Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • April 2012
    M T W T F S S
    « Feb   May »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Twitter

Los ‘trapos’ de Sarkozy

Moeh Atitar de la Fuente - Thursday 26 de April de 2012

Si Marine Le Pen moderó algo el discurso de su padre, y ello tal vez facilitara los mejores resultados de su formación de extraderecha, Sarkozy parece el mejor discípulo del viejo político extremista.

‘El presidente saliente’, como le llama hoy Le Parisien en su directo, ha simplificado, radicalizado y popularizado su discurso hasta extremos que parece haber contratado a los mejores asesores de Le Pen (padre). Lo más preocupante es que no parece una pose: Sarkozy se cree su discurso lleno de ataques a los extranjeros, alabando el proteccionismo, el cierre de fronteras y deslizándose hacia la islamofobia. Le queda entrar contra los homosexuales para convertirse en un verdadero frente nacionalista. Hagan el ejercicio de seguir sus mítines mediante su twitter, a golpe de 140 caracteres: simplista y claro.

El populismo incluye cierta dosis de trajes populares, máxime cuando el pie de foto dice: "Pueblo de Francia, no somos los herederos de una página en blanco. Yo me bato por una Francia fuerte que mira de frente a su historia"

El populismo incluye cierta dosis de trajes populares, máxime cuando el pie de foto dice: "Pueblo de Francia, no somos los herederos de una página en blanco. Yo me bato por una Francia fuerte que mira de frente a su historia"

Ayer Sarkozy recuperó a un viejo enemigo mediático, de los tiempos en el que el hoy presidente era un duro ministro del Interior. Acudió a un plató para debatir sobre el antisemitismo. En frente tenía a Tariq Ramadan, un intelectual de origen egipcio, nieto del fundador de los Hermanos Musulmanes, y a que muchos acusan de un doble discurso de moderado y conciliador cuando se dirige al ‘mundo occidental’, y de extremista cuando se dirige al ‘mundo musulmán’. El choque fue furibundo entonces.

“Cuando Tariq Ramadan osa pedir el voto para F.Hollande, no he escuchado decir a F.Hollande decir que esto  le moleste”, soltó Sarkozy ayer, para agregar que desde 700 mezquitas se había pedido el voto para Hollande. Hoy, el candidato socialista, entra al trapo, según recoge Le Parisien en su directo:

Selon lui, je serais soutenu par Tariq Ramadan », un homme « aux thèses contestables » qui n’a pourtant jamais « prononcé mon nom ». «Et je n’ai pas à me justifier quand un individu dit qu’il n’aime pas le pouvoir sortant. Je n’ai rien à voir avec ces thèses là. Amalgame, mensonge, comment l’admettre d’un sortant ?» « Deuxième mensonge », lâche François Hollande, passablement énervé, qui continue. « Troisième mensonge […]à une heure de grande écoute » annonce le Corrézien : « Je serais soutenu par 700 mosquées ». « On est dans l’amalgame, ça en dit long sur le dérive de Nicolas Sarkozy ».

Sarkozy ya ha hecho que Hollande conteste a una primera provocación. Hoy y los días siguientes nos esperan más entregas de estos episodios. Se le agregará la acusación de que Hollande no quiere debatir tanto frente a Sarkozy. Olvida este la máxima de la política actual: si vas ganando, no debatas todo lo que quiera debatir el que va perdiendo.

De forma lamentable, Sarkozy está enmarcando los temas de esta campaña. Y son los temas clásicos de la extremaderecha. Ha entendido que solo puede ganar con el mayor número de votos de la extremaderecha.

Los votantes del FN, tratados como apestados políticos hace diez años cuando en masa se llamó a votar contra Le Pen y a favor de Chirac, hoy son personas a las que hay que ‘entender’ y ‘comprender’: ” Es absolutamente cierto que [los electores del FN] no son seducidos por las tesis de la extrema derecha, ha declarado el presidente saliente en una entrevista en France Inter. “Es gente que dice: esto no puede durar mas, queremos conservar nuestro modo de vida, las fronteras, la nación. No somos racistas”, ha concluido arkozy.

Lo que queda de campaña el presidente saliente se va a jugar en esta deriva populista y más ultraderechona. Sarkozy va a seguir provocando a Hollande. Es lo que le queda: convencer al extremismo de derechas de que él es la solución. ¿Las elecciones las ganan los extremos? Podíamos pensar que los caladeros de votos están siempre en el electorado de centro, el que no le importa cambiar el voto entre ‘la no muy derecha’ y ‘la no muy izquierda’. A ellos da la espalda Sarkozy; veremos si por allí se le escapan aún más votantes.

No tan al margen:

Escribe Miguel Mora en su blog:

Porque, si acaso hay alguien ahí fuera: ¿quién de ustedes piensa realmente que el centrosocialista François Hollande será capaz de ganar al ultraderechista Nicolas Sarkozy el 6 de mayo y convertirse en el próximo presidente de Francia? (dejen su comprendido -como decía Martín Romaña-, SVP).

 

Comments are closed.