Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • August 2014
    M T W T F S S
    « Jun    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Twitter

Archive for the ‘Crimenes De Guerra’ Categora

Sospechas confirmadas

Saturday, October 23rd, 2010

Alguien que haya seguido la guerra de Irak no le puede sorprender las revelaciones de los papeles de Wikileaks. No le resta, desde luego, valor. Pero se consta lo que ya se había denunciado y, sobre todo, se le da un halo de oficialidad, al proceder los documentos del Ejército estadounidense: a la superioridad les importaba poco reducir las bajas civiles y atajar las torturas.

Los ejércitos modernos tienen la manía de documentarlo casi todo. Por eso ha quedado blanco sobre negro que las atrocidades cometidas por EE UU, casi siempre enmascaradas como ‘errores’, ‘daños colaterales’, o cómo se miró para otro lado cuando otros torturaban a su favor. Es escalofriante ver como cada uno de esos ‘errores’ quedó minuciosamente documentado e impune. Se da una estimación oficial de víctimas (109.000, de las cuales 66.000 son civiles), que no se aleja demasiado de las  cifras dadas por la organización Iraq Body Account (122.000).  Se constata que los estadounidenses tenían sospechas, más allá del discurso oficial, sobre la ayuda de Irán a las milicias chíies de su país vecino.Y que la presencia de mercenarios en Irak, ya por si elevada, era mucho mayor de lo que oficialmente ser reconocía hasta ahora.

El exceso se produjo durante la era Bush, desde luego. Pero la administración Obama también tiene su responsabilidad: algunas de las torturas de estos informes se produjeron ya bajo su mandato, y sobre todo es con Obama cuando se produce la cesión de unos 9.000 presos a la policía iraquí, sin ningún control sobre su estado ni trato recibido una vez entregados.

Dos frases que se repiten en los informes dejan patente la impunidad y la permisividad hacia los abusos: “No se requiere investigación posterión” y “ningún soldado estadounidense estuvo implicado en el incidente”.  Estos informes, recogen, además, la versión oficial de los errores. En muchos casos las escenas descritas asépticamente en esos informes, pueden haber sido en la realidad mucho más escalofriantes. ¿Quién oficial no va a maquillar un hecho que puede acabar con su carrera? A todos estos hechos documentados por el Ejército de EE UU hay que añadir las violaciones de derechos humanos de las que no mediaron informe alguno.

Wikileaks ha sabido tocar la mejor tecla para difundir su trabajo: acudir a los mejores medios anglosajones (salvo el francés Le Monde) e incluyendo a Aljazeera para compartir los informes y que ellos saquen sus conclusiones.The Guardian marca la diferencia con The War Logs, con hasta un gráfico que documento un día de muerte en Irak.  También es muy recomendable el especial de The Bureau of Investigate Journalism.

PS: Un vaticinio: La próxima gran guerra en la que esté implicado EE UU  estará militarmente documentada de manera distinta.

Israel, en su línea

Monday, May 31st, 2010

A nadie le puede sorprender el ataque de Israel a una flotilla con ayuda humanitaria destinada a la sitiada Gaza, aunque siempre queda la duda previa: “¿No será capaces?”. Y son capaces, de parar una flotilla con ayuda humanitaria, porque fueron capaces tan solo hace año y pico de asesinar a más de 1.000 civiles. Califequemos ya de hecho de que los gobiernos israelíes, buscaron, buscan y buscarán tener sometidos, humillados a los palestinos, con la denuncia, el silencio o la aprobación del resto de mundo, pero siempre sin pagar las consecuencias de sus contínuos crímenes.

22.15 Las armas de los activistas. Estas son las armas con las que los activistas hicieron frente a un abordaje  a todas luces ilegal (en aguas internacionales):

Resultado: un soldado israelí herido, y 10 activistas muertos. A todas luces los activistas respondieron de forma desproporcionado: frente a armas de fuego, usaron tirachinas, palos de sombrilla y sillas de plástico. Las imágenes son del ministerio de Defensa Israelí.

15.00 El menú de Gaza. La maquinaria propagandística israelí llega a niveles de manipulación supinos. Escribe Moniga G. Prieto en su blog en Cuarto Poder:

En la ofensiva israelí de 2006 contra el Líbano, uno de los muchos correos electrónicos de la Oficina de Prensa del Gobierno de Israel llamó mi atención. Se trataba de la petición de una ONG local en la que se pedía la movilización internacional para proteger los perros y gatos del norte de Israel, objetivo de los cohetes de Hizbulá. Allí me encontraba, cubriendo el conflicto y constatando los limitados daños en territorio israelí mientras, al otro lado de la frontera, llegaban imágenes de destrucción total y noticias de centenares de muertos. Al principio pensé que era una broma de mal gusto, pero el lacónico mensaje carecía de ironía. La misma que le sobraba al último e-mail del mismo servicio de prensa que me ha vuelto a desconcertar, recibido hace dos días y titulado “Restaurante en Gaza”.

