Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • September 2019
    M T W T F S S
    « Jun    
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Instagram
  • Twitter

Archive for the ‘Palestina’ Categora

Un olivo y fotos con pocas ganas de paz

Monday, June 9th, 2014

Me ha llamado la atención que los tres medios de referencia en España hayan tirado los tres por la misma escena del acto celebrado hoy en El Vaticano, donde el papa Francisco ha sido el anfitrión para un encuentro entre Abbas, líder de la Autoridad Nacional Palestina, y Simon Peres, presidente de Israel.

foto1

foto2

foto3

Por curiosidad (y/o defecto profesional) me he puesto a buscar fotos que ha servido por ejemplo Getty Images. Yo hubiera optado por otros momentos:

 

Estos son solos dos ejemplos donde con otras fotos se podía haber contado otra cosa. La elección de la fotografía en una noticia es tan editorializante como un titular. En las fotos publicados vemos a tres personas ancianas con cara de aburrimiento y con gesto de ‘esto no sirve para nada’. Mientras que en las dos fotos de Getty vemos hasta un acercamiento. Es la opción que ha elegido el NYT:

fotopapa

World Press Photo o la polémica que no debió de existir

Wednesday, May 15th, 2013

Alimento. Más que de fotografía deberíamos de hablar primero de periodismo. Últimamente, cuando nos juntamos más de dos periodistas, hablamos de lo mal que está la cosa; hace unos años hablábamos del modelo de negocio que teníamos que seguir para evitar llegar a donde hemos llegado, sin ser conscientes de que esas decisiones, en el fondo, no las tomamos nosotros y no tenemos ni idea de negocio. Lo nuestro debería ser contar historias y discutir de cómo las hemos contado. Vayamos a lo segundo.

Ayer nos despertábamos con un post publicado el lunes (tardamos en llegar a él) en el que se aseguraba que la foto ganadora del World Press Photo, Entierro en Gazaera en realidad una composición de varias imágenes, y por lo tanto, una manipulación inaceptable de la realidad. El blogger aseguraba que Hansen no había proporcionado el archivo raw, esencial para hacer un análisis digno de llamarse así. Y sin embargo él mismo, sin archivo raw (el archivo crudo, bruto, de la fotografía), se lanzaba a hacer un análisis forense (la foto está más muerta que nunca, aquí una constatación) para dictaminar que Hansen había manipulado todo y que la foto premiada procedía de haber mezclado varias imágenes. El premio debería de ser retirado y Hansen condenado al ostracismo fotográfico por mentiroso.

Unos días antes el otrora prestigioso Spiegel escribía un artículo diciendo que Hansen no había proporcionado el archivo raw. No había ninguna coletilla de ‘según ha confirmado la propia organización’ y lo daban por sentado. Además añadían:

Pro-Israeli bloggers and journalists, in particular, had accused him of manipulation and embellishment. Other photographers have also been critical of the photo’s selection for the World Press Award. Some fear that the boundaries are becoming blurred between journalistic photography, on the one hand, and artistic and commercial image design, on the other. Industry publications like Freelens Magazin have also voiced criticism of the trend.

Sospecho que si la foto ganadora hubiera retratado una procesión de la Semana Santa Sevillana, esta polémica solo hubiera sido alimentada por los ‘expertos en fotografía’, y no hubiera sido ni de lejos tan amplia. Se reduce, entonces, no solo a la técnica, no solo a la postproducción, sino al tema que se retrata: el dolor palestino no puede ser premiado, no puede ser reconocido. Así que lancemos, con el perdón, más mierda sobre la foto. Porque todos sabemos que los palestinos son unos actores excelentes, que cuando entierran a unos niños porque una bomba israelí lo has asesinado, son lágrimas de photoshop (aviso, es ironía, que últimamente la gente no la capta muy bien).

Así que con todo esto, un supuesto análisis y la acusación (sin confirmación de la propia organización) de que Hansen no había entregado el raw, los medios se lanzaron a hacerse eco del escándalo, de la mentira y de la manipulación.  Ningún medio citaba a un experto serio en la materia, que hubiera ponderado ese supuesto análisis. Acudieron, como mucho, a fotógrafos o editores que dieron su opinión ‘estética’ sobre la foto. Algunos, osados, daban por verdadero ese análisis. Es difícil que un fotógrafo sepa hacer un análisis sobre la manipulación del raw. Necesita una formación específica, que roza casi con la informática, para poder hacer un análisis conveniente. Y no era el caso. Un experto hubiera dicho que sin raw, no hay análisis y que lo hecho por el blogger era más bien conjeturas sin fundamento.

