Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • August 2019
    M T W T F S S
    « Jun    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Instagram
  • Twitter

Archive for the ‘UK’ Categora

Harry, el capitán matatalibanes

Tuesday, January 22nd, 2013

He matado en Afganistán, pero papá quería que actuara cómo un príncipe (…)He tomado una vida para salvar otra vida.  Si hay gente que trata de hacer cosas malas a nuestros chicos, entonces los ponemos fuera de juega (…); “nuestro trabajo aquí es asegurarnos que los chicos en tierra está seguros, y si eso significa que hay que disparar a alguien que les dispara, pues lo haremos (…)

Estas palabras han sido pronunciadas por el capitán Wales, de 28 años. No sería noticia si no fuera el tercero en la línea de sucesión a la corona del Reino Unido.  Harry ha terminado su despliegue en Afganistán con estas declaraciones a la prensa, mantenidas en secreto hasta que ha estado fuera de Afganistán para no poner en peligro su seguridad.

 

Harry, a la carrera en Afganistán

Harry es un auténtico descelebrado: recuerden sus disfraces de nazi, su coqueteo con la droga o su juerga en Las Vagas… cosas de poca importancia (y de mal gusto) si no fuera quien es. Ahora reconoce sin despeinarse que ha matado desde los mandos un helicóptero Apache. Ni siquiera existe un atisbo de lamento, de conciencia. Lo que más perturba es esa naturalidad con la que reconoce que ha matado.  Un porte de chulo matón, de superhéreo, un Tom Cruise en Top Gun y encima con sangre azul.

Lo extraño no es que este niño de papá — acuérdense del cabreo que se pilló cuando no le dejaron ir a la guerra en Irak, y luego como se le fabricó en secreto una tour para que el niño fuera a la guerra de Afganistán — lo diga, lo piense y lo asimile. Lo extraño es que nadie le haya frenado, que ningún asesor le haya aconsejado que eso niño no se dice, que mejor cuenta cualquier milonga o frase tópica sobre la guerra, diciendo que si, pero sobre todo diciendo que no, y todo lo contrario. Una respuesta acorde con los asesores:  una cínica. Así no le damos munición propagandística tan buena al enemigo taliban.

Así que todo ese aparataje mediático que rodea a una institución tan propagandística como es la monarquía ha querido que nos enteráramos todos que su príncipito cumple con su deber, que es un buen soldadito, y que subido a su Apache (eso si, no a cara de perro) mata a nuestros malos. No es nuevo: su tío Andrew combatió en La guerra de Las Malvinas, también a bordo de un helicóptero (la infantería no es cosa de príncipes)  y por empecinamiento de la propia reina que se negó en redondo a que su hijo permaneciera en la retaguardia. Son save the Queen. 

No sé que pensaría Lady Diana: ella lanzándose a desminar el mundo y su vástago matando hombres.

Por cierto, no me resisto a copiar el arranque de este análisis de H.Freeman en The Guardian:

Is it a bird? Is it a plane? Probably a Chinook? Yes! It’s the return of Captain Wales! That superhero who flies into Britain’s life sporadically, straight out of the ebony shadows of an agreed media omerta and into the carefully controlled lights of a single media interview, replete with photos that can’t help but look like an especially sloaney university’s production of Top Gun (it’s the sunglasses).

 

El arte del titular: el portero villano inglés

Sunday, June 13th, 2010

Protagonizar una portada durante el Mundial no debe de ser tan dificil: sólo hay que cagarla. Y si eres inglés el eco es mayor: viven el fútbol como si lo hubieran inventado y tiene una prensa especialmente amarillista, incluyendo a la de apariencia seria.

Ayer el guardameta Green fue el protagonista del Inglaterra – Estados Unidos. Los de Capello (pese a ser italiano el primer ministro Cameron aseguró estos días que era el tipo más importante de Inglaterra) se las daban de ganadores frente a un equipo que a eso lo llaman soccer, hasta que apareció Green: un balón fácil de atajar, lo acabó metiendo hasta el fondo.

