Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • July 2017
    M T W T F S S
    « Sep    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Instagram
  • Twitter

Archive for the ‘ONU’ Categora

El niño Marwan o cómo una omisión inventa una historia

Tuesday, February 18th, 2014

Desde el mismo momento en el que la foto del niño sirio Marwan fue publicada por el representante de la ACNUR en Jordania, la historia estaba completa.

Fotografía de Marwan, publicada por Andrew Harper.

Fotografía de Marwan, publicada por Andrew Harper.

El texto que acompañaba la foto era claro: “Aquí el niño de 4 años Marwan, que estaba TEMPORALMENTE separado de su familia, asistido por miembros del UNCHR para cruzar”. Las mayúsculas son mías. Harper no hablaba en ningún momento de que el niño había cruzado solo todo el desierto. Como el propio Harper señalaba más tarde, el nunca dijo que estuviera solo:

“Nunca se dijo que estuviera solo. Fueron las agencias las que lo dijeron. Por favor lee mis twitts”, respondía Harper en su twitter.

La omisión de parte de la historia por las agencias y de los medios hace que se configure la historia que luego se difundió por todas las redes sociales: un niño de 4 años atraviesa en plena soledad todo un desierto huyendo de la guerra.

Una de las primeras periodistas que se hace eco de la imagen es esta de la CNN. Según ella, el niño había cruzado la frontera solo, separado de su familia.

TELE5 le daba por perdido.

“Lo primero que contó Marwan es que se había perdido y que viajaba con toda su familia rumbo a los campos de refugiados en Jordania.”

El Periódico titulaba: Marwan, la verdadera historia del niño sirio que se perdió en el desierto . Y añadía: “El menor, de solo 4 años, se desorientó entre un millar de refugiados en la frontera entre Siria y Jordania”.

HUFFINGTON POST no se pilla los dedos, aunque omite que el niño simplemente se había separado unos metros del grupo que atravesaba el desierto:

Miren la imagen de abajo. El niño que porta una bolsa en su mano izquierda se llama Marwan, tiene apenas 4 años y acaba de cruzar la frontera de Siria con Jordania huyendo de la barbarie de la guerra, que le había separado de su familia.

Por suerte se encuentra con un equipo de ACNUR, que le ayuda a llegar a un campo de refugiados. Según la propia ACNUR, allí Marwan se ha encontrado con su familia.

El Mundo cuenta que el niño siguió su camino sin su familia. Y titulaba: “Huir de la guerra en Siria solo con cuatro años”.

El responsable de ACNUR en Jordania, Andrew Harper difundió la imagen de Marwan en Twitter, que ha dado la vuelta al mundo. Parece que al final, Marwan pudo reunirse con su familia, que en la confusión de la huida, le había perdido. El niño siguió adelante sin ellos y finalmente, consiguió llegar a donde estaba la ayuda.

En otra pieza, El Mundo añade: “Marwan cruzó solo el desierto”, pese a que se incluye la imagen donde se ve al niño cerrado el grupo con el que cruzó el desierto.

Esto son solo unos ejemplos de cómo alguna omisión puede alterar significativamente una historia. A todo esto añadan miles de twitter sobre Marwan, donde todo se resumía en “Marwan, el niño que atravesó solo el desierto”.

Pero el drama de los refugiados sirios no se desvanece. Que un niño de 4 años tenga que atravesar el desierto, solo o en compañía de toda su familia, es ya un drama en sí. También el de los menores que atraviesan el desierto sin su familias, confiados a un grupo que huye.  No le hace falta aderezos ni épica. La ACNUR hace un trabajo inconmensurable, y no hace falta que se invente una historia, que de hecho, como vemos, ni siquiera se ha inventado. Si quieren ver el día a día de lo que de los refugiados sirios, les recomiendo seguir el twitter del campo de refugiados Za’atari.

Parece que nos empeñamos en esta máxima: que la realidad no te estropee un buen titular. Añadamos que, a toro pasado, y desde la barrera, todo es más fácil.