La fundación World Press Photo quiso zanjar el tema, y emitió a las 14h44 un comunicado sobre el caso diciendo que pese a que  “no tenían dudas sobre las explicaciones” de Hansen, habían decidido, con la cooperación del fotógrafo, someter a la fotografía a otro análisis más detallado realizado por dos expertos. A las 19h33 el dictamen era concluyente: la manipulación no existía.

Y esto solo fue el alimento de muchos medios durante todo el día de ayer. Muchas visitas. Nadie espera. Nadie pondera que detrás de esa acusación no hay sustento alguno, no hay periodismo, no hay fuentes. ¿Llamar a un experto? ¡No! No vaya a ser que nos estropee la polémica y las visitas del día. No hacemos periodismo, porque nuestro alimento, en forma de visitas, es llevar exactamente lo que lleva el otro. Los ingleses lo llaman ‘me too’. Y claro, una vez resuelto que no había polémica, no vamos a desmontar todo el tinglado que llevábamos todo el día montando. Dejemos que la duda fluya.

Estética no es ética. Esta fotografía ha sido objeto de una absurda polémica desde el primer momento. Se le acusaba a Hansen de haber hecho mucho photoshop  y de que esa foto no existía, no tenía validez, porque no era como la había tomado su cámara y que era fruto de la postproducción. Recréense en la palabra: postproducción.

Todo se reduce a que en el mundo de la fotografía actual (y adyacente) convivimos gente que nuestro cuarto oscuro es el photoshop, mientras otros no han salido físicamente del cuarto oscuro, donde siguen intentando descifrar cuál es el fijador y cuál es revelador. No controlan las herramientas actuales, y siguen creyendo que las fotos que se positivaban en el laboratorio son pura verdad. Y no se enteran de que en el laboratorio se hace exactamente lo mismo que en photoshop, con la salvedad de que no hay líquidos de por medio.

La discusión aceptable puede moverse en el campo de la estética. Discutamos si la imagen funciona o no, si está contrastada, si hay demasiado detalle en las sombras…En definitiva, si nos gusta o no. Y quedaría reducido a una discusión muy parecida a si un trabajo tiene más gancho en blanco y negro o en color.

Pero es absurdo decir que esa foto no es verdad. Hablemos mejor de honestidad. El fotógrafo retrata una parte de lo que es testigo, con un aparatito que ya distorsiona por si solo todo eso: desde la lente que utiliza, el ISO al que tira, diafragma, velocidad… Manipula con su cámara lo que tiene delante para tener ese trozo. El resultado es honesto o no si ha querido poner más invención de la necesaria.

Insisten los detractores del ‘retoque’ que esa imagen no debería de procesarse más allá de lo aceptable.  Parecen no entender que la misma cámara tiene distorsiones de color, de luz, etc… Que esas distorsiones tienen que ser corregidas, mejoradas y arregladas, porque la fotografía, al igual que un texto periodístico, es lo más subjetivo que hay. Entendemos la diferencia que hay entre un teletipo y una crónica de autor, pero parece mentira, en la fotografía, no sabemos distinguir nada. Aceptamos que un periodista, jugando a literato, plague su crónica de adjetivos. Pero pobre del fotógrafo que saque detalles de las sombras…

Les dejo, finalmente, con una foto honesta, retocada como le dio la gana al autor, y que ha ganado el World Press Photo 2013:

Gaza burial. World Press Photo of the Year, Spot News, 1st prize singles, Paul Hansen

Gaza burial. World Press Photo of the Year, Spot News, 1st prize singles, Paul Hansen

PS: Recomiendo la lectura de este post: “Cuando la cámara señala los niños muertos, los necios miramos el RAW

PS2: Para que vean que detrás de la imagen no hay actores, aquí un post escrito por Miguel Ángel Medina que visitó a la familia.

Israel, en su línea

Monday, May 31st, 2010

A nadie le puede sorprender el ataque de Israel a una flotilla con ayuda humanitaria destinada a la sitiada Gaza, aunque siempre queda la duda previa: “¿No será capaces?”. Y son capaces, de parar una flotilla con ayuda humanitaria, porque fueron capaces tan solo hace año y pico de asesinar a más de 1.000 civiles. Califequemos ya de hecho de que los gobiernos israelíes, buscaron, buscan y buscarán tener sometidos, humillados a los palestinos, con la denuncia, el silencio o la aprobación del resto de mundo, pero siempre sin pagar las consecuencias de sus contínuos crímenes.