“Ante la llegada prevista de corresponsales extranjeros a Gaza para cubrir las supuestas dificultades humanitarias del territorio administrado por Hamas, y como parte de los esfuerzos para facilitar el trabajo de los periodistas en la región, la Oficina de Prensa del Gobierno se complace en llamar su atención sobre el menú del Restaurante y Club Roots de Gaza. Nos han dicho que el filete de ternera y la crema de espinacas son especialmente recomendables”.

El simpático mensaje electrónico se refiere al único restaurante que se puede considerar de lujo en la franja, frecuentado exclusivamente por extranjeros y en rara ocasión por palestinos adinerados, e impensable para el 95% (siendo generosos) de la población. Critica la existencia de un lugar sin carencias visibles –gracias a los productos de contrabando que llegan por los túneles egipcios más que a los autorizados por Israel- para así apoyar el argumento de que la flotilla humanitaria que se dirige a Gaza para distribuir ayuda a 1.5 millones de personas es innecesaria y “una provocación” en palabras del coronel Moshe Levy, alto responsable israelí para Gaza, dado que en la franja palestina “las tiendas rebosan productos”, según el portavoz israelí Mark Reguev.

11.00.- España convoca al embajador israelí en Madrid, para que se explique (ojo, no parece ser una llamada a consultas).

Imágenes, no hechos. Tratar un hecho de esta magnitud como si solo importara el daño que le puede hacer a la imagen de Israel: “Las imágenes no son ciertamente agradables. Solo puede expresar mi lamento por todas las víctimas”. Declaraciones del ministro de industria israelí Binyamin Ben-Eliezer en una radio del Ejército. Y el mismo agrega, preparando la estretegia venidera de Israel, convirtiendo a las víctimas en culpables: “En el momento e el que alguien trata de arrebatarte tu arma,  para robar tus armas, es cuando empiezas a perder el control”.

“Israel navega en el mar de la estupidez”. Gideon Levy escribe en Haaretz:

The Israeli propaganda machine has reached new highs its hopeless frenzy. It has distributed menus from Gaza restaurants, along with false information. It embarrassed itself by entering a futile public relations battle, which it might have been better off never starting. They want to maintain the ineffective, illegal and unethical siege on Gaza and not let the “peace flotilla” dock off the Gaza coast? There is nothing to explain, certainly not to a world that will never buy the web of explanations, lies and tactics.

Only in Israel do people still accept these tainted goods. Reminiscent of a pre-battle ritual from ancient times, the chorus cheered without asking questions. White uniformed soldiers got ready in our name. Spokesmen delivered their deceptive explanations in our name. The grotesque scene is at our expense. And virtually none of us have disturbed the performance.

Un año de la matanza israelí sobre Gaza

Monday, December 28th, 2009

Hace un año Israel lanzaba la llamada operación plomo fundido. Bajo el pretexto de poner fin al lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza, Israel, primero por aire y luego por tierra, lanzaba toda su fuerza contra uno de los territorios donde la densidad de población civil es la más alta del mundo. Mató a unas 1.400 personas, la inmensa mayoría de ellos civiles desarmados (unos 800, según cálculos de la ONU, junto a 250 policías y 350 milicianos de Hamás).

No solo fue eso, la muerte y la destrucción: Israel demostró su lado más matonil, demostró una vez más (esta vez sin maquillaje) que se salta a la torera todo el derecho internacional y sobre todo la decencia humana. Destruyó hospitales, bombardeó refugios conocidos y señalados de civiles y usó armas prohibidas como el fósforo blanco. Todas sus acciones fueron vistas ante los ojos de una Comunidad Internacional, que protestó, se indignó, como paso previo a hacer lo que hace siempre con Israel: mirar para otro lado.

No gobernaba el mundo por aquel entonces el flamente premio Nobel de la paz, Barack Obama. Parecía que esa era la carta de bienvenida al nuevo, y la despedida al saliente Bush, de ese “amigo y aliado” que tienen en los gobernantes de Israel.

Pero no olvidemos lo importante: la operación plomo fundido formaba parte de la campaña electoral de la entoces ministra de Exteriores israelí, Livni, que se tenía que enfrentar a un Netanyahu en cuya carta de visita figura el mayor menosprecio a la dignidad humana de los palestinos. Y el cálculo electoral de Livni le salió mal, porque Netanyahu ganó, por poco, las elecciones, y se alió con el utranacionalista Avigdor Lieberman, que no había perdido la oportunidad antes y durante la campaña electoral de pedir el exterminio de los palestinos.

