Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • December 2020
    M T W T F S S
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Instagram
  • Twitter

Archive for the ‘Somalia’ Categora

Tanzania alquila buques de guerra para evitar ataques de piratas en el Índico

Tuesday, January 5th, 2010

La empresa A.P. Moller Maersk (una de las mayores compañías de transporte marítimo del mundo) ha contratado a un buque de guerra de Tanzania para que escolte a sus petroleros por las aguas del Índico, según ha confirmado la empresa al periódico The Copenhagen Post .

Se trata de un paso más en el negocio de la seguridad: ya no es solo un trato entre empresas, sino que es un estado el que alquila sus servicios (un buque de guerra) para dar seguridad a una compañía. Con ello los estados africanos pueden ver un modo de costearse buques de guerra, de por si caros de tener y sobre todo de mantener. Un ejemplo en si puede ser la propia Tanzania, con una marina más que modesta y con escasa capacidad, y con algunos buques que datan algunos de los años 70, según datos de Jane’s.

Francia, en una dimensión menor, ofrece a sus soldados armados a bordo de los atuneros de su bandera, que pagan el coste de mantenerlos a bordo y sus salarios. El Estado francés no saca, aparentemente, beneficio de ello. España optó porque Defensa formara a trabajadores de empresas privadas (muchas de ellas compuestos por ex miembros del Ejército) para que luego estas se llevaran todo el beneficio. Visto así, la solución francesa no es tan descabellada.

Maersk no ha revelado cuanto le costará sufragarse la escolta militar, pero considera “una solución alternativa para una situación crítica”, asegura Steffen Jacobsen, director técnico de Maersk Tankers.

Si las marinas de guerra de países cercanos empiezan a ofrecer su servicios de escolta, es posible que reste parte del negocio a empresas de seguridad privada que han visto un filón en las aguas del Índico. Eso sí, este lujo de la seguridad quedará reservado para las grandes compañías, que transportan cientos de millones de euros en forma de cargamento o de petróleo en sus buques, y que les compensa ahuyentar la amenaza. El resto, más modestos, seguirán llevando a bordo a seguridad privada, o a mercenarios armados que se ofrecen en los puertos de Kenia para el paso de la zona de riesgo.

Queda una duda en el aire: si las marinas en lugar de perseguir per sé (porque se entiende que es su función) se dedican a alquilar sus buques de guerra a buen precio, ¿no le interesará que haya más ataque piratas para garantizarse el negocio de la seguridad?

El negocio, para empresas, mercenarios y ahora los Estados está más que servido.

La fuerza contra los piratas

Monday, April 13th, 2009

Calidad. Nada ha cambiado cuantitativamente esta semana en los ataques por parte de piratas somalíes en aguas del Oceáno Índico: más de 200 personas continúan en manos de los piratas; en rescates se calcula que llevan cosechados en lo que va de año más de 30 millones de euros, en una tendencia al alza. Única industria que funciona, escribe Ramón Lobo en El País.
Pero cualitativamente los piratas han ido un poco más allá: el pasado miércoles secuestraban a un carguero con bandera estadounidense; el capitán Richard Phillips (también estadounidense) decidió entonces canjearse por su carguero y tripulación, lanzándose en un bote salvavidas junto a los cuatro piratas. Estos delincuentes entienden el paradigma de todo negocio: a mayor riesgo, mayor ganancia.

Uso de la fuerza. La operación de rescate fue conducida ayer por francotiradores a bordo del destructor Bainbridge, que abatieron a tres de los piratas mientras un cuarto negociaba la liberación. Los piratas demostraron de nuevo que la sesera no les funciona muy bien: un secuestro de un capitán, sin ningún apoyo de otra nave, en un bote salvavidas…Siguen siendo principiantes armados con armas baratas, lanzagranadas, barcazas con motores potentes y un GPS para no perderse mucho, pero que matan y molestan mucho.
El presidente de EE UU había autorizado el uso de la fuerza para poner fin a los secuestradores. El mensaje parece claro: a los estadounidenses no se les secuestra.

