Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • October 2020
    M T W T F S S
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Instagram
  • Twitter

Archive for the ‘Israel’ Categora

Criticar a Israel

Sunday, April 5th, 2009

¿Es antisemita criticar al Gobierno israelí?“, se pregunta Milagros Pérez Oliva, defensora de los lectores de El País, en el artículo de esta semana, a raíz de las misivas críticas enviadas por la embajador de Israel a los responsables de El País donde critica la cobertura de la ofensiva sobre Gaza, y el trabajo del corresponsal en Israel Juan Miguel Muñoz. Una estrategia propagandística seguida con otros diarios y periodistas, como por ejemplo el diario Público.

El embajador de Israel, si no lo ha hecho ya, tiene que estar preparando otra carta por la “falta de objetividad” en este reportaje que emitió ayer Informe Semanal, y que retrata la cruda realidad de la guerra que Israel lanzó contra una de las zonas más dénsamente poblada del planeta.

Cálculos sobre Gaza

Tuesday, March 3rd, 2009

70 países sacaron ayer la chequera en el balneario de egipcio Sharm el Sheij y comprometieron 3.500 millones de euros para la reconstrucción de la Franja de Gaza. 3.500 millones de euros para reconstruir un territorio que fue arrasado por un desastre natural. Nadie bombardeó la franja de Gaza y mató a más de 1.300 personas. Fue un huracán, un terremoto, u otro tipo de desastre. Por eso la solidaridad ha sido tan clara, tan rotunda.

Es una ayuda sustanciosa, en un tiempo de crisis económica garrafal.Si dividimos los 3.500 millones de euros entre los 360 kilómetros cuadrados que tiene la franja de Gaza, toca a 9,7 millones de euros por kilometro cuadrado. Toda una inyección para las maltrechas infraestructuras tras el paso de ese desastre natural al que se le dio el nombre de Operación Plomo fundido, y que vino precedido de unos tres años de bloqueo del territorio, también como si fuera un desastre natural: sin culpables, pese a que las armas procedieron, en parte, de las mismas chequeras.

Es, también, una ayuda que puede abrir la puerta a futuras inversiones, si atendemos a algunos precedentes: el aeropuerto de Gaza, construido en su mayor parte con dinero español, fue arrasado en 2001 por Israel, y eso que aún Hamas no controlaba la franja. Los donantes — entre ellos 180 millones de euros de España — no han dejado del todo claro como van a canalizar esa lluvia de millones para paliar las consecuencias de la lluvia de bombas: la franja de Gaza está controlada y gobernada por Hamás. Clinton, la nueva secretaria de Estado, no mencionó su nombre, al decir: “Deben renunciar a la violencia, reconocer a Israel y aceptar los acuerdos firmados por la OLP”. Y aseguró que no quiere que este dinero vaya “a las manos equivocadas“, por lo que siguen pensando como hacer llegar estas ayudas: por un lado Hamas controla Gaza — y no la ANP de Abu Mazen — y por otro lado Israel mantiene bloqueado el paso.

El borrador de cualquier futuro queda, de nuevo, hipotecado, como los 3.500 millones de euros comprometidos en ayuda. Pendiente está aún la formación de un nuevo gabinete en Israel, presidido por el muy derechista Netanyahu  y que necesita del apoyo de la extrema derecha populista (racista y xenófoba) de Lieberman, que puede ser aupado a la cartera de exteriores o defensa. Ninguno de los dos tiene como prioridad la creación de un estado palestino.Pendiente está aún que se siga obviando a Hamas, como si no nombrarlo fuera a terminar con él. Pendientes tantos otros extremos que seguro da para otras cumbres con o sin 3.500 millones de euros.Para el final, éste reportaje de Al Jazeera, sobre dónde han de ir esos 3.500 millones de euros, si algún día llegan: 

 
    