En estos días transcurridos nada ha cambiado. O sí: la cosa ha ido a peor, aunque ahora no nos ocupe y casi no nos preocupe lo que pasa en Palestina. Los nuevos dirigentes israelíes (o simplemente los que relevaron a los anteriores, porque de nuevos tienen poco) se niegan a cualquier solución que pase un Estado palestino. Netanyahu niega hasta el reclamo del propio Obama (hecho con la boca pequeña, a tenor de los hechos) : no quiere ni oír hablar de un Estado palestino, y con la imaginación propia de alguien que solo sabe hacer engaños y triquinuelas, propuso un engendro para los palestinos, sin ejército, sin soberaní, sin Hamás (como si se pudiera borrar del mapa) y, por supuesto, sin dignidad alguna.

A Israel le ha dado igual que se hayan emitido varios informes en los que señalan que violó los Derechos Humanos y cometió crímenes de guerra. Le ha dado igual porque ha contado con el apoyo de todos. Veamos lo que dijo el relator de DD HH de la ONU, Robert Falk, profesor de Derecho en la Universidad de Princeton, al la ONU envió a hacer uno de tantos informes sobre lo que hizo Israel, y al que porsupuesto prohibió el acceso a la franja:

“Si no es posible distinguir entre civiles y militares, lanzar un ataque es ilegal y constituiría un crimen de guerra de la mayor magnitud según la legislación internacional. (…) El confinamiento obligatorio de la población en zona de combate debe ser considerado un crimen de lesa humanidad”.

El Consejo de Seguridad de la ONU también mandó al juez Richard Goldstone, que conluyó que la operación israelí iba dirigida deliberadamente contra la población civil, y de paso, como no, aseguraba que el lanzamiento de cohetes sobre Israel, podía ser también “equiparables a crimenes de guerra”, por eos de equilibrar las cosas, pese a que los 778 cohetes causaron mucho terror, y mataron a 4 civiiles israelíes ¿Dónde está la proporcionalidad?

Estos informes no sirvieron de nada, porque la ONU deicidió que este informe no tuviera carácter ejecutivo, con lo que no se podía iniciar un proceso internacional contra los responsables. Se demostraba, así, una vez más, de que Israel tenía carta libre para pisotear sin ninguna consecuencia los Derechos Humanos y matar a civiles a discreción.

Desde aquí, desde España, Israel también recibió primero una mala noticia, y enseguida el Gobierno del PSOE la convirtió en una excelente noticia. El juez Andreu, de la Audiencia Nacional,  iniciaba una investigación sobre un bombardeo en Gaza que acabó con la vida de 14 civiles. Andreu acusaba a siete altos cargos militares, entre ellos el ex ministro de Defensa Benjamín Ben-Eliezer. Al tratarse de un delito de lesa humanidad, el juez se veía respaldado con la leyes españolas, que permitían investigar estos hechos si no había una causa abierta en el lugar donde se cometieron. Israel montó en colera, y llamaron enseguida al ministro Morantinos, que prometió cambiar la ley: Así lo contó la entonces ministra de Exteriores israelí, Livni: “El ministro Moratinos me acaba de decir que España ha decidido cambiar su legislación relativa a la jurisdicción universal y que esto puede evitar los abusos del sistema legal español (…) Creo que es una noticia muy importante y espero que otros países europeos hagan lo mismo”. Dicho y hecho: el PSOE, aliado con la derecha, usaba una ley para reformar juzgados para limitar la jurisdicción solo a los casos cometidos fuera de España en la que estuvieran implicados españoles. No se sabe si el Gobierno de Zapatero mandó antes el borrados a Tel Aviv para ver si era de su gusto, pero desde luego el Gobierno, de presunta izquierda, quedaba a la altura de las pezuñas. Consecuencia: La Audiencia Nacional decide el 30 de junio cerrar la causa antes de que se la manden cerrar.

¿Dónde quedaba aquel Zapatero mitinero que se puso un pañuelo palestino al cuello y que le llovieron las críticas desde la caverna? Nada de nada, su Gobierno ha dado un paso más y ha firmado un acuerdo de cooperación entre la industria militar española y la israelí. El buenismo del jefe del Ejecutivo seguro que le lleva a pensar que España venderá solo tirachinas al Tel Aviv, arrancándole el compromiso de que no se use contra los palestinos. ¡Ja!

Los 1.400 muertos fueron los únicos que descansaron. Son los que han visto el final de su historia. Los que sobrevivieron a las bombas, sobreviven al asedio. La destrucción de las bombas dejó las de por sí paupérimas infraestructuras de Gaza reducidas a la nada. Israel continúa su bloqueo, y no ha dejado pasar el material de construcción necesario, porque sostiene que el hormigón, los ladrillos, el asfalto, puede ser usado por Hamás para atacarle.