Soldados franceses conducen a los piratas en sus propias barcazas de asalto tras la operación de rescate del sábado, que saldó con la muerte del patrón del yate secuestrado y dos de sus captores (más fotografías en The Guardian)

Al modo francés. Puede fijarse EE UU en el ejemplo francés: hace justo un año apresaba a los piratas que secuestraron un yate francés; esta semana el Gobierno se enfrentaba a un episodio similar: otro yate secuestrado por piratas, y una operación de rescate que saldó con la muerte del patrón del buque de recreo (hoy, Le Monde, recoge el agradecimiento del padre del fallecido a los militares franceses). Repetición del mensaje por parte de París: si se secuestra a franceses, tampoco se negocia, se emplea la mano dura. Por si caso, el ministro de Defensa francés pedía a sus ciudadanos que se dejarán de ser aventureros y no navegarán por placer por estas aguas repletas de piratas.
Queda pendiente otro secuestro de un remolcador de bandera estadounidense, pero con tripulación en su mayoría italiana. Solo faltaba una berluscanada en el Índico. Después de estos episodios veremos si los piratas empiezan a distinguir banderas de los buques antes de decidir atacarlos.

Hipocresía mediática. ¿Y quiénes son esas más de 200 personas que están ahora en manos de delincuentes marinos? En su mayor parte son tripulantes de países que no tienen una Marina para rescatar a sus ciudadanos. El grueso de esos capturados en alta mar son filipinos (más de 90). “Los periodistas han venido aquí de todos los lados del mundo por un capitán americano ¿Qué pasa con los otros, los de Bangladesh, los de Pakistan, los de filipinas, algunos de los cuales lleven presos meses?”: la queja es de  Andrew Mwangura del Programa de Asistencia del Africa Oriental.

Titulares y debates. A golpe de titulares se reabren debates. Tras el secuestro del yate francés en 2008, Sarkozy impulsó una acción internacional coordinada para patrullar el inmenso Índico: EE UU, la misma Francia, España ( ahora al mando del dispositivo), Alemania….participan en este dispositivo de seguridad que de escaso efecto disuasorio: los piratas son cada vez más osados: roban cargueros llenos de armamento procedente de Rusia, superpetroleros y hasta un capitán estadounidense. El dispositivo hace cosquillas a los piratas, salvo si se tocan a ciudadanos de ‘países de primera’.
El almirante Thad Allen, al mando de los Guarda Costas estadounidenses, pedía en el programa This Week de la ABC, una mayor coordinación internacional para llevar a los piratas capturados ante los tribunales. Cooperación internacional judicial en boca de un estadounidense.
El debate tras este episodio puede situarse en un viejo dilema: ¿se debería permitir a los buques comerciales llevar armas a bordo para repeler ataques? De momento la falta de una regulación internacional única hace impracticable armar a los buques, además de lo reacio que se muestran los propios armadores que ven una inseguridad en si misma armar a un buque comercial.

Retórica pirata o algo más. “Los franceses y los americanos se arrepentirán de haber empezado estas muertes. Nosotros no matamos, pero solo tomamos rescates. Debemos hacer algo a cualquiera que veamos como francés o americano”, dicen en tono de venganza piratas colegas de los tres fallecidos. Puede que el uso de la fuerza resulten al final contraproducente; pero toda esta historia no se resuelve enviando más buques de guerra a la zona. Se soluciona prestando atención a lo que pasa en tierra: Somalia es un país destrozado, fragmentado, dividido en clanes, con una presencia islamista con más músculo tras la intervención etíope (con el apoyo de EE UU en tiempos de Bush) que terminó tras dos años casi peor de lo que empezó.

Más entradas relacionas en Guerra y Paz:
Bangladesh otra de piratas
El barco que no era pirata
Sirius Star I Presume
Y Un avión para asustar piratas
Los piratas se hacen mayores en Somalia.
Un avión para asustar piratas
Y los piratas atacaron a un atunero español
Más piratería marítima en el mundo
De Somalia a Yemen.
Somalia: de clanes y piratas.
Los piratas de Somalia: una clave más.