Actualización. Me avisa Soledad Alcaide de este twitt  ACNUR  Comité Español:

 

Parece que el Comité Español no leen a sus compañeros, y desde luego contribuyeron a la confusión. Desde la ACNUR Comité Español me aclaran que ellos enlazaron al perfile de Harper, donde se contaba toda la historia .

 

Una resolución elíptica para Israel

Tuesday, June 1st, 2010

El Consejo de Seguridad de la ONU es especialista en aprobar resoluciones que solo saca los colores a medias a Israel tras sus continuos atropellos a la legalidad internacional y a los Derechos Humanos. Tras el asesinato ayer de diez civiles en aguas internacionales, reunido de urgencia el máximo órgano de la ONU, ha aprobado una resolución en la que se condenan “actos” no a un Gobierno que los permite:

El Consejo de Seguridad lamenta profundamente la pérdida de vidas y heridos resultantes del uso de la fuerza durante la operación militar israelí en aguas internacionales contra un convoy que navegaba hacia Gaza. El Consejo, en este contexto, condena estos actos de los que se derivan la pérdida de al menos 10 civiles y varios heridos, y expresa sus condolencias a sus familias.

El Consejo declara, en el resto de la resolución, la situación en Gaza de “insostenible”. La elipsis es importante: detrás de los actos que condena el Consejo parece que no hay nadie. No hay un gobierno que ordena el asalto. Ni siquiera un Ejército que dispara. La resolución condena los actos “resultantes del uso de la fuerza por la operación militar israelí”, “los actos resultantes”, no la operación militar en sí, con lo que Israel (como hace siempre en su continua manipulación) usará este papel mojado de la ONU para decir que la comunidad internacional también condena la violencia de los activistas, que respondieron a un asalto ilegal con tirachinas y palos, frente al mejor Ejército del mundo. El uso de la fuerza resulta a todas luces desproporcionado: frente a palos y tirachinas, armas. El resultado son diez muertos, todos ellos activistas. El resto es enredo.

El suave informe de la ONU sobre Gaza

Wednesday, May 6th, 2009

– Siete ataques directos a operaciones de la ONU.

– El Ejército israelí disparó intencionadamente contra miembros de la ONU y civiles refugiados en sus instalaciones.

– El combustible de la ONU fue destruido por los bombardeos israelíes, dificultando o impidiendo la labor humanitaria.

Un total de 53 instalaciones usadas por la misión de la ONU en Palestina (UNRWA) fueron dañadas o destruídas durante los bombardeos de Israel sobre Gaza. Entre ellos se encuentran 37 escuelas (seis usadas como centro de emergencia), seis centros sanitario, dos almacenes de alimentos. 

Estas son algunas de las conclusiones del informe dado a conocer por el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, sobre el ataque a instalaciones de la ONU durante los bombardeos de Israel sobre Gaza. Un total de nueve acciones. La ONU no entra a investigar que les pasó al resto de palestinos durante la acción del matón de Israel (alrededor de 1.400 muertos y unos 5.000 heridos). Para qué complicarse la vida. Y es, en todo caso, la versión moderada, soft, light, etc, sin entrar en detalles como la muerte de unos 40 civiles en un cuartel de la ONU, caso que pasó de tapadillo. El señor Ban Ki se ha guardado para él las 180 páginas del informe real.  La ONU, diluyendo responsabilidades, pedirá como compensación por los daños 11  millones de dólares, no solo a Israel, sino también a Hamás o cualquier grupo palestino.

Israel no ha pedido el número de cuenta de la ONU nada más conocerse la noticia. Ha acudido a su clásico: “Las evidencias muestran una cosa y el informe de la ONU muestra claramente que no está mirando a la realidad“.  De nada sirvió que el propio secretario general de la ONU les dio las gracias por la cooperación para hacer este informe. Mientras, en Washington, actuaron con su otro mantra: “La solución pasa por dos estados” y la seguridad de Israel “no es negociable”. Todo esto ya lo sabíamos. 