Las armas usadas por Israel contra Gaza

Monday, February 23rd, 2009

Amnistía Internacional tiene una función esencial: sirve como arma contra la amnesia, y logra algunos titulares como el que lleva hoy The Guardian: en esta ocasión Amnistía Internacional ha elaborado un informe sobre el material de guerra suministrado por países extranjeros a Israel y que fue usado –especialmente el de origen estadounidense — durante el bombardeo indiscriminado sobre Gaza, una de las zonas con mayor densidad de población del mundo, y que dejó más de mil muertos. Extraígo algunos puntos:

“Las fuerzas israelíes han usado fósforo blanco y otras armas suministradas por EE UU para llevar a cabo serias violaciones de la leyes humanitarias internacionales, incluyendo crímenes de guerra”, asegura Donatella Rovera, que encabezó la misión de Amnistía Internacional en el sur de Israel y Gaza. “Sus ataques tuvieron como resultado la muerte de cientos de niños y otros civiles y una destrucción masiva de casas y infraestructura. Al mismo tiempo, el lanzamiento de cohetes por Hamas y otros grupos armados palestinos, menos letales que el armamento usado por Israel, también causó importantes muertes de civiles y constituye un crimen de guerra” (…)

Desde hace años, Los Estados Unidos de América ha sido el mayor suministrador de armas convencionales de Israel. Bajo un acuerdo de 10 años hasta el 2017, EE UU debe proporcionar 30.000 millones de dólares en ayuda militar a Israel, un incremento del 25% comparado con el periodo precedente de la administración Bush. (…)

Etiqueta en los restos de un misil  fabricado en EE UU que mató a tres paramédicos y un niño en enero de 2009. Fotografía Amnistía Internacional

En Gaza, una vez terminados los combates, los investigadores de Amnistía Internacional encontraron fragmentos y componentes de la munición usada por el Ejército israelí — incluyendo muchas fabricadas en EE UU — entre los escombros de escuelas, hospitales y casas de civiles. Se incluía proyectiles de artilleria y tanques, morteros y remanentes de Hellfire (misiles guiados) y otros misiles aéreos y bombas lanzadas desde F-16, así como restos humeantes altamente incendiarios de fósforo blanco.

También encontraron restos de un nuevo tipo de misil, lanzado aparentemente por aviones sin tripulación, que hace estallar una gran cantidad de cubos afilados minúsculos del metal, cada uno de ellos de entre 2 mm y de 4 mm de tamaño. Esta metralla realizada con fines mortales había perforado puertas gruesas de metal y penetrado profundamente en muros de cemento y ésta claramente diseñada para maximizar los daños humanos.

La lectura del informe trae consigo algunas sorpresas — de nuevo rescatadas de la amnesia — sobre los países que venden armas a Israel. No hay ningún país que haya reducido sus ventas a Israel, pese a las críticas solapadas que se le hace cuando mata a palestinos:

Desde la llegada del PSOE al Gobierno de España la venta militar a Israel ha pasado de 35.000 euros a 2.260.000 euros. No está nada mal el incremento. ¿”Armamento defensivo”? España ha vendido municiones a Israel por cerca de 1 millón de dólares, según el informe de Amnistía Internacional, que cita datos de la ONU. ¿Balas defensivas? ¿de goma?

Ganadores inciertos, perdedor seguro, en un país ingobernable

Thursday, February 12th, 2009

“Probablemente sólo existe un Estado en el mundo en el que nada más cerrarse las urnas ya se habla de las siguientes elecciones. Anticipadas. Es el caso de Israel”, escribe J.M. Muñoz en Un país ingobernable, que es un repaso a la configuración política de Israel. 12 formaciones políticas se reparten los 120 diputados. Un panaroma político más que fragmentado.

