entrevista en RTL sobre temas de cultura, Sarkozy ha soltado otra perla: “Como libro, he elegido ‘El viaje al final de la noche, de Céline“.  Buen gusto literario, salvo por el hecho de que fue Sarkozy el que abanderó la idea de no celebrar de manera oficial el centenario del literato galo, por sus posiciones antijudías. ¿En qué quedamos Sarkozy?

Los ‘trapos’ de Sarkozy

Thursday, April 26th, 2012

Si Marine Le Pen moderó algo el discurso de su padre, y ello tal vez facilitara los mejores resultados de su formación de extraderecha, Sarkozy parece el mejor discípulo del viejo político extremista.

‘El presidente saliente’, como le llama hoy Le Parisien en su directo, ha simplificado, radicalizado y popularizado su discurso hasta extremos que parece haber contratado a los mejores asesores de Le Pen (padre). Lo más preocupante es que no parece una pose: Sarkozy se cree su discurso lleno de ataques a los extranjeros, alabando el proteccionismo, el cierre de fronteras y deslizándose hacia la islamofobia. Le queda entrar contra los homosexuales para convertirse en un verdadero frente nacionalista. Hagan el ejercicio de seguir sus mítines mediante su twitter, a golpe de 140 caracteres: simplista y claro.

El populismo incluye cierta dosis de trajes populares, máxime cuando el pie de foto dice: "Pueblo de Francia, no somos los herederos de una página en blanco. Yo me bato por una Francia fuerte que mira de frente a su historia"

El populismo incluye cierta dosis de trajes populares, máxime cuando el pie de foto dice: "Pueblo de Francia, no somos los herederos de una página en blanco. Yo me bato por una Francia fuerte que mira de frente a su historia"

Ayer Sarkozy recuperó a un viejo enemigo mediático, de los tiempos en el que el hoy presidente era un duro ministro del Interior. Acudió a un plató para debatir sobre el antisemitismo. En frente tenía a Tariq Ramadan, un intelectual de origen egipcio, nieto del fundador de los Hermanos Musulmanes, y a que muchos acusan de un doble discurso de moderado y conciliador cuando se dirige al ‘mundo occidental’, y de extremista cuando se dirige al ‘mundo musulmán’. El choque fue furibundo entonces.

“Cuando Tariq Ramadan osa pedir el voto para F.Hollande, no he escuchado decir a F.Hollande decir que esto  le moleste”, soltó Sarkozy ayer, para agregar que desde 700 mezquitas se había pedido el voto para Hollande. Hoy, el candidato socialista, entra al trapo, según recoge Le Parisien en su directo:

Selon lui, je serais soutenu par Tariq Ramadan », un homme « aux thèses contestables » qui n’a pourtant jamais « prononcé mon nom ». «Et je n’ai pas à me justifier quand un individu dit qu’il n’aime pas le pouvoir sortant. Je n’ai rien à voir avec ces thèses là. Amalgame, mensonge, comment l’admettre d’un sortant ?» « Deuxième mensonge », lâche François Hollande, passablement énervé, qui continue. « Troisième mensonge […]à une heure de grande écoute » annonce le Corrézien : « Je serais soutenu par 700 mosquées ». « On est dans l’amalgame, ça en dit long sur le dérive de Nicolas Sarkozy ».

Sarkozy ya ha hecho que Hollande conteste a una primera provocación. Hoy y los días siguientes nos esperan más entregas de estos episodios. Se le agregará la acusación de que Hollande no quiere debatir tanto frente a Sarkozy. Olvida este la máxima de la política actual: si vas ganando, no debatas todo lo que quiera debatir el que va perdiendo.

De forma lamentable, Sarkozy está enmarcando los temas de esta campaña. Y son los temas clásicos de la extremaderecha. Ha entendido que solo puede ganar con el mayor número de votos de la extremaderecha.

Los votantes del FN, tratados como apestados políticos hace diez años cuando en masa se llamó a votar contra Le Pen y a favor de Chirac, hoy son personas a las que hay que ‘entender’ y ‘comprender’: ” Es absolutamente cierto que [los electores del FN] no son seducidos por las tesis de la extrema derecha, ha declarado el presidente saliente en una entrevista en France Inter. “Es gente que dice: esto no puede durar mas, queremos conservar nuestro modo de vida, las fronteras, la nación. No somos racistas”, ha concluido arkozy.

