Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • October 2020
    M T W T F S S
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Instagram
  • Twitter

Archive for the ‘Balcanes’ Categora

Adiós Kosovo

Saturday, March 21st, 2009

Cuando Kosovo declaró su independencia en España empezó a sonar el ruido de la incoherencia de estar en una misión en un estado que no reconoces. España — para que el nacionalismo vasco no tenga un precedente al que agarrarse — no podía plegarse a reconocer un estado que declaró unilateralmente su independencia con un apoyo internacional muy parcial.

Un año ha tardado el Gobierno en anunciar su salida; ayer la ministra de Defensa, Carme Chacón daba por cumplida la misión y anunciaba la salida de los 630 efectivos españoles desplegados. Y ha sido un encontronazo con los aliados de la OTAN, expresada por su secretario general, pero sobre todo con EE UU:

El portavoz del Departamento de Estado, Robert Wood, declaró en una conferencia de prensa que ni comprendía ni compartía la iniciativa del Ejecutivo español y además precisó que el Gobierno norteamericano “supo de esta decisión justo antes de que fuera anunciada públicamente”. “La OTAN fue a Kosovo en 1999 [durante la anterior Administración demócrata, con Bill Clinton] bajo el principio de entrar juntos y salir juntos, y por tanto nos ha sorprendido esta decisión”, recordó el funcionario estadounidense. “Estamos profundamente decepcionados con la decisión tomada por España”, insistió [hasta en cuatro ocasiones usó esta fórmula] (…)

Cuando se le preguntó si compartía la posición expresada por la ministra española de Defensa, Carme Chacón, de que “la misión ha sido completada”, Wood contestó en dos ocasiones: “En absoluto”.

España encontró ayer en Javier Solana un apoyo sustancial, que ha quedado sepultado por la reacción de Washington:

“España lleva mucho años implicada en Kosovo e implicada en los Balcanes en general. Ha sido parte de todas las operaciones que ha habido en los Balcanes desde hace muchos años. Por lo tanto no se puede criticar a España por falta de compromiso con las operaciones de mantenimiento de paz en los Balcanes”, subrayó el jefe de la diplomacia europea en declaraciones a un grupo de periodistas españoles al término del Consejo Europeo.

La evolución de la postura del PP en éste asunto es importante. Las reprimendas verbales que llegaban desde Washington y demás aliados de la OTAN ha hecho que primero pida la retirada inmediata de las tropas, y luego critique las formas de esa inmediatez en la que el Gobierno ha anunciado la salida.

Arístegui, portavoz del PP de Asuntos Exteriores en el Congreso, el pasado 12 de marzo (bastantes días antes de darse a conocer la decisión) : “Si no reconocemos la independencia de Kosovo no entiendo muy bien qué hacen tropas españolas garantizando esa independencia y tampoco entiendo qué hacen funcionarios españoles creando un Estado en el que no creemos. Por tanto, lo uno y lo otro tendría que ser interrumpido con carácter inmediato”, declaró en la presentación del libro ‘Kosovo. Las semillas del odio’, del periodista Ricardo Angoso.

Mientras, ayer, Mato acusaba al Gobierno de hacer una espantanda en Kosovo: ‘La decisión tenía que haberse producido de acuerdo con la OTAN, lo que no se ha producido, y eso crea descrédito. Las decisiones en materia internacional han de adoptarse siempre por consenso’, ha resumido Mato.

Tal y como ha manifestado, la decisión ha causado ‘sorpresa’ en ‘todos’, también en el PP, y tras aclarar que su partido no cuestiona la retirada o permanencia de las tropas en Kosovo porque ya se ha expresado al respecto, ha dicho que el PP, en cambio, sí pone en tela de juicio la forma con que ha tomado la decisión.

Asimismo, ha asegurado que más que ‘dar la espantada’, España tenía que haber actuado con diálogo acerca de la marcha de las tropas de Kosovo, un territorio cuya independencia reconocen la mayoría de Estados de la UE, así como EEUU, pero no España.