No hay nada claro con los resultados puestos encima de la mesa (el voto militar puede hacer que la derecha Likud empate con Kadima), salvo en un punto en el que todos los analistas coinciden, con el ascenso de los ultras: Lieberman, un racista antiárabe que llega a proponer lanzar bombas atómicas sobre Gaza, y que rechaza cualquier proceso con los palestinos en el que se incluya “paz por territoriso”. La campaña a este especimen se la hicieron Livni, Barak y Olmert en el matón ataque a Gaza. Ha sido su formación la que más redito ha sacado, y la que puede tener una llave decisiva para la formación de un gobierno.

Si Lieberman parece que probado el sabor de la victoria, la almendra amarga es siempre para los mismos: los perdedores de las elecciones vuelven a ser los palestinos.

La guerra en El Atatra

Thursday, February 5th, 2009

El Atatra es una localidad de la franja de Gaza. NYT publica las fotografías hechas por Tyler Hicks durante la ofensiva israelí, y que retrata la vida de sus habitantes.

Cómo cargarse la jurisdicción internacional de la Audiencia Nacional

Sunday, February 1st, 2009

ACTO I. El pasado mes de diciembre, el embajador de Israel en España, Raphael Schutz, se reúne con el juez Andreu en la Audiencia Nacional para conocer si la querella presentada por el Centro Palestino de Derechos Humanos contra un ex ministro de defensa de ese país y seis cargos militares podría comportar el riesgo de que los acusados fueran detenidos si salían al extranjero. Al parecer el juez le dijo que aún no había sido admitida a trámite la demanda, y le recordó a Schutz que había pedido una documentación a Israel sobre la operación militar desarrollada en la franja de Gaza en la que, además de un miembro de Hamás, Israel asesinó a 14 civiles en 2002 .

ACTO II. El juez Fernando Andreu admite a trámite la querella presentada . Los medios de comunicación de todo el mundo se hacen eco de la noticia, como el Washington Post, un medio nada sospechoso de ser antiisraelí. Se citan párafos del Juez Andreu en el que se justifica que los encausados cometieron crímenes contra la Humanidad al matar a 13 civiles durante la operación en la que murió el líder de Hamás.  Israel cometiendo crímenes contra la humanidad, y escrito por un juez: un duro golpe.

ACTO III. La ministra de Exteriores isrealí, Tzipi Livni, y su homólogo español mantienen una conversación telefónica sobre ésta querella. La única versión que transciende es la de ministra israelí: “El ministro Moratinos me acaba de decir que España ha decidido cambiar su legislación relativa a la jurisdicción universal y que esto puede evitar los abusos del sistema legal español (…) Creo que es una noticia muy importante y espero que otros países europeos hagan lo mismo”. Ante éste hecho, el ministerio de Exteriores español sigue guardando silencio, como de costumbre en nuestra diplomacia.

ACTO IV.  El Gobierno hace llegar el desmentido de que vaya a ser de efecto retroactivo, y asegura que quiere limitar las demandas a los casos en los que España tenga “nexo de conexión”.  El Gobierno se olvida o hace pasar por alto un principio procesal como es el indubio pro reo: es decir, si hay una ley posterior que beneficia al reo, o al procesado, se debe de aplicar.

ACTO V. Leire Pajín, secretaria de organización del PSOE, asegura sobre la reforma que “nada tiene que ver con lo que estamos viviendo estos días entre Israel y una decisión judicial”. ¿Y las declaraciones de Livni?¿Las ha desmentido? Si nada tiene que ver con una reforma que estaba en el cajón desde hace tres años, ¿por qué justo ahora sale a la luz? ¿por la incontinencia verbal de Moratinos?

EPÍLOGOS.