Sirius Star I presume?

Friday, November 28th, 2008

Henry Morton Stanley fue enviando en 1871 por New York Herald a buscar al explorador Dr Livingstone, que se había dejado perder por el continente africano. La expedición fue seguida hasta por la competencia, y el propio Stanley escribió cartas a periódicos como el NYT para contar su progreso (pdf del artículo de Stanley publicado en NYT en julio de 1872). Cuando por fin encontró al explorador en Ujiji en las orillas del lagoTanganyika , Stanley le dijo: “¿Dr Livingstone supongo?”, y se convirtió en una de las anécdotas más cacareadas del periodismo

137 años después me he acorado de esta anécdota porque The Guardian publica una fotografía por satélite del Sirius Star, el petrolero saudí captura por piratas. No ha hecho falta mandar a un Stanley; solo ha tenido que contratar a una empresa que hace fotos por satélite por encargo, y acertar:“Latitud 4.595N, Longitud Latitude 4.595N, Longitud 48.085E 48.085E: Hemos encontrado al Sirius Star“. Ya no solo los aventureros encuentran cosas perdidas, secuestradas.

 No tan al margen:

Una inversión redonda. El secuestro del Sirius Star puede haber costado a los piratas unos 25.000 dólares, entre armamento (Ak-47 y RPG) y lanchas rápidas. Piden 25 millones de dólares por liberarlo.

Dos periodistas secuestrados en Somalia: José Cendón y Collin Freeman (el primero freelance español, el otro reportero del Telegraph) se suman a otros dos periodistas secuestrados también en Puntland.

Morir por “un par de reportajes de color“: es lo que acaba de reconocer la propia BBC, que mandó a una de sus periodistas a la capital de Somalia, pese a que su propia gente creía que era uno de los más arriesgados. “¿Merece la pena?”, se preguntan ahora.

La Armada de Sierra Leona también mata piratas.

El barco que no era pirata

Wednesday, November 26th, 2008

Hace una semana la India anunció a bombo y platillo que había hundido un barco pirata en el Golfo de Adén. ‘Tuvieron que llegar los indios para poner a los piratas en su sitio’, oí / leí en varios sitios. En otros lados se ensalzaba el nuevo papel de India, la potencia emergente.

Pues resulta que no eran piratas: era el  Ekawat Nava 5, un barco pesquero tailandés que pasaba por la zona, con 16 tripulantes a bordo, como ha denunciado Wicharn Sirichaiekawat, el propio armador. Como prueba tiene a un testigo: un marinero camboyano que logró sobrevivir al ataque indio y que se recupera en un hospital de Yemen.

Imagen del buque en llamas tras el ataque difundida por el ministerio de defensa indio

Sirichai Fisheries, la empresa propietaria del buque, recibió una llamada de socorro de los tripulantes asegurando que estaban siendo atacados por dos lanchas rápidas. No sé sabe que pasó entre medias. Puede que los indios llegaran, vieran el jaleo y confundieran al barco pesquero con un buque nodriza, y no con un buque rehén.  Sea como fuera, la INS Tabar decidió no perder el tiempo con abordajes y lo hicieron volar por los aires.

En la India el ministro de defensa, el día en que anunció la acción, comunicó que el Tabar pidió al barco que se detuviera, pero los supuestos piratas les dispararon y, en defensa propia, procedieron a hundirla. El ministro de defensa afirmaba que los piratas iban armados con armas y lanza granadas que no dudaron en usar contra los valientes marines indios

Va siendo hora de que la llamada comunidad internacional se ponga las pilas en las aguas en el océano índico, con un mando internacional serio y único, y no a la libre decisión de la tripulación de una fragata  que actúa por su cuenta y riesgo.  España mandará a un la fragata Victoria a la zona, y más tarde un petrolero de aprovisionamiento, además de tomar en abril el mando de la flota europea destinada a aguas del Océano Índico.

Gracias por el aviso y las anotaciones, Carlos.