En esta decisión ha fracasado, de nuevo, la diplomacia española. Bernardino León (señalado por muchos como sucesor natural de Moratinos al frente de Exteriores), y hoy secretario general de la Presidencia, dio las explicaciones pertinentes (tal vez insuficientes) a Washington antes de anunciar Chacón la retirada:

León discutió el problema de Kosovo con el consejero nacional de Seguridad de la Casa Blanca, el general retirado James Jones, en una entrevista que, según el diplomático español, estaba acordada desde hacía semanas. Jones le preguntó sobre las circunstancias que llevaron a España a tomar una decisión que ha provocado un contundente rechazo en Washington. “Estoy seguro de que acabó comprendiendo y aceptando las razones de fondo que movieron al Gobierno español, y estoy convencido de que ya podemos pasar página en este asunto”, aseguró León tras su entrevista, en la que participó también el embajador español en Washington, Jorge Dezcallar.

Ésta entrevista se produjo durante un viaje de León a EE UU para hablar con la administración Obama sobre la estrategia en Afganistán. Precisamente la salida de Kosovo anunciada ayer ha ido acompañada de una sospecha, una especulación: España saca a las tropas de Kosovo para aumentar sus efectivos en Afganistán. Quizá venga de allí las duras palabras de Washington, buscando o asegurando el envío de esas tropas, para reconfigurar de nuevo el papel de aliado.

Mientras Zapatero tiene que pensar que algo hace mal la diplomacia española cuando la reacción de los aliados es siempre de “sorpresa” y de “decepción”; o son muy malos o son demasiado inocentes.

— Nada al margen:

Recomiendo el análisis de Ramón Lobo: “España cañi en Kosovo“.

Karadzic: traje, harapos y camiseta de marca

Thursday, July 31st, 2008

 

Durante la guerra de Yugoslavia, el presidente presidente de la República Srpska, Karadzic siempre aparecía con traje y corbata (un poco horteras, muy ochenteras), cuando no se vestía con los ropajes militares para acompañar a Mladic, el ejecutor de sus matanzas, como la de Srebrenica. Durante su vida en la clandestinidad, bajo la identidad del doctor Dragan David Dabi?, dejó sus ropas de gala, se vistió con algo rozando a los harapos, se dejó coleta y barba, porqué nadie sospecharía que el dandy Karadzic iba a ir de esa guisa. Y hoy, el periódico Blic, en una exclusiva que ha recorrido el mundo, vemos al Karadzic preso, con una camiseta de marca, GANT para señas, posando ya sin barba.

Las formas se pierden: Karadzic no tendría que haber comparecido así vestido, de marca, con un aire que puede resultar digno. A Karadzic le deberían haber puesto desde el primer minuto en el que entró en la cárcel el pijama de criminal de guerra, a rayas y con número de serie, para que se lo borre toda la dignidad hasta en las formas.

El conejito de ‘Play Boy’ en el blindado

Monday, March 24th, 2008

Lo acabo de oír en La Ventana, de la Cadena SER: Un blindado del Ejército, en la misión en Kosovo, con el conejito de Play Boy, en una foto que hoy publica EL PAÍS:

La Foto es de AP

 

Kosovo: como independencia no me viene nada

Saturday, January 27th, 2007

Leo en El País que en “la prolija documentación” presentada por el enviado especial de la ONU para negociar el estatuto final de Kosovo, Martti Ahtisaari, no aparece en ningún lado la palabra independencia.
El plan prevé que Kosovo podrá firmar acuerdos internacionales y solicitar su ingreso en organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial. También se creará una fuerza militar – que no ejército – con 2.500 efectivos con armamento ligero. Ejército, monopolio de la violencia, acuñar monedas – o por lo menos entrar en un organismo internacional de política monetaria – y otras medidas para ser un casi Estado. Blanco y en botella, leche desnatada.
Ahtisaari ha calificado de “inegociable” la presencia de tropas internacionales en Kosovo, para defender a la minoría serbia – las tornas han cambiado – y hacer respetar el legado cultural serbio en la zona, además de dotar a siete municipios de mayoría serbia de una amplia autonomía, todo ello con la tutela política de la Unión Europea. Para ello acuñamos un nuevo termino que evita la palabra independencia, no vaya a ser que serbios y sus amigos rusos se enfaden: se llama “soberanía controlada”, o mejor “soberanía desnatada.”