— En el año 1998, Baltasar Garzón, Juez de la Audiencia Nacional, cursó una orden de detención contra el dictador chileno Augusto Pinochet, de visita en Londres. Por aquel entonces, el Gobierno presidido por José María Aznar, puso trabas diplomáticas e instó al fiscal a que se opusiera a la extradición de Pinochet. Aznar hizo todo lo posible para favorecer a Pinochet. Salvo una cosa: no se le ocurrió variar las leyes españolas para limitar el principio de jurisdicción internacional, en casos de genocidio y crímenes contra la Humanidad. “Los españoles no han visto en Aznar lo que les hubiera gustado ver en un [jefe de] Gobierno democratico” y añadió que, si él hubiera sido el presidente, “habría hecho casi todo de forma radicalmente distinta”, aseguraba el entonces jefe de la oposición, Joaquín Almunia. Ese Gobierno, el de Aznar, tenía una oposición, el PSOE,  que hubiera puesto el grito en el cielo si hubiera anunciado una reforma por aquel entonces. Con los papeles cambiados, el PP guarda silencio.

—  El Gobierno actual, presidido por José Luis Rodriguez Zapatero, nada dijo cuando se procesó a varios dirigentes chinos por un presunto genocidio contra tibetanos, o cuando en la Audiencia Nacional abrió una causa contra varios militares marroquíes por supuestos delitos contra la Humanidad contra saharauís. El Gobierno guardó silencio y no hubo el alboroto generado ahora. La noticia de que el Gobierno quiere limitar el principio de jurisdicción universal llega ahora, cuando se sabe que hay una demanda admitida a trámite contra israelíes y el Gobierno de Tel Aviv protesta.

— Hace unos meses, José Yoldi escribía ésta reflexión, de carácter general, y no sobre éste caso. Se titulaba Un tren que siempre llega con retraso y arrancaba asi: “La jurisdicción universal es la justicia de lo posible en un escenario imposible. Consiste en que cualquier tribunal del mundo pueda perseguir crímenes horrendos contra los derechos humanos, como el genocidio, los delitos de lesa humanidad o la tortura, para que no queden impunes. Sin embargo, su efectividad es casi nula o muy reducida. Nunca ha servido para parar los genocidios cuando se estaban cometiendo y en la mayoría de los casos se ha tenido que esperar muchos años para juzgar a los culpables, si es que se les ha juzgado, porque a los jefes de Estado no se les puede procesar, porque gozan de la llamada inmunidad soberana, es decir, que son intocables hasta que son derrocados o dejan el cargo. Es un tren que siempre llega con retraso (…)”

— El Gobierno debe de hablar sin tapujos a los ciudadanos. Debe decirles que no merece la pena tener un principio de jurisdicción internacional en casos de crímenes contra la Humanidad, crímenes de guerra y genocidios. Debe decir que quiere limitar ese principio de jurisdicción internacional porque va en contra de nuestros intereses, ya que cada vez que se enjuicia a alguien por estos supuestos el ministerio de exteriores debe andar dando explicaciones de que la justicia en España es independiente, y al parecer les falta saliva para ello. Debe decir que en ese camino de explicaciones los intereses españoles quedan mermados, y que ellos quedan como un Gobierno débil frente terceros. Entonces el Ejecutivo — y el PSOE, partido que lo sustenta — debe de decir que a cambio de esto seremos menos Democracia, porque perderemos ésta seña de identidad. Me temo que no hablarán tan claro.

Algo cambia, algo queda

Thursday, January 29th, 2009

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu investigará al ex ministro de Defensa israelí Benjamín Ben-Eliezer y a otros seis cargos militares a sus órdenes por un presunto crimen contra la humanidad. Los investigados fueron los presuntos organizadores en 2002 de un bombardeo en la franja de Gaza para acabar con la vida del dirigente de Hamás Salah Shehadeh, pero la operación se saldó, además de con la muerte del líder de la milicia, con la de otros 14 civiles, varios menores entre ellos, según relata el auto del juez. (Seguir leyendo La Audiencia investigará a un ex ministro israelí por un bombardeo en Gaza en 2002 que mató a 14 civiles)