La parte de la reconstrucción tiene un punto de humor. La comunidad internacional, ya con el EE UU de Obama al frente, convocaba una conferencia de donantes en Egipto. Y mandaba al frente de su delegación a Hillary Clinton, su secretaria de Estado, que hacía unos años tenía cierta simpatía hacia los palestinos (sin exagerar) a la que renunció porque sin el voto judío no podía obtener su puesto de senadora, empleándose a conciencia en ser una buena amiga del estado hebreo. Pues los reunidos en Egipto (el país que ayuda al bloqueo de la Franja de Gaza manteniendo cerrado su paso) acordaron una lluvia de millones para reconstruir Gaza: poco más de 3.500 millones de euros, en una conferencia que parecía un “quien da más”. Estas ayudas quedaron en cero, porque Isreal sigue manteniendo su bloqueo, y nadie hace nada para que esto cambie. Todo va a peor.

Para que los palestinos no olviden lo matón que es Israel, este fin de semana mataba a seis militantes de Al Fatah. Tres de ellos, según Israel, estaban demasiado cerca del muro de la indignación en Gaza, y se los cargaron. Los otros tres, en Nablus, Cisjordania, estaban acusados de haber matado días atrás a un colono hebreo. El estado demoocrático y de derecho de Israel iba hasta sus casas y ejecutaba, sin juicio previo alguno, a los tres.

Y la cosa sigue igual de mal: Israel no parará la construcción de nuevos asentamientos de colonos, y el canje de prisioneros de los palestinos está más que congelado por la misma actitud matonil que ha conducido la política de Israel hacia los palestinos.

PS: Desde aquí me sumo a esta iniciativa, que pretende marchar, de forma pacífica sobre Gaza para poner fin al asedio israelí.

Entradas relacionadas en Guerra y Paz:

- Pope, Welcome to Aida, Palestine.
- Suave informe de la ONU sobre Gaza.
Cálculos sobre Gaza
Las armas usadas por Israel contra Gaza
Ganadores inciertos, perdedor seguro, en un país ingobernable
Cómo cargarse la jurisdicción internacional de la Audiencia Nacional
Algo cambia, algo queda
Una tregua falaz
Yo tampoco soy antisemita
Bombardear hospitales, la ONU y a periodistas
Carlos III, el palestino
ONU, ¿qué ONU?

El dictador que baila

Thursday, March 5th, 2009

La Corte Penal Internacional decidió ayer ordenar el arresto de Omar el Bashir, dictador que dicta desde hace dos décadas en Sudán, acusado de crímenes de guerra, que se traducen en 300.000 muertos en Darfur. Sospecho que los marines no irán a detenerlo, máxime cuando EE UU no es signatario de la Corte; tampoco irá China, quien ha sido el máximo valedor (inversor) de Bashir en los últimos años. El dictador sudanés tiene la mejor garantía de sustento, mientras la sepa usar: el petróleo.

Al Bashir recibió ayer la noticia bailando, ataviado con el uniforme de general, y cantando un “Down, Down USA!”, en inglés, para que se le entienda. EE UU fue de los primeros en hablar de genocidio, con las estrellas de Hollywood lanzados hace unos años a una campaña que llevó a dedicar un capítulo entero de la serie Emergencias a la situación en Darfur. Pero Al Bashir seguirá bailando. Las leyes internacionales no van con él: ya se ha saltado de manera flagrante el embargo de armas, llegando a usar aviones maqueados como si fueran de la ONU para hacer llegar suministros a las milicias de los janjaweed, su punta de lanza en Darfur.

También le dio refugio (cursando la invitación de Turabi) al mismo Osama Bin Laden tras la guerra del Golfo. A cambio, le construyó bastantes obras públicas, como alguna que otra autopista. Al Bashir demostró entonces que lo que le importaba era él. La presión de Egipto y Arabia Saudí — no de EE UU, como antes se señalaba en estas líneas —   obligó al dictador a deshacerse del terrorista más buscado, que saltó a Afganistán.

Al Bashir seguirá bailando, hasta que la tarta que reparte ahora con China y demás socios la distribuya otro. Queda también pendiente que EE UU resuelva su incoherencia con respecto a la Corte Penal Internacional.Escribe hoy Ramón Lobo en El País un perfil de Bashir, que titula el golpista sin carisma:

A Omar al Bashir le gusta vestir el uniforme, sobre todo en los mítines, en las sesiones fotográficas y en los momentos de dificultad, como el actual. Es como si detrás de esas medallas, algunas ganadas en las filas del Ejército egipcio con el que luchó contra Israel en 1973, se sintiera seguro. Los que le conocen sostienen que es un hombre más agradable de lo que aparenta, aunque huidizo, sin carisma, sin demasiada educación, y que siempre ha envidiado la inteligencia y capacidad del intelectual islamista Hasan al Turabi, con quien mantiene una relación compleja (admiración mezclada con órdenes de arresto domiciliario). Tampoco se llevó bien con el líder de la guerrilla del sur, John Garang, que también le superaba en brillantez, y a quien convirtió en su vicepresidente forzado por los acuerdos de paz de 2005 y que semanas después pasó a mejor vida en un extraño accidente de aviación.  