Entradas relacionadas en Guerra y Paz:

Cálculos sobre Gaza
Las armas usadas por Israel contra Gaza
Ganadores inciertos, perdedor seguro, en un país ingobernable
Cómo cargarse la jurisdicción internacional de la Audiencia Nacional
Algo cambia, algo queda
Una tregua falaz
Yo tampoco soy antisemita
Bombardear hospitales, la ONU y a periodistas
Carlos III, el palestino
ONU, ¿qué ONU?

Dimitir por deber

Sunday, February 8th, 2009

El pasado 27 de octubre, el general español Díaz de Villegas, dimitía de su puesto como jefe de los 17.000 cascos azules en la Misión de Naciones Unidas para la República Democrática de Congo (MONUC), la mayor operación en curso de la ONU. Solo estuvo siete semanas al mando. La decisión llegó tan solo 24 horas antes de que el líder rebelde NKunda lanzara una ofensiva que forzó el éxodo de más de 250.000 personas. A su vuelta a España, perdió su tercera estrella de general, y pasó a la reserva, poniendo fin a su carrrera.

Las razones de la dimisión del general Villegas  se habían quedado en el mero oficialismo que despachó el tema como “motivos personales”. Hoy El País  publica el informe que el general Villegas entregó a la ONU el pasado 15 de enero, con sus motivos, que son todo menos personales.

La ONU no queda muy bien parada: según el general Villagas, los responsables políticos de la MONUC (sin contar con Villegas) urdieron junto al Gobierno de Kabila un plan de separación para imponer una zona dismilitarizada entre el ejército gubernamental y el grupo rebelde de NKunda. Según este plan, los cascos azules se encargarían de imponer el plan a los rebeldes en una ofensiva. Pero los cascos azules no tenían “ni mandato ni capacidad” (falda de material básico, como aparatso de visión nocturna,  armas pesadas, helicópteros, material médico e incluso munición) . “Sentí que era mi deber dimitir del mando para llamar la atención y no asumir la responsabilidad de las potenciales consecuencias [de aplicar el Plan de Separación]“, asegura en el informe el general español.

Más en El País

Bombardear hospitales, la ONU y a periodistas

Thursday, January 15th, 2009

20 días de operaciones de Israel sobre la franja de Gaza. Ayer Hamás aceptaba el plan de paz propuesto por Egipto, con sus matices. La última hora, mientras escribo estas líneas, es que el Ejército del único país democrático en la región de Israel ha bombardeado instalaciones del hospital Al Quds, en el barrio de Tal El – Hawa y perteneciente a la Media Luna Roja. 500 enfermos había en su interior. Antes, ha bombardeado la sede de la ONU en Gaza.  700 personas se refugiaban en su interior. El fuego ha afectado a los almacenes de comida y combustible. Y esta vez no han sido fuegos pirotécnicos de maganesio: fósforo blanco, que no se puede apagar con agua, que necesita de espuma para ahogar el oxígeno, y que es algo que directamente los palestinos no tienen. La pelota estaba en el tejado de Israel, y ésta es su respuesta: un nuevo ataque a la población civil.

Las tropas terrestres del estado hebreo avanzan por el sur de Gaza. Los carros de combates se adentran un poco más en el núcleo urbano. Los testimonios que recoge la televisión Al Jazeera en árabe — con una cobertura 24 horas — son estremecedores: “No podemos respirar por el fósforo blanco”, decía una residente en Gaza, “podéis escuchar vosotros mismos los disparos”. Pero eso da igual: las víctimas superan ya el millar, muchos de ellos civiles. Del lado israelí son 10 militares y tres civiles. Las cifras hablan solas.