Lo que queda de campaña el presidente saliente se va a jugar en esta deriva populista y más ultraderechona. Sarkozy va a seguir provocando a Hollande. Es lo que le queda: convencer al extremismo de derechas de que él es la solución. ¿Las elecciones las ganan los extremos? Podíamos pensar que los caladeros de votos están siempre en el electorado de centro, el que no le importa cambiar el voto entre ‘la no muy derecha’ y ‘la no muy izquierda’. A ellos da la espalda Sarkozy; veremos si por allí se le escapan aún más votantes.

No tan al margen:

Escribe Miguel Mora en su blog:

Porque, si acaso hay alguien ahí fuera: ¿quién de ustedes piensa realmente que el centrosocialista François Hollande será capaz de ganar al ultraderechista Nicolas Sarkozy el 6 de mayo y convertirse en el próximo presidente de Francia? (dejen su comprendido -como decía Martín Romaña-, SVP).

 

Sarkozy arranca su ‘conquista’

Tuesday, April 24th, 2012

Sarkozy ha interpretado el voto a la utraderecha de Le Pen  como “un grito de sufrimiento” de aquellos que no quieren “cambiar su modo de vida”. A ellos parece haberse dirigido en su primer mitin celebrado en Saint-Cyr-sur-Loire, del que entresaco algunas frases:

“Una campaña se ha completado. Otra campaña comienza. Antes, éramos 1 contra 9

“La campaña de la primera vuelta la hemos hecho contra la caricatura y la mentira”

“Si no hubiéramos ayudado a los  bancos, vuestros ahorros se habrían esfumado. No lo hice por los banqueros, sino por vosotros”

“El solo jefe de gobierno que recibió a Hollande es José Luis Zapatero, que Hollande citaba como modelo ¿Aún le cita?”

Las fronteras sirven para proteger. Los grandes países que triunfan son aquellos que ha creído en la nación y hacen respetar su identidad nacional”.

“Hay algo más grande que nosotros que se llama la patria, que se llama la Francia”.

“La Europa que no regula sus flujos migratorios, que no defiende sus fronteras, que abre sus fronteras sin contrapartida, se ha acabado”.

“No aceptaré lecciones de moral de una derecha que quería colocar a Strauss Kahn en el Elíseo hace unos meses”.

“He visto que el señor Hollande hablaba al pueblo de izquierda, yo, hablo al pueblo de Francia“.

“[Los de izquierdas] pueden reunirse en restaurantes de lujo y esto no choca a nadie”.

“Durante estos 15 días, vamos a ir a la conquista de Francia, a hablar, a comprometerse para Francia”.

 

Seguidores de Sarkozy en el mitin de hoy tomada del Intagram de su campaña

Seguidores de Sarkozy en el mitin de hoy tomada del Intagram de su campaña

Estos solo son algunos de las frases entresacadas del Twitter oficial de Sarkozy. No disimula los guiños al electorado del ultraderechista FN. De hecho, ha anunciado para el 1 de mayo “una gran concentración entorno al verdadero trabajo” [posiblemente en la plaza del Trocadero, según apunta Le Figaro], para romper con los “cuerpos intermediarios”, como ha calificado a los sindicatos. “Es una vergüenza utilizar el 1 de mayo”, le contestaba desde la fila socialista Martine Aubry, recordando que el número de parados durante sus cinco años de presidencia había aumentando en un millón. “Yo en su lugar, haría un perfil bajo”,  concluía.

No me resisto a incluir una de las mejores fotografías de la noche electoral.

 

Sarkozy y Bruni, en su vehículo durante la noche electoral

Sarkozy y Bruni, en su vehículo durante la noche electoral. (J.P Pelissier/ Reuters)

 

 

La madera, para la segunda vuelta

Monday, April 23rd, 2012

Sobre Sarkozy parece que se tendió ayer la maldición de los líderes políticos, que en medio de una crisis económica sin precedentes, pierden en las urnas ante el descrédito de sus ciudadanos por las medidas tomadas. Parece instalarse la idea de que no es el aspirante (Hollande) el que logra a victoria, si no el desgaste del reelegible el que lo manda a casa.