Así que estaban casi cantadas las portadas del día siguiente en la prensa británica. Me quedo con estas dos: “Manos de patán” y “Oh no, otra vez no…”:

Y una frase de Di Stéfano (copiada a Tomás Ondarra): “No te pido que atajes las que van dentro, pero por lo menos no te metas las que van fuera”.

Elecciones británicas

Friday, May 7th, 2010

Seguimiento a la jornada electoral británica, sin pretender ser un minuto a minuto, y casi un hora a hora.

14.14.- Los liberales y el diablo. Los liberales pactarían con el diablo a cambio de una reforma en el sistema electoral“, dice David Mathieson, ex asesor de R. Cook y colaborador con la fundacion FRIDE en Madrid, en una entrevista digital en El País. “Es difícil pensar que vayamos a ver un parlamento de 5 años con un ejecutivo que no disfrute de una mayoría en ello. Tarde o temprano el gobierno va a presentar una medida sin tener el apoyo en la legislatura y esto provocará las elecciones anticipadas”.

9.50.- La batalla legal después de las elecciones. Miles de personas no pudieron votar. Escenas “propias del tercer mundo“, con colas de electores a las puertas de los colegios sin poder ejercer su derecho al voto. Veremos en que queda.

9.35.- Un ganador: David Cameron, conservador; un perdedor: Gordon Brown, laborista; un defraudado: Nick Clegg, liberal; una expresión: parlamento colgado. Los británicos no están acostumbrados a este tipo de resultado, sin que ninguno de los candidatos tenga la mayoría absoluta para gobernar. Quizá lo que mejor resuma la situación es el arranque de la crónica de The Economist: “David Cameron está en el curso de reemplazar a Gordon Brown como primer ministro britanico”. El semanario recuerda que los conservadores tienen la mayoría popular, que los laboristas no tiene la confianza del electorado y que no pueden sumar votos con los liberales, que a esta hora, con más del 80% de los votos escrutados no solo no mejoran, sino que pierden seis escaños.

20.40.- No habrá resultados claros. Mejor no apostar por un ganador esta noche.  Juan Cruz cuenta en Una memoria de El País, la “zozobra” que pasó en la noche electoral de 1992, cuando dio por ganador a los laboristas, cuando ganaron los conservadores:

Aquella mañana yo me quería morir.

Era el 10 de abril de 1992; la noche anterior los británicos habían celebrado elecciones; los laboristas iban ganando y John Major iba agotando su tatcheriana mayoría. Eran las dos de la madrugada y yo estaba como redactor de cierre en el periódico, en esa especie de nirvana final en el que parece que lo único vivo son los periódicos.

¿Qué hago?, pregunté al director adjunto, que a esa hora contrastaba desde su casa los últimos cambios. Dijo lo que se dice siempre en estos casos: “Haz lo que quieras; puedes cerrar con los últimos resultados, o puedes esperar”. Hice lo primero, con lo cual aparecía que los conservadores perdían las elecciones. Ganaron, y por goeleada; al mediodía, cuando la naturaleza me despertó, me despertó también una llamada de Francisco G. Basterra: “¿Qué has hecho?” Paco era otro vasco silencioso; había sido corresponsal en varias etapas, y durante mucho tiempo tuvo la misión de vigilar en la Redacción lo que hacían los otros; podía ser muy duro, pero en los momentos graves era comprensivo, un compañero de veras, ligado a una tradición  del periodismo que tiene más que ver con la autocrítica que con la complacencia. Tenía ese idea la misión de responder a mi torpeza con una bronca; le expliqué, y él iba diciendo, como si estuviera tan abrumado como yo: “Ya, ya, que me vas a contar, bueno, bueno”, como si a él también se le hubiera caído la vida encima. Y no hubo bronca; al final me dijo: “vente para acá, que ya es otro día”.