Olmert se va en febrero. Puede que ésta sea su despedida. Dicen que ni Barak no Livni están a favor de seguir de las operaciones militares, que ya no se pueden conseguir más objetivos. Es fácil dar esa visión: quien acareará con las consecuencias de esta carnicería son los que se quedan, Barak y Livni.  Olmert no tiene rédito político que conseguir. Su única ambición puede ser ahora personal: limpiar su imagen de perdedor lastrada desde la guerra de Líbano. Pero los que se quedan — Barak y Livni — son conscientes que con esto, de cara a los suyos, ganan puntos de duros: los mítines de la campaña electoral para las elecciones de febrero se está celebrando cada vez que van a visitarles diplomáticos europeos que no les sacan los colores (sólo se piensan en no hacerle socio superpreferente), y que como mucho llaman al alto el fuego, a la proporcionalidad y la retórica vacía propia de consulados y embajadas. En esos mítines Livni insiste en que “no es un ataque contra el pueblo palestino sino contra los terroristas de Israel”. Hoy, el invitado del mitín es el secretario general de la ONU, esa organización que ya no sirve absolutamente para nada. Sin embargo los hechos sacan los colores y la contradicen.

Quizá por eso la aviación israelí ha bombardeado el edificio de oficinas donde se concentra varios despachos de prensa, afectando a los pisos donde se encuentran las oficinas de Abu Dahbi y de Reuters. Los testigos, los periodistas son siempre molestos molestos.

ONU, ¿qué ONU?

Friday, January 9th, 2009

13 días. Es lo que ha tardado la llamada comunidad internacional en ponerse de acuerdo para pedir un alto el fuego. 13 días. 758 palestinos muertos después. EE UU ha impedido hasta ahora una resolución que pida a las dos partes parar de disparar. El resto de países — UE y los países árabes — han hecho de cara a la galería el show: viajar mucho, hacer muchas declaraciones, no siempre afortunadas, porque saben que, en el fondo va a dar igual. “Israel ha actuado, actúa y actuará sólo de acuerdo a sus consideraciones, las necesidades de seguridad de sus ciudadanos y su derecho a la propia defensa”, asegura Livni, la ministra de exteriores de Israel. Es decir: pasa del derecho internacional, de las resoluciones de la ONU y de la comunidad intarnacional. Lo mejor es que todos los actores han hecho ese show de cara a la galería, con sonrisas y besos en público a Livni.

Las relaciones con el “estado amigo de Israel” seguirán igual. Nadie dará el paso de llamar, al menos como pataleta, a consultas a los embajadores, y menos expulsar al embajador de turno, altavoz de las acciones terroristas del estado de Israel. En esto no hay ambages.

No tiene que haber ambages desde luego cuando el agresor, el matón, no respeta las mínimas leyes internacionales, respetar los códigos mínimos. El matón que decide destruir un convoy con ayuda humanitaria, decide bombardear una escuela de la ONU con refugiados dentro. Uno, que ya ha vivido muchas acciones de éste matón, ya sabe cual son las excusas — no en el sentido de perdón, que ellos nunca piden perdón ni se avergüenzan de su falta de humanidad –. Son las mismas: las escuelas de la ONU sirven de refugio para terroristas y los convoy son usados para trasportar sus armas.

Y la ONU — la real, la que actúa sobre el terreno, no la de los diplomáticos con pajaritas y corbata — ha decidido suspender sus actividades en Gaza. Ayudan, pero no son héroes. Que maten a uno de sus trabajadores es casi la mejor garantía de terminar con la ayuda. Israel parece saberlo, porque siempre que puede bombardea a la Cruz Roja o la ONU. ¿No se acuerdan como en 2006 bombardeó un refugio de la ONU en el sur del Líbano?

No tan al margen:

¿Obama dispuesto a hablar con Hamás? Ya dijo Obama — lo único que ha dicho sobre el tema– que el ya diría su opinión a partir del 20 de enero. Leo en The Guardian que Obama está dispuesto a entablar vías de contacto con Hamás, tal y como hizo EE UU con la OLP en la década de los 70, pese a que Israel no estaba por la labor. No les extrañe un declaración en breve diciendo que “EE UU no dialoga con terroristas”, y así se fuerza al nuevo presidente a seguir por la misma senda.