Las armas usadas por Israel contra Gaza

Monday, February 23rd, 2009

Amnistía Internacional tiene una función esencial: sirve como arma contra la amnesia, y logra algunos titulares como el que lleva hoy The Guardian: en esta ocasión Amnistía Internacional ha elaborado un informe sobre el material de guerra suministrado por países extranjeros a Israel y que fue usado –especialmente el de origen estadounidense — durante el bombardeo indiscriminado sobre Gaza, una de las zonas con mayor densidad de población del mundo, y que dejó más de mil muertos. Extraígo algunos puntos:

“Las fuerzas israelíes han usado fósforo blanco y otras armas suministradas por EE UU para llevar a cabo serias violaciones de la leyes humanitarias internacionales, incluyendo crímenes de guerra”, asegura Donatella Rovera, que encabezó la misión de Amnistía Internacional en el sur de Israel y Gaza. “Sus ataques tuvieron como resultado la muerte de cientos de niños y otros civiles y una destrucción masiva de casas y infraestructura. Al mismo tiempo, el lanzamiento de cohetes por Hamas y otros grupos armados palestinos, menos letales que el armamento usado por Israel, también causó importantes muertes de civiles y constituye un crimen de guerra” (…)

Desde hace años, Los Estados Unidos de América ha sido el mayor suministrador de armas convencionales de Israel. Bajo un acuerdo de 10 años hasta el 2017, EE UU debe proporcionar 30.000 millones de dólares en ayuda militar a Israel, un incremento del 25% comparado con el periodo precedente de la administración Bush. (…)

Etiqueta en los restos de un misil  fabricado en EE UU que mató a tres paramédicos y un niño en enero de 2009. Fotografía Amnistía Internacional

En Gaza, una vez terminados los combates, los investigadores de Amnistía Internacional encontraron fragmentos y componentes de la munición usada por el Ejército israelí — incluyendo muchas fabricadas en EE UU — entre los escombros de escuelas, hospitales y casas de civiles. Se incluía proyectiles de artilleria y tanques, morteros y remanentes de Hellfire (misiles guiados) y otros misiles aéreos y bombas lanzadas desde F-16, así como restos humeantes altamente incendiarios de fósforo blanco.

También encontraron restos de un nuevo tipo de misil, lanzado aparentemente por aviones sin tripulación, que hace estallar una gran cantidad de cubos afilados minúsculos del metal, cada uno de ellos de entre 2 mm y de 4 mm de tamaño. Esta metralla realizada con fines mortales había perforado puertas gruesas de metal y penetrado profundamente en muros de cemento y ésta claramente diseñada para maximizar los daños humanos.

La lectura del informe trae consigo algunas sorpresas – de nuevo rescatadas de la amnesia — sobre los países que venden armas a Israel. No hay ningún país que haya reducido sus ventas a Israel, pese a las críticas solapadas que se le hace cuando mata a palestinos:

Desde la llegada del PSOE al Gobierno de España la venta militar a Israel ha pasado de 35.000 euros a 2.260.000 euros. No está nada mal el incremento. ¿”Armamento defensivo”? España ha vendido municiones a Israel por cerca de 1 millón de dólares, según el informe de Amnistía Internacional, que cita datos de la ONU. ¿Balas defensivas? ¿de goma?

Cómo cargarse la jurisdicción internacional de la Audiencia Nacional

Sunday, February 1st, 2009

ACTO I. El pasado mes de diciembre, el embajador de Israel en España, Raphael Schutz, se reúne con el juez Andreu en la Audiencia Nacional para conocer si la querella presentada por el Centro Palestino de Derechos Humanos contra un ex ministro de defensa de ese país y seis cargos militares podría comportar el riesgo de que los acusados fueran detenidos si salían al extranjero. Al parecer el juez le dijo que aún no había sido admitida a trámite la demanda, y le recordó a Schutz que había pedido una documentación a Israel sobre la operación militar desarrollada en la franja de Gaza en la que, además de un miembro de Hamás, Israel asesinó a 14 civiles en 2002 .

ACTO II. El juez Fernando Andreu admite a trámite la querella presentada . Los medios de comunicación de todo el mundo se hacen eco de la noticia, como el Washington Post, un medio nada sospechoso de ser antiisraelí. Se citan párafos del Juez Andreu en el que se justifica que los encausados cometieron crímenes contra la Humanidad al matar a 13 civiles durante la operación en la que murió el líder de Hamás.  Israel cometiendo crímenes contra la humanidad, y escrito por un juez: un duro golpe.

ACTO III. La ministra de Exteriores isrealí, Tzipi Livni, y su homólogo español mantienen una conversación telefónica sobre ésta querella. La única versión que transciende es la de ministra israelí: “El ministro Moratinos me acaba de decir que España ha decidido cambiar su legislación relativa a la jurisdicción universal y que esto puede evitar los abusos del sistema legal español (…) Creo que es una noticia muy importante y espero que otros países europeos hagan lo mismo”. Ante éste hecho, el ministerio de Exteriores español sigue guardando silencio, como de costumbre en nuestra diplomacia.