Me temo que será otro caso Pinochet, pero siempre algo queda. Las ejecuciones de dirigentes palestinos fueron autorizadas por el Supremo Israelí en 2006 “si son en defensa propia”, que para Israel, por otro lado para Israel siempre parece ser en defensa propia…

Un Nobel de la Paz da la espalda a la BBC

Thursday, January 29th, 2009

Contaba H. Zin el otro día la decisión de la BBC de no emitir un anuncio para recaudar fondos destinados a la ayuda humanitaria para Gaza. A raíz de ésta decisión, Mohamed El Baradei, Jefe de la Agencia Internacional de Energía Atómica, ha cancelado una entrevista con la cadena prevista durante su estancia en Davos. “Cree que esta decisión viola las normas de la decencia humana que están para ayudar a la gente vulenrable independientemente de quien tiene o no la razón”, ha asegurado una portavoz de la agencia. La explicación de la BBC es que el anuncio de dos minutos podía vulnerar “su imparcialidad”; hoy la cadena británica — que hace gala de ser ejemplo de televisión pública — se “lamenta que el señor Mohamed ElBaradei no pueda participar en una entrevista de la BBC (…) Nuestras audiencias alrededor del mundo siguen estando interasadas e que tiene que decir sobre un ámbito de temas y esperamos que acepte una invitación en otro momento”.

El egipcio M. ElBaradei fue galardonado en 2005 con el Nobel de la Paz por sus esfuerzos junto y frente a la AIEA para impedir la proliferación de armas nucleares. ElBardei, junto al noruego Blix, mantuvo frente al Consejo de Seguridad de la ONU que Irak no tenía capacidad para producir armas nucleares y  sin ambajes dijo que los papeles que demostraban que Irak había comprodo uranio a Níger eran falsos, como luego se probó. ElBaradei ha sido molesto con la administración Bush, ya no solo con respecto a Irak, sin también con el control sobre el programa nuclear iraní.

Bienvenido Mister Mitchell

Wednesday, January 28th, 2009

Israel bombardea un tunel en Rafah el mismo día en que llega a la zona el nuevo enviado para Oriente Próximo nombrado por Obama, George Mitchell.

“[El bombardeo] fue en respuesta contra el ataque al Ejército israelí en el área de Kissufim en la mañana del 27 de enero, en el que murió un oficial y otros tres miembros del Ejército fueron heridos”, ha justificado el Ejército en un comunicado.

Mientras los pasos fronterizos de Gaza siguen cerrados — incluido el acceso a Egipto desde Rafah — los túneles no solo sirven para el tráfico de armas para nutrir a Hamás, sino fundamentalmente para hacer llegar de contrabando alimentos, terneros incluidos. La foto y el pie de Al Jazeera no deja lugar a dudas:

“Israel dice que los tuneles de Refah son usados para el tráfico de armas de Hamás”

Bienvenido a la región, Mister Mitchell.

Una tregua falaz

Sunday, January 18th, 2009

Tregua unilateral: es lo que votó ayer el gabinete presidido por Olmert, un primer ministro dimisionario por corrupción, que ha llevado las batutas de dos acciones sangrientas: la guerra del Líbano y la presente carnicería en Gaza. Esa tregua unilateral es una falacia. Seis horas más tarde de aprobarla, el Ejército israelí ataca el norte de la franja.

Las palabras son la mejor herramienta para la manipulación; se llama tregua, cese de las hostilidades, alto el fuego, como si estuviéramos ante dos ejércitos, disparando en pie de igualdad. Es falaz: ha de llamarse en todo caso un cese en la matanza despiadada, un cese que ha dado pábulo al primer ministro Olmert a pedir disculpas a las víctimas. Suena cínico, suena a burla.