Gaza salpica los estadios.

Ya comerá dentro de unos años

Friday, June 6th, 2008

La cumbre en Roma de la FAO fue clausurada ayer. Se resume en una sola palabra: fracaso. Es solo una concatenación de fracasos en la lucha contra el hambre:

– 1974, primera cumbre contra el hambre: se establecía erradicar el hambre en diez años.

– 1996, objetivo más modesto en la segunda cumbre: Reducir para el año 2015 el número de personas desnutridas a la mitad del actual.

– 2003: Más de 842 millones de personas pasan hambre en el mundo.

– 2008: “El resultado fue una raquítica declaración de intenciones que obvia los problemas de fondo.

En la siguiente cumbre grandilocuente habrá más hambrientos: la especulación con los alimentos, la liberalización de los mercados — en un solo sentido –, las subvenciones a los agricultores — en el mismo sentido –, los biocombustibles, el cambio de la dieta en China… todos ellos factores que pone todo el mundo encima de la mesa, acompañados por algunos de chequera, pero sin soluciones .

El líbano: una mecha de un gran polvorín

Monday, June 25th, 2007

Todo parece señalar que una furgoneta cargada de explosivos fue la que terminó con la vida de los seis soldados del ejército español, en Jiam, el Líbano, a poco más de nueve kilómetros de la frontera con Israel.

El verano pasado, Israel decidió lanzar una guerra contra el Líbano para terminar con la milicia chíi de Hizbulah, tras el secuestro de dos soldados israelíes en territorio libanés; Israel no solo no rescató a los dos soldados sino que perdió la guerra, y la milicia chíi salió reforzada. Un refuerzo de las fuerzas internacionales bajo mandato de la ONU buscaba garantizar que Israel no volviera a atacar el Líbano, y que Hizbulah bajara su perfil contra Israel.

Como recuerda Maruja Torres en su columna de hoy, “antes de que Abu Ghraib se hiciera con la corona de la infamia en materia de torturas a prisioneros, la cárcel de Jiam se llevaba la palma”. En la guerra del verano pasado, Israel terminó con ese museo de los horrores, tal y como recordaba Algarabía.

España tiene desplegados a 1.100 soldados en esa zona, donde Hizbulah es predominante. Cuando hace poco más de un mes comenzaron los enfrentamientos entre el ejército libanés y el grupo palestino de Al Fatah al Islam (situado en la órbita de Al Qaeda), los responsables de inteligencia de Francia, Italia y España se reunieron en Sidón con altos responsables de Hizbulah para garantizar la seguridad de las tropas internacionales. Como asegura Robert Fisk en su columna de hoy, Hizbulah se mostró entonces preocupada por la posible extensión de grupos satélites de Al Qaeda extendieran su actividad también al sur del país; por tanto, si se confirma esta autoría, también es un golpe para Hizbulah.

Las operaciones del ejército libanés contra estos grupos no se limita al campo de refugiados de Nahar el Bared: en el de Tiro (bastante cerca del lugar donde están desplegadas las tropas españolas) también tuvieron lugar algunas escaramuzas, sofocadas por el resto de grupos palestinos que garantizan, en teoría, la seguridad en el interior de los campos de refugiados.

Pero tampoco se limita solo a los campos de refugiados: ayer domingo fuerzas de seguridad libanesas mataron a cuatro o cinco militantes en un apartamento de Tripoli, en un enfrentamiento que se prolongó durante horas y que también terminó con la vida de un soldados, un policía y dos civiles. Además, siete atentados (uno que acabó con la vida de un diputado antisirio) se han producido en el Líbano desde que comenzó el asedio sobre Nahar el Bared.

“No habrá problemas en tres o cuatro meses, porque al menos Hezbolá está un poco debilitada. Pero en tres, cuatro o cinco meses puede ser peligroso. Estoy un poco inquieto por el futuro”, le aseguraba Chirac a Zapatero al inicio de la misión, en septiembre pasado. Chirac tenía razón, pero se equivocó en el tiempo y tal vez en la autoría del ataque.