Los piratas se hacen mayores en Somalia

Monday, September 29th, 2008

El pasado jueves los piratas somalíes apresaron un carguero de bandera de conveniencia de Belice, aunque realmente es ucraniano. La carga del Faina hace que el secuestro sea algo distinto a los más de 50 secuestros producidos este año en aguas de Somalia: 33 carros de combate rusos T-72 entre otro armamento destinado al Ejército de Kenia, según ha informado el propio ministerio de Defensa ucraniano. Ayer se informó de que buques de guerra — entre ellos un destructor estadounidense y un patrullero ruso — rodeaban o estaban próximos a la zona donde los piratas llevaron el buque, muy cerca de las costas somalíes, para preparar una fácil huida.

Por las fotografías que ha proporcionado la Armada de los EE UU, se ve que los piratas han realizado el ataque siguiendo las mismas tácticas con las que secuestraron cargueros similares a este, pero llenos de ayuda humanitaria deliberada por la ONU, lo que motivó que se estableciera una escolta de estos convoyes marítimos. Los piratas se acercaron el jueves al Faina con lanchas rápidas y con armamento ligero, incluyendo algún RPG. No hace falta ni más ni menos.

Fotografía proporcionada por la US NAVY, en la que se ve las embarcaciones ligeras de los piratas amaradas a la parte de proa del Faina.

Sin ninguna escolta militar el Faina estaba a su merced en esas aguas. Ahora se suscita la duda sobre el destino de la carga, y al parecer se empieza a hablar de que todo ese armamento no iba destinado a Kenia, sino a los rebeldes del sur de Sudán, opuestos al Gobierno de Jartum. “Pura propaganda de los piratas”, se puede leer en la BBC. No hay que olvidar que estos piratas proceden de la región de Harardhere, controlada por los islamistas, más cercanos sin duda al Gobierno de Jartum.

Con el apresamiento del Faina los piratas se hacen mayores, no porque tengan más medios, sino por la carga que tiene el buque, que ha motivado la movilización de varios buques militares en la zona. Parece mentira que en una zona donde operan estos bucaneros un carguero lleno de armamento vaya sin ningún tipo de escolta militar, cuando si la llevan los buques con ayuda humanitaria. O algo huele podrido (la hipótesis de que no iba al Ejército keniata), o aquí ya nadie piensa.

Los piratas han pedido entre 20 y 35 millones de dólares — la cifra varía dependiendo de qué portavoz de los piratas hable con qué agencia o medio de comunicación — por liberar el buque. Pero tal vez con este golpe se le acabe parte del juego a los piratas y se reaccione internacionalmente.

No tan al margen

— El pasado 25 de septiembre el USNS JOHN LENTHALL abrió fuego contra dos pequeñas embarcaciones que se acercaban a sus inmediaciones cuando navegaba en el Golfo de Aden, según informa la propia US Navy. La Armada de los EE UU tiene pánico a un ataque suicida contra uno de sus buques en estas aguas, y le viene al recuerdo el ataque contra el USS Cole en Yemen.

— En el International Maritime Bureau han mejorado su página web, y ahora tienen un mapa actualizado de los ataques piratas. Por delante de Somalia están Nigeria, Indonesia y Tanzania en cuanto a número de ataques registrados.

Un avión para asustar a piratas

Thursday, September 18th, 2008

Defensa enviará a Yibuti un avión P-3 Orion para vigilar a los piratas somalíes que amenazan a los pesqueros españoles en aguas del océano Índico, materializada en el secuestro del Plaia Bakio. Dicen que tiene más lógica enviar un avión que una fragata, que no solo tardaría mucho en llegar a cualquier punto del Índico, sino que necesitaría al menos un relevo para poder repostar.

Difícil misión va a tener este avión patrulla, no solo por lo extenso del área (el área con más amenazas tiene una extensión de más de 5.000 kilómetros), sino también porque los buques pesqueros van cada uno por su lado. Ésta medida sirve para mostrar que se hace algo de cara al sector (que no descartan la seguridad privada), aunque ese algo no va a servir para mucho. Javier Garat, secretario general de la Federación Española de Organizaciones Pesqueras (Feope), dice en El País: “Esperamos que tenga capacidad para defender los intereses de los atuneros y utilizar las armas si las lleva, para asustar a los piratas“.