22.15 Las armas de los activistas. Estas son las armas con las que los activistas hicieron frente a un abordaje  a todas luces ilegal (en aguas internacionales):

Resultado: un soldado israelí herido, y 10 activistas muertos. A todas luces los activistas respondieron de forma desproporcionado: frente a armas de fuego, usaron tirachinas, palos de sombrilla y sillas de plástico. Las imágenes son del ministerio de Defensa Israelí.

15.00 El menú de Gaza. La maquinaria propagandística israelí llega a niveles de manipulación supinos. Escribe Moniga G. Prieto en su blog en Cuarto Poder:

En la ofensiva israelí de 2006 contra el Líbano, uno de los muchos correos electrónicos de la Oficina de Prensa del Gobierno de Israel llamó mi atención. Se trataba de la petición de una ONG local en la que se pedía la movilización internacional para proteger los perros y gatos del norte de Israel, objetivo de los cohetes de Hizbulá. Allí me encontraba, cubriendo el conflicto y constatando los limitados daños en territorio israelí mientras, al otro lado de la frontera, llegaban imágenes de destrucción total y noticias de centenares de muertos. Al principio pensé que era una broma de mal gusto, pero el lacónico mensaje carecía de ironía. La misma que le sobraba al último e-mail del mismo servicio de prensa que me ha vuelto a desconcertar, recibido hace dos días y titulado “Restaurante en Gaza”.

“Ante la llegada prevista de corresponsales extranjeros a Gaza para cubrir las supuestas dificultades humanitarias del territorio administrado por Hamas, y como parte de los esfuerzos para facilitar el trabajo de los periodistas en la región, la Oficina de Prensa del Gobierno se complace en llamar su atención sobre el menú del Restaurante y Club Roots de Gaza. Nos han dicho que el filete de ternera y la crema de espinacas son especialmente recomendables”.

El simpático mensaje electrónico se refiere al único restaurante que se puede considerar de lujo en la franja, frecuentado exclusivamente por extranjeros y en rara ocasión por palestinos adinerados, e impensable para el 95% (siendo generosos) de la población. Critica la existencia de un lugar sin carencias visibles –gracias a los productos de contrabando que llegan por los túneles egipcios más que a los autorizados por Israel- para así apoyar el argumento de que la flotilla humanitaria que se dirige a Gaza para distribuir ayuda a 1.5 millones de personas es innecesaria y “una provocación” en palabras del coronel Moshe Levy, alto responsable israelí para Gaza, dado que en la franja palestina “las tiendas rebosan productos”, según el portavoz israelí Mark Reguev.

11.00.- España convoca al embajador israelí en Madrid, para que se explique (ojo, no parece ser una llamada a consultas).

Imágenes, no hechos. Tratar un hecho de esta magnitud como si solo importara el daño que le puede hacer a la imagen de Israel: “Las imágenes no son ciertamente agradables. Solo puede expresar mi lamento por todas las víctimas”. Declaraciones del ministro de industria israelí Binyamin Ben-Eliezer en una radio del Ejército. Y el mismo agrega, preparando la estretegia venidera de Israel, convirtiendo a las víctimas en culpables: “En el momento e el que alguien trata de arrebatarte tu arma,  para robar tus armas, es cuando empiezas a perder el control”.

“Israel navega en el mar de la estupidez”. Gideon Levy escribe en Haaretz:

The Israeli propaganda machine has reached new highs its hopeless frenzy. It has distributed menus from Gaza restaurants, along with false information. It embarrassed itself by entering a futile public relations battle, which it might have been better off never starting. They want to maintain the ineffective, illegal and unethical siege on Gaza and not let the “peace flotilla” dock off the Gaza coast? There is nothing to explain, certainly not to a world that will never buy the web of explanations, lies and tactics.

Only in Israel do people still accept these tainted goods. Reminiscent of a pre-battle ritual from ancient times, the chorus cheered without asking questions. White uniformed soldiers got ready in our name. Spokesmen delivered their deceptive explanations in our name. The grotesque scene is at our expense. And virtually none of us have disturbed the performance.