ACTO IV.  El Gobierno hace llegar el desmentido de que vaya a ser de efecto retroactivo, y asegura que quiere limitar las demandas a los casos en los que España tenga “nexo de conexión”.  El Gobierno se olvida o hace pasar por alto un principio procesal como es el indubio pro reo: es decir, si hay una ley posterior que beneficia al reo, o al procesado, se debe de aplicar.

ACTO V. Leire Pajín, secretaria de organización del PSOE, asegura sobre la reforma que “nada tiene que ver con lo que estamos viviendo estos días entre Israel y una decisión judicial”. ¿Y las declaraciones de Livni?¿Las ha desmentido? Si nada tiene que ver con una reforma que estaba en el cajón desde hace tres años, ¿por qué justo ahora sale a la luz? ¿por la incontinencia verbal de Moratinos?

EPÍLOGOS.

– En el año 1998, Baltasar Garzón, Juez de la Audiencia Nacional, cursó una orden de detención contra el dictador chileno Augusto Pinochet, de visita en Londres. Por aquel entonces, el Gobierno presidido por José María Aznar, puso trabas diplomáticas e instó al fiscal a que se opusiera a la extradición de Pinochet. Aznar hizo todo lo posible para favorecer a Pinochet. Salvo una cosa: no se le ocurrió variar las leyes españolas para limitar el principio de jurisdicción internacional, en casos de genocidio y crímenes contra la Humanidad. “Los españoles no han visto en Aznar lo que les hubiera gustado ver en un [jefe de] Gobierno democratico” y añadió que, si él hubiera sido el presidente, “habría hecho casi todo de forma radicalmente distinta”, aseguraba el entonces jefe de la oposición, Joaquín Almunia. Ese Gobierno, el de Aznar, tenía una oposición, el PSOE,  que hubiera puesto el grito en el cielo si hubiera anunciado una reforma por aquel entonces. Con los papeles cambiados, el PP guarda silencio.

–  El Gobierno actual, presidido por José Luis Rodriguez Zapatero, nada dijo cuando se procesó a varios dirigentes chinos por un presunto genocidio contra tibetanos, o cuando en la Audiencia Nacional abrió una causa contra varios militares marroquíes por supuestos delitos contra la Humanidad contra saharauís. El Gobierno guardó silencio y no hubo el alboroto generado ahora. La noticia de que el Gobierno quiere limitar el principio de jurisdicción universal llega ahora, cuando se sabe que hay una demanda admitida a trámite contra israelíes y el Gobierno de Tel Aviv protesta.

– Hace unos meses, José Yoldi escribía ésta reflexión, de carácter general, y no sobre éste caso. Se titulaba Un tren que siempre llega con retraso y arrancaba asi: “La jurisdicción universal es la justicia de lo posible en un escenario imposible. Consiste en que cualquier tribunal del mundo pueda perseguir crímenes horrendos contra los derechos humanos, como el genocidio, los delitos de lesa humanidad o la tortura, para que no queden impunes. Sin embargo, su efectividad es casi nula o muy reducida. Nunca ha servido para parar los genocidios cuando se estaban cometiendo y en la mayoría de los casos se ha tenido que esperar muchos años para juzgar a los culpables, si es que se les ha juzgado, porque a los jefes de Estado no se les puede procesar, porque gozan de la llamada inmunidad soberana, es decir, que son intocables hasta que son derrocados o dejan el cargo. Es un tren que siempre llega con retraso (…)”

– El Gobierno debe de hablar sin tapujos a los ciudadanos. Debe decirles que no merece la pena tener un principio de jurisdicción internacional en casos de crímenes contra la Humanidad, crímenes de guerra y genocidios. Debe decir que quiere limitar ese principio de jurisdicción internacional porque va en contra de nuestros intereses, ya que cada vez que se enjuicia a alguien por estos supuestos el ministerio de exteriores debe andar dando explicaciones de que la justicia en España es independiente, y al parecer les falta saliva para ello. Debe decir que en ese camino de explicaciones los intereses españoles quedan mermados, y que ellos quedan como un Gobierno débil frente terceros. Entonces el Ejecutivo — y el PSOE, partido que lo sustenta — debe de decir que a cambio de esto seremos menos Democracia, porque perderemos ésta seña de identidad. Me temo que no hablarán tan claro.

El Congo, o la guerra en breves

Tuesday, October 28th, 2008

La República Democrática del Congo es el país número 12 en cuanto a extensión. Pocos países han sido tan inestables. Sólo hay que fijarse en los cambios de nombre: el Congo Libre — estado privado del colonialista rey Leopoldo de Bélgica –, el Congo belga, el Congo-Leopolville, Congo-Kinshasa, Zaire (con el dictador Mobutu a la cabeza) y finalmente República Democrática del Congo.