20.30.- Dónde votan en el Reino Unido. Curioso lo de los centros electorales en el Reino Unido. Votan en la peluquería, en la lavandería, en un garaje, en una caravana

17.03.- Un widget para seguir los resultados. The Economist presenta esta aplicación para poder incrustar en tu blog. Vía| Directo de El País (por cierto, no lo puedo incrustar).

16.30.- La jornada electoral, en fotos. Fotogalería que estamos montando en El País.

Colegio en un garaje

Colegio electoral en un garaje de Londres (AP)

14.55.- Aviso a los impostores. Una foto en Flickr de un cartel a las puertas de un colegio electoral en Londres, donde avisa, entre otras obviedades, que es delito “votar en persona o por correo por otra persona, como elector o como representante, aunque la persona esté viva, muerta o sea una persona de ficción”:

Cartel electoral en un colegio de Londres

Cartel electoral en un colegio de Londres

13.59.- Y twitter llegó. Ya no es concebible una campaña y una noche electoral sin Twitter. The Guardian ha sacado una lista de personalidades británicas que tienen twitter. Por ahora solo uno parece interesado en twittear. (Vía @mlagoa) .

11.33.- Un poco de historia: La BBC hace un repaso con fotografías y sonido de la historia electoral de Gran Bretaña desde 1945.

11.00.- Elecciones distintas a las anteriores. Crónica de Walter Oppenhaimer en El País:

Estas elecciones son completamente distintas a muchas otras. Por la incertidumbre que destilan los sondeos preelectorales, por supuesto, pero también porque nunca antes los electores tenían que enfrentarse a tres opciones distintas: mantener al actual Gobierno, cambiarlo o revolucionar el sistema dando un apoyo masivo a los liberales-demócratas para acabar con el bipartidismo.

10.16.- Las portadas de los periódicos británicos el día de las elecciones (via @borjaechevarría):

Portadas de periódicos británicos

Las portadas de hoy se las ha llevado de calle el conservador Cameron. Desde la salida de Blair del 10 de Downing Street, la prensa de Murdoch ha vuelto a su natural cauce de apoyo a los conservadores. ¿Puede movilizar a muchos laboristas ver la cara de Cameron en las principales portadas de los periódicos?

9.41.- Dos blogs británicos para seguir la jornada electoral: Andrew Sparrow, en The Guardian y el Election’10 de The Times.,

La ayuda de Blair

Wednesday, May 5th, 2010

“Vote por lo que crea. Si crees que sus políticas son buenas, vote por ellos, pero si no, no lo haga. Los liberales demócratas no salen fuera a decirle a la gente ‘vota laborismo’. Están intentando quitarnos escaños”. En estas frases se resume la intervención de Blair, a través de The Guardian, en las elecciones británicas en el último suspiro, cuando las encuestas aputan a una victoria ajustada de los conservadores y a un plausible descalabro de los laboristas en favor de los liberales en  votos.

Otra cosa es como se reparten los votos populares, como se traducen en escaños, en un sistema electoral donde se lleva la plaza quien consigue un voto más. Un sistema complejo, “con circunscripciones de un escaño, favorece a los laboristas, penaliza a los conservadores y perjudica extraordinariamente a los liberales-demócratas”.

Y en estas últimas horas aparece Blair, el padre del resurgir laborista tras el largo gobierno de los conservadores, con su Tercera Vía, a echarle un cable a Brown, quien hizo todo lo posible para desbancarle  hasta lograrlo. No sé si el “vote por lo que usted crea” ayuda a un desgastado Brown, que se ha pasado media campaña a la defensiva, sin ideas nuevas y transmitiendo menos confianza que un Cameron que cree que la victoria se la merece por lo mal que lo han hecho los laboristas.

Mientras, el candidato laborista, insiste en la estrategia de que los liberales nos van a quitar nuestra trata. La táctica de última hora parece apuntar a salvar los escaños seguros y esperar a que la distribución de los escayos les ayude.  Y es la táctica (y retórica) de un perdedor  o de un ganador pírrico.