En Oriente Medio no se puede ver lo que sucede en un país sin echar la mirada en lo que pasa en los vecinos.

Palestina está atravesando una de las peores crisis, con Hamás y Al Fatah batallando por el poder. La última se reúne con Israel en Egipto para “relanzar el proceso de paz” y contrarrestar a la primera. Hamás, por su parte, ya ha rechazado cualquier contacto con Israel: “Los americanos no nos van a dar nada. Israel no nos va a dar nada. Nuestra tierra, nuestra nación, no se conseguirá salvo con firmeza y resistencia”, según declaraciones del líder de Hamás, Ismail Haniya.

Irak vive en su continua guerra civil (en lo que llevamos de lunes han muerto al menos 30 iraquíes en distintos atentados), con el ejército estadounidense e iraquí lanzando una operación de gran alcance contra la insurgencia suní en Baquba, y que Estados Unidos relaciona con Al Qaeda. Esta operación está demostrando, de nuevo, la falta de preparación y de equipamiento del ejército iraquí, en boca del general de brigada estadounidense Mick Bednarek, y la dificultad de imponerse a la insurgencia.

Y sin olvidar otras ramificaciones de un conflicto en la región, con infinidad de frentes y una multitud de actores, como puede ser Irán y Siria, que son acusadas de tener un protagonismo en todos los frentes (Palestina, Irak y Líbano), sin olvidar el contencioso nuclear iraní y las incursiones de Turquía en el norte de Irak para atacar a supuestas guerrillas kurdas.

Oriente Próximo sigue siendo un polvorín con muchas mechas.

¿Intervención en Darfur?

Thursday, April 19th, 2007

Hace un año recogíamos la campaña Save Darfur, protagonizada por gente guapa como Georges Clooney, o la serie Emergencias, que rodaron un especial en Darfur.

Las cosas en Darfur siguen igual, básicamente porque el mejor seguro que tiene Sudán ha sido, hasta ahora, China. La situación parece haberse calentado por un informe secreto de la ONU hecho público ayer por el NYT.

En ese informe se asegura que el gobierno de Sudán está usando aviones maqueados como los de la ONU para bombardear la región:

Avión maqueado por Sudán para bombardear Darfur, según informe secreto de la ONU

¿Realidad, construcción de un casus belli o ambas a la vez? De momento el presidente de EE.UU aprieta las tuercas al gobierno de Jartúm: “El tiempo de las promesas se ha acabad (…) El mundo necesita actuar. Si el presidente Bashir no cumple con sus obligaciones con los Estados Unidos de América, actuaremos.”

¿Seguro que actuarán metiéndose en otro berenjenal tal y cómo está Iraq?

Ruanda, 1994

Tuesday, April 10th, 2007

Lo recordaba ayer D. Basteiro en una “ventana internacional”: por estas fechas, hace 13 años tenía lugar el genocidio en Ruanda.

Corría el año 94 cuando el Frente Patriótico de Ruanda del hoy presidente Kagame – compuesto por tutsis en el exilio allá en la vecina Uganda – comenzó una marcha hacia la capital, Kigali. El ejército ruandés, entrenado por el expertos militares franceses, para contrarrestar el poder de los guerrilleros, entrenó milicias civiles, conocidas como Interhamwue – los que atacan juntos – y Impuzamugambi – los que tienen un solo objetivo -. Estas milicias serán protagonistas clave para el genocidio.

Genocidio Rwanda

El gobierno, de mayoría hutu, promocionó un genocidio en toda regla, con una Francia diciendo un “ya será menos” y minimizando los horrores que sufría los tutsis.

La radio fue un elemento clave para la extensión del terror hutu contra los tutsi; el gobierno, antes del genocidio, repartió gratuitamente receptores de radio para que los ciudadanos escucharan la única radio del país: Radio Rwanda. Sin embargo, pronto vio la luz una emisora privada: Radiotélévision Libre de Milles Collines. (more…)