Viejos enemigos, nuevas amenazas: así titulaba The Economist un artículo hace un par de semanas. El Congo no ha dejado de ser escenario de conflictos étnicos, sobre todo en su zona fronteriza con Uganda, Burundi y sobre todo Ruanda, con los mismos enemigos de siempre, que ponen encima de la mesa su pertenencia a un grupo étnico. 17.000 cascos azules velan por acuerdos que todas las facciones se han saltado. La región de Kivu es ahora escenario de los movimientos del grupo rebelde , liderado por el general Nkunda, un psicólogo metido a militar, actor en la guerra de Ruanda, y ahora metido a señor protector de los Banyamulenge, los tutsis del Congo.

Laurent Nkunda, de 41 años, licenciado en psicología. Durante la guerra de Ruanda a principios de los 90 fue fiel aliado del ahora presidente ruandés Paul Kagame, otro tutsi que desde el exilio llegó al poder, en un avance que ponía fin al genocidio de los tutsi de mano de los hutus. Nkunda se quedó en la región de Kivu, como guardián, protector de los tutsis, frente a la presencia de hutus huidos de Ruanda y el propio gobierno del Congo, protagonizando la primera y segunda guerra del Congo. En 2003 se negó a que su grupo rebelde se integrara en el Ejército congoleño como se estipulaba en los acuerdos de paz. Contra él pesa una orden internacional de detención por crímenes de guerra. Siempre ha negado responder a las órdenes del Gobierno de Ruanda, aunque admite que Kagame es su aliado. Un factor importante para entender a Nkunda es su retórica llena de carga religiosa: “Cuando ellos luchan, Dios está de su lado”, dice el líder hablando de sus propios soldados en un reportaje del NYT de 2007, realizado en el territorio de este señor de la guerra .

Sin oposición, de momento. La inoperacia de los cascos azules se ha puesto encima de la mesa cuando una turba ha atacado su cuartel general, cansados de que los soldados que están para protegerles no lleguen a tiempo o no quieran llegar. El general de brigada español, Vicente Díaz de Villegas, comandante de la misión, presentó su dimisión ayer por “falta de medios”. Hoy la ONU anuncia la retirada de su personal humanitario ante el avance de las tropas de Nkunda. El Ejército estatal también cede el paso. Vía libre para Nkunda, cuya tropa está a tan sólo 20 kilómetros de Goma, ciudad fronteriza con Ruanda.

El momento de esta ofensiva del tutsi Nkunda no es casual. El presidente ruandés Paul Kagame, que combatió a principios de los 90 con Nkunda para que los tutsis tomaran el poder después del genocidio hutu, revalidó su poder en unas elecciones más o menos limpias en el mes de septiembre. Nkunda acusa al gobierno del Congo de apoyar a la guerrilla Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR, siglas en inglés), un grupo armado formado por hutus, responsables del genocidio tutsi de 1994. La intencionalidad de Nkunda — en consonancia o no con Kagame — es dar una vuelta más a un conflicto en una región es fuente de minerales tan importantes como el coltán, con el que se fabrican móviles, consolas o ordenadores, tal y como se retrató hace unos meses en un sensacional documental , Blood Coltan. No habrá aventura humanitaria, pese a los 200.000 refugiados desplazados en la región. El coltan — a precio más o menos barato — seguirá en el mercado, lucrando a unos u otros.

Será un guerra que ocupará breve espacio en los medios de comunicación, tal y como sucedió hace unos meses ante avances de estos mismos rebeldes. Los periodistas harán malavares para que la noticia pueda interesar algo, no destacando la muerte de los civiles, sino la suerte que corran los gorilas, otras víctimas del conflicto. Es así: al público le puede interesar más la suerte de unos primates que la de sus congéneres.

El primer paso para algo de justicia

Thursday, October 16th, 2008

Los vencedores de la Guerra Civil aplicaron su derecho a los vencidos y desplegaron toda la acción del Estado para la localización, identificación y reparación de las víctimas caídas de la parte vencedora, no aconteció lo mismo respecto de los vencidos que además fueron perseguidos, encarcelados, desaparecidos y torturados por quienes habían quebrantado la legalidad vigente al alzarse en armas contra el Estado (…)Los crímenes atroces cometidos con posterioridad al 17 de Julio de 1936, tenían ya, en aquella época, la categoría de actos prohibidos por el ius in bello (derecho de la guerra) e integraban la categoría de crímenes contra las Leyes y Costumbres de la Guerra y Leyes de Humanidad, que como tales identificó la Comisión Multinacional de Responsabilidades, reunida en París el 29 de marzo de 1919 (…)

La categoría de crimen contra la humanidad parte de un principio básico y fundamental, que estas conductas agredan en la forma más brutal a la persona como perteneciente al género humano en sus derechos más elementales como la vida, la integridad, la dignidad, la libertad, que constituyen los pilares sobre los que se constituye una sociedad civilizada y el propio Estado de Derecho.
Ningún Gobierno u otro poder del Estado, especialmente el Judicial, pueden desconocer estos valores y principios que antes que estatales son humanos y que necesariamente se integran en el sistema de derecho interno, de ahí su obligatoriedad si no se quiere dar cobertura a la barbarie.