PS: ¿Podrán ganar los laboristas las elecciones sin el imperio mediático de Murdoch, puesto antes al servicio de Blair, y que ahora vuelve a su cauce natural de apoyo a los conservadores?

Una frase

Sunday, July 12th, 2009

“Las emotivas imágenes de soldados repatriados en ataúdes han intensificado la presión sobre los ministros para que expliquen que las perdidas de vidas es por una causa que se puede ganar”. Esta frase aparece en The Guardian, pero podía haber sido leída en otra cabecera británica. Empieza a ser un problema de opinión pública. Si ayer Brown decía que la extrategia era la correcta, hoy parece que la táctica fallaba: según The Guardian, el gobierno británico estudia enviar 2.000 efectivos más a Afganistán.

En The Times la vertiente afgana es fundamentalmente política: los laboristas acusan a los jefes del Ejército de hacer política, al reunirse con tories y trasladarles la necesidad del envío de, precisamente, 2.000 efectivos más a la provincia de Helmand (actualmente tiene 8.000 efectivos). Los tories están en una posición cómoda: no se espera de ellos que hagan política sobre este tema (siguiendo el tradicional whit my country), pero la ineficacia del gobierno laborista puede quedar de manifiesto por sí sola: es difícil explicar que el sacrificio merece la pena y sobre todo que se puede ganar.

Donde se empiezan a perder las guerras

Saturday, July 11th, 2009

“Si necesitan equipamiento, sea el que sea, para apoyarles en primera línea, entonces por supuesto que el Gobierno […] está preparado para ayudar”: el ministro de Finanzas, Alistair Darling, en declaraciones a la BBC. Viñeta de TIMES de Peter Brookes:

El primer ministro británico, Gordon Brown, asegura en una misiva enviada al Parlamento que la estrategia es la correcta. “Pese a las trágicas pérdidas, la moral permanece alta y puedo dar a conocer la evaluación de los oficiales sobre el terreno en el sentido de que las operaciones en marcha están teniendo éxito en sus objetivos”. La BBC acompaña la noticia con la imagen de unos de los fallecidos.

Las guerras se empiezan a perderse en los medios de comunicación.

La pareja del espía

Sunday, July 5th, 2009

El peor enemigo de un espía puede ser su propia pareja. Por eso los servicios secretos se cuidan mucho de garantizarse que los compañeros sentimentales sepan lo justo, siempre y cuando se merezcan saber algo sobre a que ss dedica su chico/a.

Sir John Sawers — nombrado nuevo jefe del Mi6 — se debe de estar acordando más de lo normal de su señora esposa. La señora de Sawers (Shelley, nombre de pila), como muchos, usaba sin parar Facebook: fotos de las vacaciones, la lista de amigos del matrimonio y hasta las direcciones de sus residencias. La lady no tomó ni una sola medida de privacidad, y los datos eran accesibles para los 200 millones de usuarios de la red.  Y a Sir John Sawers le nombre jefe del Mi6, servicios secretos, y resulta que parte de su vida, está en la Red.

No es que Sir Sawers fuera un burócrata sin importancia antes de llegar a lo más alto de los espías: hasta su nombramiento era embajador del Reino Unido ante la ONU, algo que se merecería cierta discreción. Pero no la había. También un absurdo que sean los propios medios de comunicación británicos los que hayan alertado de la existencia de estos datos al Foreign Office, entre los que figuran los amigos del matrimonio. Después de la pareja la mejor manera de llegar a un espía son sus amigos. Pero supongo que estarán tranquilos en el Mi6: si ellos fueron tan incompetentes para no darse cuenta de que existían estos datos, es posible que el resto de casas de inteligencia ni lo hayan olido.

The Sunday Mail es el periódico que más se ceba con el asunto, recogiendo imágenes privadas (y por tanto ridículas) de la familia aristocrática (y por tanto más ridículas todavía).

La puntilla del asunto es que lady Sawers se dedicó a felicitar a su marido en el Face cuando fue nombrado en su nuevo puesto, lo que demuestra que esta señora es peor que un pirómano con cerillas y un bidón de gasolina en un parque nacional. No veía ella el riesgo de publicar cosas sobre su marido, pese a su nombramiento.