Un año de la matanza israelí sobre Gaza

Monday, December 28th, 2009

Hace un año Israel lanzaba la llamada operación plomo fundido. Bajo el pretexto de poner fin al lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza, Israel, primero por aire y luego por tierra, lanzaba toda su fuerza contra uno de los territorios donde la densidad de población civil es la más alta del mundo. Mató a unas 1.400 personas, la inmensa mayoría de ellos civiles desarmados (unos 800, según cálculos de la ONU, junto a 250 policías y 350 milicianos de Hamás).

No solo fue eso, la muerte y la destrucción: Israel demostró su lado más matonil, demostró una vez más (esta vez sin maquillaje) que se salta a la torera todo el derecho internacional y sobre todo la decencia humana. Destruyó hospitales, bombardeó refugios conocidos y señalados de civiles y usó armas prohibidas como el fósforo blanco. Todas sus acciones fueron vistas ante los ojos de una Comunidad Internacional, que protestó, se indignó, como paso previo a hacer lo que hace siempre con Israel: mirar para otro lado.

No gobernaba el mundo por aquel entonces el flamente premio Nobel de la paz, Barack Obama. Parecía que esa era la carta de bienvenida al nuevo, y la despedida al saliente Bush, de ese “amigo y aliado” que tienen en los gobernantes de Israel.

Pero no olvidemos lo importante: la operación plomo fundido formaba parte de la campaña electoral de la entoces ministra de Exteriores israelí, Livni, que se tenía que enfrentar a un Netanyahu en cuya carta de visita figura el mayor menosprecio a la dignidad humana de los palestinos. Y el cálculo electoral de Livni le salió mal, porque Netanyahu ganó, por poco, las elecciones, y se alió con el utranacionalista Avigdor Lieberman, que no había perdido la oportunidad antes y durante la campaña electoral de pedir el exterminio de los palestinos.

En estos días transcurridos nada ha cambiado. O sí: la cosa ha ido a peor, aunque ahora no nos ocupe y casi no nos preocupe lo que pasa en Palestina. Los nuevos dirigentes israelíes (o simplemente los que relevaron a los anteriores, porque de nuevos tienen poco) se niegan a cualquier solución que pase un Estado palestino. Netanyahu niega hasta el reclamo del propio Obama (hecho con la boca pequeña, a tenor de los hechos) : no quiere ni oír hablar de un Estado palestino, y con la imaginación propia de alguien que solo sabe hacer engaños y triquinuelas, propuso un engendro para los palestinos, sin ejército, sin soberaní, sin Hamás (como si se pudiera borrar del mapa) y, por supuesto, sin dignidad alguna.

A Israel le ha dado igual que se hayan emitido varios informes en los que señalan que violó los Derechos Humanos y cometió crímenes de guerra. Le ha dado igual porque ha contado con el apoyo de todos. Veamos lo que dijo el relator de DD HH de la ONU, Robert Falk, profesor de Derecho en la Universidad de Princeton, al la ONU envió a hacer uno de tantos informes sobre lo que hizo Israel, y al que porsupuesto prohibió el acceso a la franja:

“Si no es posible distinguir entre civiles y militares, lanzar un ataque es ilegal y constituiría un crimen de guerra de la mayor magnitud según la legislación internacional. (…) El confinamiento obligatorio de la población en zona de combate debe ser considerado un crimen de lesa humanidad”.

El Consejo de Seguridad de la ONU también mandó al juez Richard Goldstone, que conluyó que la operación israelí iba dirigida deliberadamente contra la población civil, y de paso, como no, aseguraba que el lanzamiento de cohetes sobre Israel, podía ser también “equiparables a crimenes de guerra”, por eos de equilibrar las cosas, pese a que los 778 cohetes causaron mucho terror, y mataron a 4 civiiles israelíes ¿Dónde está la proporcionalidad?

Estos informes no sirvieron de nada, porque la ONU deicidió que este informe no tuviera carácter ejecutivo, con lo que no se podía iniciar un proceso internacional contra los responsables. Se demostraba, así, una vez más, de que Israel tenía carta libre para pisotear sin ninguna consecuencia los Derechos Humanos y matar a civiles a discreción.