Hay cambios, situaciones que van a peor. Israel seguirá dentro de la franja, algo que cambia después de inicio de los bombardeos; pero Israel sigue siendo el dueño y señor de los palestinos, y de Gaza especialmente: los ha cercado, en un gueto, y solo de su voluntad depende hasta su alimento; por los túneles que asegura haber destruido no solo entraba armamento para que Hamás lanzara cohetes sobre Israel: también de ellos se nutría parte de la economía, y por él transitaban bienes como alternativa a los pasos fronterizos controlados por Israel y por Egipto.

En éste epílogo de algo no terminado — Israel pretende querer definir con palabras como “tregua” o “cese de las hostilidades” el fin de la guerra, para que a la malsana comunidad internacional no se le siga cayendo la cara de vergüenza — podemos señalar otro cambio: la gente que puede hacer cambiar las cosas parece haber despertado de un largo letargo en el que se justificaba o se miraba a otro lado mientras Israel machacaba palestinos. Intelectuales escribiendo artículos con fragmentos sin paliativos — “Israel debe perder“, por ejemplo — o políticos — pocos — poniéndo el punto sobre las iés.

“Mis padres vinieron a Gran Bretaña como refugiados desde Polonia. La mayoría de sus familiares murieron a manos de los nazis en el Holocausto. Mi abuela se estaba en la cama, enferma, cuando los nazis irrumpieron en su casa, en Staszow. Un soldado alemán la mató a tiros en su cama. Mi abuela no murió para justificar que soldados israelíes asesinen a abuelas palestinas en Gaza. El actual gobierno de Israel explota despiadada y cínicamente el permanente sentimiento de culpabilidad de los gentiles por la matanza de judíos en el Holocausto para justificar el asesinato de palestinos. La consecuencia que se puede deducir es que las vidas de los judíos son preciosas, pero que las de los palestinos no tienen ningún valor”: éste es un fragmento del discurso de Gerald Kaufman, un diputado laborista en la Cámara de los Comunes.  Solo es un ejemplo. 

Pero la incoherencia con lo anterior persiste: Los gobiernos occidentales han dejado actuar a Israel. El secretario general de la ONU ha ido a hacerse la fotografía con Livni, el mismo día que el ejército israelí bombardeaba la sede de la ONU en Gaza; la UE se ha mostrado dividida, con una presidencia checa asegurando que “las operaciones de Israel son defensivas, no ofensivas”, y un hiperactivo Sarkozy diciéndo de boquilla que la acción era desproporcionada; no ha habido ningún paso adelante para aislar a Israel, para sacarle los colores, y llamarles por su nombre. Son los mismos gobiernos occidentales que han querido trabajar “por un alto el fuego”, con lo que tiraban a la basura cualquier esa desproporcionalidad.

Todo éste epílogo llegaa las pocas horas de la salida de Bush de la Casa Blanca, y de la llegada de Obama. Bush cierra su mandato con un acuerdo con Israel al que le da todo el apoyo y justifica la carnicería; Bush dijo que bajo su mandato se iba a conseguir la existencia de dos estados. Nada de nada. Israel no esta dispuesta a retirarse a la línea verde, a dejar a los palestinos ser dueños de sus destinos. La culpa, como no, es de Hamás, una organización tan terrorista como se le consideraba a la OLP hasta que fue reconocida por todos como interlocutor válido. Y el relevo es incierto: el máximo desafío que tiene Obama es hacer algo distinto en toda la región de Oriente Próximo, pero sobre todo en Palestina. Los 60 años de línea política de EE UU hacia Israel, con un apoyo casi siempre cerrado, se han mostrado como perpetrador de un catalizador de la inestabilidad en la región y en el mundo. Quizá al menos cuatro años sean insuficientes. Y ésta por ver que Obama quiera marcar ese cambio.  Esto si que parece ser “la audancia de la esparanza”.

PS: Hamás anuncia, a su vez, una tregua de una semana, con un objetivo: que Israel salga de la franja. Al anunciar su tregua, el gobierno israelí ha asegurado que Hamás no es un interlocutor válido, y que les da igual lo que diga. Dos treguas para que todo siga igual.