Números.  La segundas vueltas siempre dan la opción de sumar y restar los votantes de la primera.  Hollande apenas aventaja en un punto y medio a Sarkozy (28,63 frente al 27,18%); la tercera en liza, la ultraderechista Marine Le Pen, consigue un 17,9%, superando en votos absolutos al récord cosechado por su padre en la segunda vuelta de 2002 frente a Chirac. El socialista lleva la vitola de ganador y los sondeos le auguran hasta un 54% de los votos.

Los votos de Le Pen. Este último resultado se lee hoy en dos sentidos: Por un lado el Frente Nacional ha conseguido en esta primera vuelta hacerse con el voto de cierto sector de la derecha, descontenta con un Sarkozy al que votaron en 2007. Por el otro, Sarkozy caerá con toda seguridad en esta segunda vuelta un discurso basado en valores como el patriotismo, los valores de la república francés, la política antinmigración y sobre todo el descrédito a la izquierda en la gestión de la crisis. Es lo que ha hecho durante estos primeros lances electorales. No perderá a ese 27% logrado, pero, con ‘más madera’, es posible que movilice a los votantes del FN que decidan acudir a votar. Habrá que estar atento a la participación de este sector del electorado: tras un resultado excelente de la ultraderecha, puede que gran parte de este 17% de los votantes de la primera vuelta directamente se queden en casa.

El electorado. Si esto fuera tan fácil, con una calculadora nos bastaría para atisbar qué puede pasar el 6 de mayo. Sumaríamos los votos de la derecha y su extremos (Sarkozy y Le Pen 45%) y la izquierda y su extremo (Hollande y Mélenchon, 39% ).  Es seguro que Hollande logre movilizar más a los votantes de Mélenchon que Sarkozy a los de Le Pen. También podrá arañar votos por el centro, como ese 9% del electorado que ha apostado por Bayrou.

Pero los números responde a la lógica, y el electorado no, particularmente el de Le Pen: según los sondeos para la segunda vuelta, Sarkozy solo lograría movilizar entre un 40% y un 60% de este electorado; serían, posiblemente, sus electores naturales que le han castigado en primera vuelta; entre un 18 y un 27% de este electorado votaría por Hollande, en su tendencia estratega de ‘cuanto peor para nosotros, mejor’ (es más fácil hacer una campaña posterior contra un presidente Hollande de izquierdas que contra un presidente Sarkozy de derecha).

A Sarkozy solo le queda la cuadratura del círculo: tener una cara de moderado y una cara de ultraderechista a la vez. Veremos mensajes muy segmentos, guiños a uno y otro lado, y una campaña por su parte que pueda caer en lo desesperado, con una máxima: si radicaliza en exceso su discurso, logrará movilizar aún más a un electorado de izquierda. Lo tiene difícil, pero Sarkozy siempre parece tener un as en la manga.

Los verdes no pintan nada. El discurso netamente ecologista, con una obsesión casi monotemática, sobre sus temas, no es significativo.

Y dejamos a su suerte a los que pudieron acabar con Gadafi

Monday, March 14th, 2011

El Ejército de Gadafi avanza sin pausa hacia la capital rebelde Bengasi. Ha seguido el guión de la superiodad. Una superioridad aérea, frente a un ejército rebelde que tenía cada vez poco menos de ejército.

Batería antiaérea rebelde, desplegada cerca de una rifinería de Ras Lanuf./ JOHN MOORE (GETTY

Batería antiaérea rebelde, desplegada cerca de una rifinería de Ras Lanuf./ JOHN MOORE (GETTY

Contaban los rebeldes con poca fuerza, con pocas armas. Se había ya encargado Gadafi de quitarle todo el peso militar posible a la zona, empezando por la academia donde el mismo se formó en la ahora casi sitiada Bengasi. Los carros de combate bajo control rebelde, los T-55, son obsoletos y poco tienen que hacer frente a los 2-S21 y menos frente a los modernos T-62 y T-72 que Gadafi bien se guardó de tener bajo control en Tripoli. En los primeros días del alzamiento, Gadafi neutralizó a los cuarteles en Tripoli que podían ponerse de lado de los rebeldes, con un bombardeo atroz sobre las instalaciones militares. La base aérea Gamal Abdul el-Nasser, en el este a 16 km de Tubruk, y bajo control rebelde, tenía aviones o helicópteros operativos cuando llegaron los insurrectos. A los rebeldes alzados solo les quedaba además de los viejos tanques, arsenales con armas ligeras (Ak-47), RPG, alguna batería de Katiusha, los misiles antiaéreos SA-7 Grail de la clase “dispara y olvida” así como antiaéreas ZSU 23mm. Los rebeldes han intentado seguir la táctica de la Guerra de los Toyota, desarrollada por Chad en 1986 contra la propia Libia, usando las pickup Toyota  para trasladar a la tropa o para montar en ellas armas pesadas y armas antieaéreas, manejadas no por duchos y formados soldados, que poco tenían que hacer frente a los cazas MIG-23 y los helicópteros MI-24. Los rebeldes solo han conseguido en estos días de guerra derribar a un único aparato.