Las redes sociales, el entusiasmo con el que la peña se está adentrando en Internet, nos va a proporcionar en los próximos tiempos noticias tan divertidas como estas. Dentro de unos años, nos tiraremos por el suelo al recoradar lo que hizo el desconocimiento en el uso de estas herramientas.

Dejo en el aire una pregunta: ¿Habrá comprobado el CNI que Felix Sanz Roldán, su nuevo jefe, no tiene datos en el Facebook? No le pega, pero a saber…

The Guardian: el periodismo ciudadano para cotejar datos

Friday, June 19th, 2009

Una cosa es que el lector sea una pieza angular en los medios digitales: puede comentar las noticias, mandar correcciones, o incluso generar su propio contenido. Y otra cosa es poner al lector a hacer un ingente trabajo de documentación, que el medio directamente no puede asumir.

Antecedentes del caso: el Parlamento británico pone a disposición 700.000 documentos sobre gastos de sus parlamentarios. Transparencia informativa, o más bien un exceso de información, que supone una desinformación en si misma: es dificil procesar toda es información.

Solución de The Guardian: poner a los lectores a cotejar los datos:

“Únete a nosotros en el escrutinio por los 700.000 documentos de gastos de los parlamentarios para identificar reclamaciones individuales, o documentos que crees que merecen una investigación más profunda. Puedes trabajar en los gastos del propio de tu propio parlamentario, o aprieta el botón para empezar a revisar”

Hay que reconocer que The Guardian son un rato listos: por un lado hacen que el lector se crea un periodista de investigación, parte de la noticia misma, y sobre todo se ahorra unos dineros y recursos en esta labor ingente. Vamos, un morro que se lo pisan, pero una idea brillante.

Estoy por no salir hoy de casa y ponerme a buscar gastos raros en las cuentas de los parlamentarios. Por ejemplo, cuánto se gastan en libros y qué libros se compran. Pedazo de plan para un viernes soleado.

Resaca electoral

Monday, June 8th, 2009

Si dentro de unos decenios me preguntan por las elecciones europeas de hoy es posible que no me acuerde de casi nada, salvo de esta foto:

Rita Barberá eufórica, desatada, haciendo el gesto de la victoria (12 puntos le ha sacado al incompetente PSV)  al lado de un todo dientes y sonrisa Francisco Camps que aplaude, no sé a qué ni quién ni en qué palo. La fotografía es de Carles Fracesc.

Vía (es un decir) | Minuto a minuto de ELPAÍS.com

PS: Es posible que también me acuerde de Letizia Noemi y de cómo Papi Berlusconi le ha cerrado el colegio electoral para que vote en paz. Por cierto, ganó.

Ps2: Con suerte también es posible que me acuerde del tremendo varapalo que se ha llevado el laborismo de Brown, pasando a ser la tercera (sino la cuarta) fuerza política del Reino Unido.

PS3: Que haya ganado la derecha a nivel europeo con la participación más baja de la historia, es posible que me cueste más acordarme de ello, tanto como que el PSOE ve esta derrota como una derrota dulce. “Con una crisis tremenda, cuatro millones de parados y el PP solo nos saca poco menos de cuatro puntos“, deben de estar pensando en Ferraz . “Es el mejor resultado de todos los partidos socialistas de Europa”, aseguró Leire Pajín,  con palabras de consuelo que no deberían de consolarle.

Es lo que tienen la borracheras electorales: que en la resaca uno se acuerda solo de algunas cosas de la noche anterior.

El arte de titular: el estrés de Gordon Brown

Sunday, June 7th, 2009

Impecable artículo de The Guardian:

La mejor manera de mostrar esa preocupación, ese estrés, es en las uñas: Brown, el premier británico, se las está mordiendo hasta hacerse sangre. La foto, el detalle, es de Charlie Bibby (para Financial Times). Gracias Carlos por el enlace.