Del auto por el que el Juez Garzón se declara competente para investigar los casos de desaparecidos por el bando franquista, desde el golpe de Estado hasta el quinto gobierno del dictador. Es la primera vez que la Justicia se dedicará a estudiar estos casos, aunque los altos responsables de estos crímenes murieron ya hace tiempo, muchos de ellos plácidamente en sus camas.

Auto íntegro en ELPAÍS.com, de recomendable lectura.

Karadzic: traje, harapos y camiseta de marca

Thursday, July 31st, 2008

 

Durante la guerra de Yugoslavia, el presidente presidente de la República Srpska, Karadzic siempre aparecía con traje y corbata (un poco horteras, muy ochenteras), cuando no se vestía con los ropajes militares para acompañar a Mladic, el ejecutor de sus matanzas, como la de Srebrenica. Durante su vida en la clandestinidad, bajo la identidad del doctor Dragan David Dabi?, dejó sus ropas de gala, se vistió con algo rozando a los harapos, se dejó coleta y barba, porqué nadie sospecharía que el dandy Karadzic iba a ir de esa guisa. Y hoy, el periódico Blic, en una exclusiva que ha recorrido el mundo, vemos al Karadzic preso, con una camiseta de marca, GANT para señas, posando ya sin barba.

Las formas se pierden: Karadzic no tendría que haber comparecido así vestido, de marca, con un aire que puede resultar digno. A Karadzic le deberían haber puesto desde el primer minuto en el que entró en la cárcel el pijama de criminal de guerra, a rayas y con número de serie, para que se lo borre toda la dignidad hasta en las formas.

Karadzic, detenido

Tuesday, July 22nd, 2008

Radovan Karadzic ha sido detenido en Serbia. A estas horas no se saben los detalles sobre dónde ni cómo ha sido detenido este genecida. Karadzic está acusado de crímenes de guerra, como fue el cerco de tres años y seis meses al que sometió a Sarajevo que acabó con la vida de unas 12.000 personas y por ordenar la masacre de 8.000 varones musulmanes en 1995 en Srebrenica, donde estaban en teoría custodiados por 400 cascos azules holandeses que no hicieron otra cosa que retirarse y dejarles consumar la matanza.

Mladic (con gorra) y Karadzic en una fotografía tomada en abril de 1995 en el Monte Vlasic

Al mando del Ejército de la República Srpska (el ejercito serbio de Bosnia) que consumó esta matazna se encontraba otro criminal: Ratko Mladic, aún hoy en libertad, y que se convierte ahora en la pieza más codiciada para el Tribunal de la Haya que juzga los crímenes de guerra cometidos en la contienda de la Ex-Yugoslavia. En la matanza – la mayor en territorio europeo desde la Segunda Guerra Mundial — también participó el grupo paramilitar de Los Escorpiones. Algunos de sus oficiales fueron ya juzgados en Serbia a penas que no superaban los 60 años de cárcel.

Todas las crónicas de urgencia destacan un extremo: la entrega de Karadzic y Mladic es condición ineludible para que Serbia pueda entrar en la Unión Europea. Desde que se formularan cargos contra ellos en el año 2000, ha dado la sensación de que Serbia no iba a hacer nada por encontrarlos; pero las cosas cambiaron cuando Milosevic — posteriormente muerto de un infarto en una celda de la Haya — fue entregado por el también nacionalista Kostunica. Y la salida de Kostunica ha podido ayudar también a que esta detención se acelerara. El denominado proccidental presidente serbio, Boris Tadic, logra con esta detención estar más cerca de la UE, que le exigirá también la cabeza de Mladic, que  se ha aprovechado estos años de los resortes de los servicios secretos y del ejército para eludir cualquier eventual detención.

Han tenido que ser los serbios los que van a entregar a Karadzic, los mismos que sabían donde andaba y no hacían nada para detenerlo. Hace unos años, una periodista serbia me contó como por Belgrado corría el chascarrillo de que si escribías una carta con el nombre de Karadzic, esta le acababa llegando. El resto de países ha protestado mucho, pero poco ha hecho. Incluso se ha hablado de un pacto para que Karadzic y Mladic no fueran entregados.

Karadzic, el psiquiatra que llegó a asesor en los años 80 a los jugadores del Estrella Roja, el poeta, el criminal, se enfrentará ahora a estos cargos que le pueden dejar de por vida entre rejas. Asistiremos, sin duda, a su declaración patética y teatral ante el tribunal, tal y como hizo en su día Milosevic, porque esta suele ser la actitud de estos cobardes criminales.