Batería de Katiusha rebelde en las cercanías de Ras Lanuf./ GORAN TOMASEVIC (REUTERS)

Batería de Katiusha rebelde en las cercanías de Ras Lanuf./ GORAN TOMASEVIC (REUTERS)

Con esta aplastante superioridad, Gadafi ha rehusado cualquier batalla cara a cara, ordenando un inteligente repliegue de sus tropas leales en los primeros días de avance de los rebeldes, y usando simplemente la fuerza aérea. De allí que desde el primer momento se pidiera una zona de exclusión aérea (que implica bombardear a la fuerza aérea de Gadafi así como sus defensas antiaéreas) que la comunidad internacional se ha visto incapaz de llegar a un consenso para lograrla. Puede que, a las puertas de Bengasi, ya sea demasiado tarde.

Batería antiaérea montada en un pickup desplegada en las afueras de Brega./ Nasser Nasser (AFP)

Los rebeldes no han contado con ningún apoyo significativo del exterior. Puede que el fantasma de Al Qaeda azuzado por Gadafi en sus delirantes discursos haya surtido algún tipo de efecto, sobre todo cuando EE UU veía con recelo al este, al ser una suerte de cantera para combatientes de Bin  Laden mandados a Irak. Sobre el terreno, cierto es, que no se ha significado de momento ningún movimiento de radicalidad. Ahora bien, el abandono a su suerte, sin ningún tipo de apoyo por parte de la UE o de EE UU, y a la espera de una resolución del Consejo de Seguridad más que tardía, puede hacer que estos grupos ganen más protagonismo, en una guerra de escaramuzas y más irregular y asimétrica todavía de la que estamos viendo estos días.

Puede que esta haya sido la lectura que haya hecho Sarkozy y con la que ha convencido a Gordon. De momento el eje París Londres — ¡junto a la Liga Árabe!, sorpresas te da la vida — son los únicos que han abogado abiertamente por una acción militar encaminada hacia la zona de exclusión aérea. Con Gadafi a las puertas de Bengasi — la prueba es que la mayoría de la prensa extranjera se ha replegado, como no podía ser de otra manera, a Tubruk — esta medida puede que llegue demasiado tarde. En un tiempo, la UE y EE UU, se tirarán de los pelos por no haber hecho algo antes, como podían haber hecho con Sadam en 1991. Dejaron a un dictador en su sitio, cuando tenían la posibilidad de ser vistos como libertadores; en la siguiente, puede que sean vistos, de nuevo, como invasores.

Sarkozy se quedó sin regalo de cumpleaños

Thursday, January 28th, 2010

El tribunal correccional de París ha absuelto hoy por falta de pruebas al ex primer ministro Dominique de Villepin por el caso Claerstream. Se le acusaba de haber urdido un montaje para arruinar la carrera política de su entonces rival al Elíseo, Nicolas Sarkozy, quien consiguió arruinar momentáneamente al delfín de Chirac.Puede que Villepin haya empezado a recuperar hoy esa carrera tirada por la borda por un entonces candidato a la presidencia que supo explotar hasta la saciedad su papel de víctima. Hoy Sarkozy,el día de su aniversario, se ha quedado sin el preciado regalo de ver condenado a su, más que rival, enemigo. Y Villepin puede ser la única alternativa seria a un populista Sarkozy, en un país donde la izquierda se perdió por el camino, y los ensayos de centro como el de François Bayrou no despeinaron al entonces candidato Sarko.”Pensaba que usted había tomado la palabra para desearme un buen aniversario, no me asombra viniendo de usted, se lo agradezco infinitamente”, ha sido la respuesta del presidente Sarkozy a preguntas de un periodista. Preparará su debida respuesta ante una sentencia que deja limpio en lo jurídico al que puede ser su principal rival.