Desde aquí, desde España, Israel también recibió primero una mala noticia, y enseguida el Gobierno del PSOE la convirtió en una excelente noticia. El juez Andreu, de la Audiencia Nacional,  iniciaba una investigación sobre un bombardeo en Gaza que acabó con la vida de 14 civiles. Andreu acusaba a siete altos cargos militares, entre ellos el ex ministro de Defensa Benjamín Ben-Eliezer. Al tratarse de un delito de lesa humanidad, el juez se veía respaldado con la leyes españolas, que permitían investigar estos hechos si no había una causa abierta en el lugar donde se cometieron. Israel montó en colera, y llamaron enseguida al ministro Morantinos, que prometió cambiar la ley: Así lo contó la entonces ministra de Exteriores israelí, Livni: “El ministro Moratinos me acaba de decir que España ha decidido cambiar su legislación relativa a la jurisdicción universal y que esto puede evitar los abusos del sistema legal español (…) Creo que es una noticia muy importante y espero que otros países europeos hagan lo mismo”. Dicho y hecho: el PSOE, aliado con la derecha, usaba una ley para reformar juzgados para limitar la jurisdicción solo a los casos cometidos fuera de España en la que estuvieran implicados españoles. No se sabe si el Gobierno de Zapatero mandó antes el borrados a Tel Aviv para ver si era de su gusto, pero desde luego el Gobierno, de presunta izquierda, quedaba a la altura de las pezuñas. Consecuencia: La Audiencia Nacional decide el 30 de junio cerrar la causa antes de que se la manden cerrar.

¿Dónde quedaba aquel Zapatero mitinero que se puso un pañuelo palestino al cuello y que le llovieron las críticas desde la caverna? Nada de nada, su Gobierno ha dado un paso más y ha firmado un acuerdo de cooperación entre la industria militar española y la israelí. El buenismo del jefe del Ejecutivo seguro que le lleva a pensar que España venderá solo tirachinas al Tel Aviv, arrancándole el compromiso de que no se use contra los palestinos. ¡Ja!

Los 1.400 muertos fueron los únicos que descansaron. Son los que han visto el final de su historia. Los que sobrevivieron a las bombas, sobreviven al asedio. La destrucción de las bombas dejó las de por sí paupérimas infraestructuras de Gaza reducidas a la nada. Israel continúa su bloqueo, y no ha dejado pasar el material de construcción necesario, porque sostiene que el hormigón, los ladrillos, el asfalto, puede ser usado por Hamás para atacarle.

La parte de la reconstrucción tiene un punto de humor. La comunidad internacional, ya con el EE UU de Obama al frente, convocaba una conferencia de donantes en Egipto. Y mandaba al frente de su delegación a Hillary Clinton, su secretaria de Estado, que hacía unos años tenía cierta simpatía hacia los palestinos (sin exagerar) a la que renunció porque sin el voto judío no podía obtener su puesto de senadora, empleándose a conciencia en ser una buena amiga del estado hebreo. Pues los reunidos en Egipto (el país que ayuda al bloqueo de la Franja de Gaza manteniendo cerrado su paso) acordaron una lluvia de millones para reconstruir Gaza: poco más de 3.500 millones de euros, en una conferencia que parecía un “quien da más”. Estas ayudas quedaron en cero, porque Isreal sigue manteniendo su bloqueo, y nadie hace nada para que esto cambie. Todo va a peor.

Para que los palestinos no olviden lo matón que es Israel, este fin de semana mataba a seis militantes de Al Fatah. Tres de ellos, según Israel, estaban demasiado cerca del muro de la indignación en Gaza, y se los cargaron. Los otros tres, en Nablus, Cisjordania, estaban acusados de haber matado días atrás a un colono hebreo. El estado demoocrático y de derecho de Israel iba hasta sus casas y ejecutaba, sin juicio previo alguno, a los tres.

Y la cosa sigue igual de mal: Israel no parará la construcción de nuevos asentamientos de colonos, y el canje de prisioneros de los palestinos está más que congelado por la misma actitud matonil que ha conducido la política de Israel hacia los palestinos.

PS: Desde aquí me sumo a esta iniciativa, que pretende marchar, de forma pacífica sobre Gaza para poner fin al asedio israelí.

Entradas relacionadas en Guerra y Paz:

Pope, Welcome to Aida, Palestine.
Suave informe de la ONU sobre Gaza.
Cálculos sobre Gaza
Las armas usadas por Israel contra Gaza
Ganadores inciertos, perdedor seguro, en un país ingobernable
Cómo cargarse la jurisdicción internacional de la Audiencia Nacional
Algo cambia, algo queda
Una tregua falaz
Yo tampoco soy antisemita
Bombardear hospitales, la ONU y a periodistas
Carlos III, el palestino
ONU, ¿qué ONU?