España no puede hacer frente a un dispositivo efectivo para proteger a los cerca de 30 atuneros españoles que faenan en aguas del Índico. “Tiene que ser una fuerza militar multinacional a la fuerza. No podemos ser sólo dos. No es falta de voluntad, es falta de capacidad”, dijo el ministro de Defensa francés hace poco más de un mes para descartar incluso un dispositivo conjunto.  Y Defensa, a falta de socios, envía un avión.

El Gobierno ayudó a pagar el rescate del Playa Bakio

Monday, May 5th, 2008

El Gobierno prestó apoyo logístico al armador del Playa de Bakio para que pudiera pagar el rescate exigido por los piratas somalíes que mantuvieron secuestrado al atunero vasco y a sus 26 tripulantes, 13 de ellos españoles, entre el 20 y el 26 de abril, según fuentes gubernamentales. El dinero (1,2 millones de dólares, 766.188 euros, según un responsable somalí) no salió de los fondos reservados, agregaron las mismas fuentes, sino que lo aportó la empresa propietaria del buque: Pevasa (Pesquería Vasco Montañesa, SA), con sede en Bermeo.

Sigue leyendo El Gobierno encargó al CNI el pago del rescate del ‘Playa de Bakio’, en EL PAÍS.

Un viaje a Mogadiscio

Tuesday, April 29th, 2008

La capital de Somalia — y gran parte del país — es actualmente uno de esos lugares donde para un periodista o reportero es difícil entrar. Si logra entrar se juega la vida.

 

Una imagen de archivo de un grupo armado ‘paseando’ por Mogadiscio (Fotografía: ctsnow)

 

A través del blog War is Boring — un imprescindible — descubro que Alex Strick van Linschoten va a estar en Mogadiscio, y que algo contaré en el blog que tiene en From The Frontline — que reúne otros blogs imprescindibles para ver el día a día de reporteros de guerra y una suerte de aventureros sin fronteras.

Antes de llegar a Mogadiscio, Alex recuerda que solo unos pocos han logrado estar allí. Acumular en la hoja de servicios destinos peligrosos es una constante desde antes de que existiera el periodismo. Los aventureros de siglos pretéritos medían su valentía por lo arriesgado del viaje. Ese espíritu es intrínseco al Ser Humano: de no ser así aún viviríamos en la cueva.

Estaremos pendientes de lo que cuenta.

Ahora que sabemos que hay piratas

Sunday, April 27th, 2008

Se acabó la pesadilla del Playa Bakio. Parce ser que el armador ha pagado 1.200.000 dólares (unos 760.000 euros) como rescate, a través de unos mediadores en Londres.

Los piratas — que al parecer pertenecen al grupo autodenominado los marines de Somalia — han aprendido la lección: si sus colegas que atracaron el yate francés se fueron a plena luz del día — lo que facilitó la captura de algunos de ellos — estos han esperado hasta la noche para perderse “en la oscuridad hacia la costa sin ley de Somalia“. Antes arramplaron el pescado llevándose todo lo que podían, lo que demuestra que los ejecutores solo se llevaran una parte del rescate, suficiente para vivir una temporada en Somalia, mientras el grueso se lo queda el señor de la guerra o el jefe del clan al que pertenecen, previo pago de la comisión que ha dado al mediador, un ‘respetable’ abogado de la city londinense.

 

El Playa de Bakio escoltado por la Fragata Núñez Méndez, camino de Victoria, la capital de las Islas Seychelles

El Gobierno español, a través del ministro de Asuntos Exteriores ha dado las gracias a EE UU y Francia por la ayuda prestada. Sarkozy “se alegra” en un comunicado de la liberación de los pescadores españoles, y recuerda que el tema tiene que ser llevado al Consejo de Seguridad.