Sarkozy, un discurso sin papeles

Tuesday, April 28th, 2009

Hasta hoy, la visita del presidente de la República Francesa, se había reducido al aspecto más llamativo: su esposa Carla Bruni. Las cámaras la buscaban a ella.

Hoy Sarkozy ha hecho su primer discurso delante de diputados y senadores en el Congreso de los Diputados. Le precedió en sus palabras, el presidente del Congreso, José Bono, en un discurso muy típico del político manchego. “Su personalidad no deja indiferente a los españoles”, le ha dicho Bono a Sarkozy, en una lectura de su glosa sobre su personalidad escrita en una serie de folios en los que iban los agradecimientos a Francia en la lucha contra el terrorismo, pero también los reprohces la falta de apoyo en las infraestructuras que separan los Pirineos (el tren de alta velocidad y las conexiones energéticas), haciendo un repaso a la historia entre Francia y España (“la libertad no se impone con las bayonetas, la imponen los ciudadanos”, ha recordado Bono en referencia a la guerra de la independencia y a Napoleón, un personaje histórico en el que se puede mirar y pueden mirar a Sarkozy).

A Sarkozy no le ha hecho falta leer los papeles para responder a Bono; rara vez los ha consultado; su discurso ha sido fluído, nada enquilosado, y con la sensación de que precisamente no estaba solo frente a un discurso, sino ante una respuesta. No le ha hecho falta estar erguido. Ha gesticalado, ha modulado la voz, y se ha dirigido a la camara como un gran orador, con independencia de que nos guste más o menos su postura política. Es la escuela que diferencia a muchos políticos franceses de casi todos los políticos españoles: no hay papeles con discursos cerrados que leer.

Sarkozy ha revalidado el apoyo de Francia en la lucha contra el terrorismo ante los senadores y diputados, “con independencia de los colores políticos”, si bien es cierto que la lucha conta ETA no ha estado nunca mejor  que ahora, bajo su presidencia. Solo hay que revisar las detenciones que se han producido.

Si estas palabras eran de rigor, el presidente francés no tenía porque mostrar un apoyo tan cerrado como lo ha hecho a la presencia de España en el G–20: “España tiene que ser un miembro del G-20″, ha sentenciado sin matices el presidente francés, para alivio de Zapatero, porque una cosa es que se sepa y otra que lo repita hasta en el Congreso.

Pero también ha entonado el mea culpa cuando se ha referido a las infraestructuras entre los Pirinéos (tren de alta velocidad y conexiones eléctricas), reconociendo que 15 años para ponerse de acuerdo es mucho tiempo: “Menos discursos y más decisiones”.

En referencia a la glosa que ha hecho Bono sobre él, Sarkozy ha asegurado que los ciudadanos deben “juzgarnos por nuestras decisiones”, y así ha querido interpretar esas referencia a la personalidad de Sarkozuy. El presidente francés insiste en querer entrar en esa puerta que llaman historia (y por la cual tantos pierden la cabeza) con la “refundación del capitalismo” para hacerlo más moral, también presente en este discurso en el Congreso.

Sarkozy es arrollador, dejando al margen su política con tintes muy populistas, muchas veces sensacionalistas (recuérdese el repaso que hizo de los líderes europeos en una cena privada, de la que transcendió lo que pensaba de Zapatero), y sobre todo personalistas. Solo hay que ver como ha sido la presidencia francesa de la UE, y como ha sido el catalizador de las reuniones y cumbres económicas a nivel internacional. Su discursos llaman a la acción, sacude al auditorio. Con los papeles en la mesa como guía, pero sin leerlos, el presidente francés ha sacudido a nuestros senadores y diputados.

PS: Cuando El Elíseo cuelgue el video de esta intervención lo enlazaré aquí. Algún día habrá que hablar de cómo usa la presidencia francesa internet para mostrar esa hiperactividad sarkoziana. De momento, soberbio Buenafuente anoche en su monólogo sobre la visita de Sarkozy:

PS2: “Por fin España está a la altura de Francia”, retoque fotográfico de la Fragua:

fragua_sarkozy_zapatero

El facebook de los líderes mundiales

Friday, April 24th, 2009

The Atlantic se marca esta viñeta con el grupo del Facebook de los líderes mundiales:

Merece la pena verlo en grande.