Dos titulares de Biden, medio de Obama

Monday, July 6th, 2009

El vicepresidente de EE UU, J. Biden, dio dos titulares en la entrevista que concedió ayer a ABCNews: el primero se refiere a la economía, y la “malinterpretación” que se ha hecho sobre la situación: es peor de lo que se pensaba. El segundo titular se refiere a Irán: EE UU no parará los pies a Israel en un ataque contra las instalaciones iraníes: “Si el gobierno de Netanyahu decide llevar a cabo acciones diferentes a las que llevamos ahora, es su derecho soberano a hacerlo. Esa no es nuestra elección”. Lo repitió tres veces en la entrevista.

En el mejor de los casos EE UU e Israel pueden estar jugando al policía bueno y al policía malo. Obama le tiende la mano tendida para unas negociaciones (en stand by por el pucherazo electoral y la convulsión social) mientras Netanyahu amenaza con un ataque. El problema es que a veces el poli malo hace cosas que el poli bueno no termina de entender, pero como no deja de ser también un poli, le cubre en sus excesos.

Arabia Saudí entra también en este juego: Times publicó ayer que hay que Riad miraría para otro lado si aviones israelíes violan su espacio aéreo para un ataque contra las instalaciones nucleares iraníes. De producirse el ataque, los países árabes pondrían el grito en el cielo, pero en el fondo verían con buenos ojos haberle parado los píes a las aspiraciones nucleares de Teherán, como sucedió a principios de los ochenta con el ataque contra las instalaciones iraquíes de Sadam (en cuyos interrogatorios recientemente revelados deja claro, que casualidad, que sus megalomanías sobre las Armas de Destrucción Masiva eran de cara a Irán). Un dato más: por primera vez un submarino israelí ha atrevasado el Canal de Suez, escoltado por buques egipcios.

Mientras se dirimen las aspiraciones nucleares persas, EE UU sabe que tiene que ofrecer una solución aceptable a los palestinos. Con ello le quita un argumento a Irán, y le da otro a los países árabes para un apoyo más o menos velado contra Irán. Así, Obama ha pedido a Marruecos, por ejemplo, que sirva de intermediario entre israelíes y países árabes. Está por ver si en esto Israel ayuda.

Desde Teherán, Ahmadineyad hace guiños a la negociación con Obama, pero en unas negociaciones públicas.  No será en todo caso hasta después de verano; mientras, el reelegido presidente (con descontento social y  pucherazo electoral mediante), tiene que calmar sus aguas internas; no ayuda a nada la miopía del regimen de los ayatolás en su persecución a la oposición y a la prensa extranjera; la última novedad es que Teherán perseguirá a todo iraní que colabore con medios y webs extranjeras. ¿Para qué irse fuera si en Irán tienen una supina libertad de prensa? (nótese el sarcasmo).

Queda el medio titular que dio Obama en su entrevista a un medio ruso, concedida con motivo del viaje que arranca hoy. “¿Qué mejoraría de su persona?”, le preguntó el periodista. “He empezado a jugar al golf tarde, y no estoy contento con mi swing”.

Obama practica su swing en California. Foto | Peter Souza, White House

Podemos estar tranquilos. El presidente de EE UU solo tiene que mejorar su swing y patear un poco mejor. En el resto de cosas es perfecto, no necesita mejorar; al menos eso piensa él. Por si acaso, dice que uno de los segundos cometidos de su mujer es impedir que se ponga “gallito”.

Pope welcome to Aida, Palestine

Monday, May 11th, 2009

En el campo de refugiados de Aida (Belén, Cisjordania), se estaban preparando todo para la visita que el Papa va a hacer el próximo miércoles. La Autoridad Nacional Palestina estaba construyendo hasta una plaza desde donde Benedicto XVI iba a dirigirse a los habitantes de este campo de refugiados.

Pero había un pequeño detalle que Israel no ha pasado por alto: la plazoleta que estaban construyendo los palestinos, desde donde la máxima autoridad de la Iglesia católica iba a dirigir un breve discurso, estaba al pie del muro de la vergüenza, esa construcción ilegal, que reduce aún más a Palestina en un gueto.

Welcome Pope to Aida Palestine

Papa, bienvenido a Aida, escribe un niño sobre el muro (AFP)

La fotografía de Benedicto XVI con la prueba del delito detrás era intolerable. Así que Tel Aviv, sin disimular que el motivo era el muro, ha confinado a Ratinzger en un colegio, lejos de ese encuadre del Papa con el muro detrás que iban a sacar todos los medios. Pero no ha habido polémica: el Vaticano lo ha acatado, y nos ha dejado sin esa instantánea.