Toda una reacción a golpe de opinión pública, pero que puede quedar en saco rato. ¿Se va a mandar a patrullar a buques a las aguas cercanas a Somalia?¿Qué pasa con la presencia de piratas en el Estrecho de Malaca? Como bien recuerda el Tirador Solitario en un comentario, hay piratas están especializados en el asalto de buques, que terminan con el asesinato de la tripulación, tras lo cual pintan de nuevo el buque y lo ponen en circulación en otra ruta, con otro nombre y nueva documentación, como si de un coche robado se tratara, especialistas en el estrecho de Malaca. [Actualización: Carlos apunta que los ataques se han reducido en los últimos tiempos]

Ahora que sabemos que hay piratas, veremos qué respuesta dan los Gobiernos, y sobre todo si es rentable para nuestros intereses: mandar fragatas y patrulleras por el mundo es caro, y en muchos casos imposible (tiene que repostar en puerto seguro, los estados de las aguas colindantes son reacios a esa presencia militar…).

Más entradas relacionas en Guerra y Paz:
Los marines de Somalia, una empresa de piratas
Y los piratas atacaron a un atunero español
Un rescate made in France
Más piratería marítima en el mundo
De Somalia a Yemen.
Somalia: de clanes y piratas.
Los piratas de Somalia: una clave más.

Los marines de Somalia, una empresa de piratas

Saturday, April 26th, 2008

Las negociaciones con los piratas que mantienen secuestrados a los 26 tripulantes del atunero español Plaia Bakio se están llevando a cabo en Londres, posiblemente con la intermediación de abogados.

Los responsables del secuestro parecen ser los autodenominados Marines Somalíes, también señalados como responsables del secuestro del yate de lujo francés Ponant hace tan solo tres semanas. Parte de estos secuestradores fueron capturados por Francia, tras el pago del rescate y cometer errores de principiantes.

Los Marines Somalíes usan, como ya hemos señalado, barcos de pesca de gran envergadura como buques nodriza desde los que lanzan sus ataques. Según señala el cámara francés Gwen Le Gouil — secuestrado en tierra por este mismo grupo — se trata de antiguos pescadores reconvertidos en piratas, que “sólo conocen una ley, y esa ley es el dinero”.

Armas y granadas requisadas a piratas por el Gobierno de Puntland 

Armados de AK-47, lanzagranadas, y a bordo de unas lanchas rápidas, los Marines Somalíes son uno de los mayores grupos dentro de los otros tres que rivalizan por el pirateo en la zona, según señala Andrew Mwangura, presidente de la asociación de socorro del puerto de Mombasa, Kenia. Todos los secuestrados señalan que este grupo se caracteriza por tratar bien a los secuestrados, ya que es la única manera de pedir un rescate. El otro grupo mayoritario en esta zona es el autodenominado los Guardacostas Nacionales Voluntarias — Voluntary National Coastguards.

Estos piratas son solo un negocio más para los señores de la guerra que imperan en Somalia y que al tiempo se disputan el poder. Todos estos grupos tiene su presencia mayoritaria en la región semiautónoma de Puntland. El gobierno de esta región niega cualquier relación con los piratas, y de vez en cuando — tal vez para maquillar, tal vez para someter a grupos que escapan de su control fiduciario– lanza operaciones contra ellos, como la de hace unos días, que permitió la liberación de un buque de Dubai.

A nadie le tiene que sorprender, por tanto, que los piratas negocien la liberación en Londres, a través del señor de la guerra y del hombre de negocios al que obedecen. Si se paga un rescate — algunas fuentes han hablado de un millón de euros — no es de extrañar que éste dinero termine siendo blanqueado en cualquier lugar del mundo, y luego invertido, porqué no, en la bolsa. Estos piratas son tan solo una punta de un negocio, donde tampoco le extrañe a nadie que estén detrás bastantes europeos.

Más entradas relacionas en Guerra y Paz:
Y los piratas atacaron a un atunero español
Más piratería marítima en el mundo
De Somalia a Yemen.
—  Somalia: de clanes y piratas.
Los piratas de Somalia: una clave más.