Si los palestinos no pueden aprovecharse de la visita, mezclar la política y la religión con el Papa de por medio, Israel se ha lanzado a una actividad frenética de propaganda.

Por cierto, el campo de Aida es conocido por las pintadas que tiene el muro de la vergüenza a su paso, entre ellas del conocido pero anónimo Bansky .

El suave informe de la ONU sobre Gaza

Wednesday, May 6th, 2009

— Siete ataques directos a operaciones de la ONU.

— El Ejército israelí disparó intencionadamente contra miembros de la ONU y civiles refugiados en sus instalaciones.

— El combustible de la ONU fue destruido por los bombardeos israelíes, dificultando o impidiendo la labor humanitaria.

Un total de 53 instalaciones usadas por la misión de la ONU en Palestina (UNRWA) fueron dañadas o destruídas durante los bombardeos de Israel sobre Gaza. Entre ellos se encuentran 37 escuelas (seis usadas como centro de emergencia), seis centros sanitario, dos almacenes de alimentos. 

Estas son algunas de las conclusiones del informe dado a conocer por el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, sobre el ataque a instalaciones de la ONU durante los bombardeos de Israel sobre Gaza. Un total de nueve acciones. La ONU no entra a investigar que les pasó al resto de palestinos durante la acción del matón de Israel (alrededor de 1.400 muertos y unos 5.000 heridos). Para qué complicarse la vida. Y es, en todo caso, la versión moderada, soft, light, etc, sin entrar en detalles como la muerte de unos 40 civiles en un cuartel de la ONU, caso que pasó de tapadillo. El señor Ban Ki se ha guardado para él las 180 páginas del informe real.  La ONU, diluyendo responsabilidades, pedirá como compensación por los daños 11  millones de dólares, no solo a Israel, sino también a Hamás o cualquier grupo palestino.

Israel no ha pedido el número de cuenta de la ONU nada más conocerse la noticia. Ha acudido a su clásico: “Las evidencias muestran una cosa y el informe de la ONU muestra claramente que no está mirando a la realidad“.  De nada sirvió que el propio secretario general de la ONU les dio las gracias por la cooperación para hacer este informe. Mientras, en Washington, actuaron con su otro mantra: “La solución pasa por dos estados” y la seguridad de Israel “no es negociable”. Todo esto ya lo sabíamos. 

Entradas relacionadas en Guerra y Paz:

Cálculos sobre Gaza
Las armas usadas por Israel contra Gaza
Ganadores inciertos, perdedor seguro, en un país ingobernable
Cómo cargarse la jurisdicción internacional de la Audiencia Nacional
Algo cambia, algo queda
Una tregua falaz
Yo tampoco soy antisemita
Bombardear hospitales, la ONU y a periodistas
Carlos III, el palestino
ONU, ¿qué ONU?

Gestos

Sunday, April 19th, 2009

Dos gestos ha hecho la administración Obama este fin de semana: en la V Cumbre de las Américas, el presidente de EE UU anunció que se inicia una nueva etapa en las relaciones con Cuba, aunque Washington espera respuestas de La Habana, en relación sobre todo con  los presos políticos y los derechos humanos.

Segundo gesto: EE UU ha anunciado que finalmente no participará en la cumbre contra el racismo que arranca mañana en Ginebra. La reunión en Suiza pretende revisar lo acordado en 2001 en Durban, Sudáfrica, cuando otra administración de EE UU abandonó también la cumbre. Todo porque la declaración final contenía lo siguiente: “En relación a Oriente Próximo, la declaración de Durban expresa su preocupación sobre la difícil situación del pueblo palestino bajo la ocupación extranjera y reconoce el inalienable derecho del pueblo palestino a al autodeterminación y el derecho a un estado independiente. También reconoce el derecho a la seguridad de todos los países de la región, incluyendo Israel, y llama a todos los gobiernos a apoyar el proceso de paz y llevarlo a un pronto final”. Ni que decir tiene que Israel también abandonó el encuentro.

Washington ha estado mareando la perdiz sobre su presencia en Ginebra hasta última hora. Israel y Canadá anunciaron que no iban a asistir, máxime cuando a la reunión iba a asistir el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, un negacionista del Holocausto. Ahmadinejad se lo tiene que hacer mirar también, ya que la declaración de Durban es también tajante sobre los estúpudos negacionistas: La Declaración de Durban recuerda que el Holocausto no debe nunca ser olvidado”.

Dicen que en la decisión de la administración Obama han pesado los lobbys israelíes; poco importa si es así. Esta decisión es heredera de las anteriores: siempre que EE UU se enfrenta a ir a una cumbre de la ONU donde va de igual a igual con otros países (sin derecho a veto) decide no ir, por miedo a una declaración que le saque los colores en lo obvio. Y en esto, no hay gestos de momento.

Actualización: Australia y Países Bajos anuncian que no irán a la cumbre, mientras la República Checa — presidencia de turno de la UE — ha convocado una reunión para consensuar una postura común sobre el encuentro.  Aquí el borrado completo (PDF) .

Criticar a Israel

Sunday, April 5th, 2009

¿Es antisemita criticar al Gobierno israelí?“, se pregunta Milagros Pérez Oliva, defensora de los lectores de El País, en el artículo de esta semana, a raíz de las misivas críticas enviadas por la embajador de Israel a los responsables de El País donde critica la cobertura de la ofensiva sobre Gaza, y el trabajo del corresponsal en Israel Juan Miguel Muñoz. Una estrategia propagandística seguida con otros diarios y periodistas, como por ejemplo el diario Público.

El embajador de Israel, si no lo ha hecho ya, tiene que estar preparando otra carta por la “falta de objetividad” en este reportaje que emitió ayer Informe Semanal, y que retrata la cruda realidad de la guerra que Israel lanzó contra una de las zonas más dénsamente poblada del planeta.

Cálculos sobre Gaza

Tuesday, March 3rd, 2009

70 países sacaron ayer la chequera en el balneario de egipcio Sharm el Sheij y comprometieron 3.500 millones de euros para la reconstrucción de la Franja de Gaza. 3.500 millones de euros para reconstruir un territorio que fue arrasado por un desastre natural. Nadie bombardeó la franja de Gaza y mató a más de 1.300 personas. Fue un huracán, un terremoto, u otro tipo de desastre. Por eso la solidaridad ha sido tan clara, tan rotunda.

Es una ayuda sustanciosa, en un tiempo de crisis económica garrafal.Si dividimos los 3.500 millones de euros entre los 360 kilómetros cuadrados que tiene la franja de Gaza, toca a 9,7 millones de euros por kilometro cuadrado. Toda una inyección para las maltrechas infraestructuras tras el paso de ese desastre natural al que se le dio el nombre de Operación Plomo fundido, y que vino precedido de unos tres años de bloqueo del territorio, también como si fuera un desastre natural: sin culpables, pese a que las armas procedieron, en parte, de las mismas chequeras.

Es, también, una ayuda que puede abrir la puerta a futuras inversiones, si atendemos a algunos precedentes: el aeropuerto de Gaza, construido en su mayor parte con dinero español, fue arrasado en 2001 por Israel, y eso que aún Hamas no controlaba la franja. Los donantes — entre ellos 180 millones de euros de España — no han dejado del todo claro como van a canalizar esa lluvia de millones para paliar las consecuencias de la lluvia de bombas: la franja de Gaza está controlada y gobernada por Hamás. Clinton, la nueva secretaria de Estado, no mencionó su nombre, al decir: “Deben renunciar a la violencia, reconocer a Israel y aceptar los acuerdos firmados por la OLP”. Y aseguró que no quiere que este dinero vaya “a las manos equivocadas“, por lo que siguen pensando como hacer llegar estas ayudas: por un lado Hamas controla Gaza — y no la ANP de Abu Mazen — y por otro lado Israel mantiene bloqueado el paso.

El borrador de cualquier futuro queda, de nuevo, hipotecado, como los 3.500 millones de euros comprometidos en ayuda. Pendiente está aún la formación de un nuevo gabinete en Israel, presidido por el muy derechista Netanyahu  y que necesita del apoyo de la extrema derecha populista (racista y xenófoba) de Lieberman, que puede ser aupado a la cartera de exteriores o defensa. Ninguno de los dos tiene como prioridad la creación de un estado palestino.Pendiente está aún que se siga obviando a Hamas, como si no nombrarlo fuera a terminar con él. Pendientes tantos otros extremos que seguro da para otras cumbres con o sin 3.500 millones de euros.Para el final, éste reportaje de Al Jazeera, sobre dónde han de ir esos 3.500 millones de euros, si algún día llegan: