Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • November 2017
    M T W T F S S
    « Sep    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930  
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Instagram
  • Twitter

Archive for the ‘Piratas’ Categora

…To the shores of Tripoli

Wednesday, March 2nd, 2011

From the Halls of Montezuma,To the shores of Tripoli (desde los Salones de Montezuma, a las costas de Tripoli): Así arranca el himno de Marines de EE UU, haciendo referencia a las dos primeras misiones en las que se vio implicado este cuerpo de infantería de los EE UU.

La de Tripoli fue la historia de un fracaso. El siglo XVIII acababa, con una nueva nación emancipada de su colonia. EE UU emergía recomponiéndose de su propia guerra de la Independencia. No tenía ni siquiera una Armada capaz de garantizar la seguridad de sus buques comerciales. Fue primero Francia la que le brindó el apoyo naval, defendiendo a los mercantes estadounidenses y de paso meterle el dedo en el ojo a Inglaterra. Los piratas surcaban casi sin problemas el lado sur del Mediterráneo. Tenían como refugio los actuales Marruecos, Argelia, Libia y Túnez. Con Marruecos la cosa se solucionó con un tratado y algunas monedas. Los otros países siguieron siendo bases para ataques a piratas. Todo se solucionaba con dinero, pero al contrario que ahora en Somalia, los secuestros duraban años, a veces décadas, y los capturados pasaban a ser directa y llanamente esclavos.

Corría el año 1801 cuando el Gadafi de turno, Yusuf Karamanli, a la sazón pachá de Tripoli, decidió pedir 250.000 dólares para dejar de atacar a los buques con la bandera estadounidense, cuando el presupuesto de todo EE UU ascendía a unos míseros 22 millones (eran pobres, pero pujantes). EE UU no cedió, y Thomas Jefferson, tercer presidente de la nueva nación, decidió enviar dos fragatas con infantes de marinas (marines), un cuerpo de proyección nacido de un cuerpo creado en la guerra de la Independencia, y cuya misión era proteger buques y realizar desembarcos.

La guerra duró poco más de cuatro años. EE UU no cesó de mandar buques de guerra. Era un empeño personal de Jefferson hacer notar que no era fácil atacar a un buque estadounidense. La nueva nación no podía tolerar que se le amenazara el comercio internacional, ya desde entonces su gran baza. EE UU llegó a desembarcar en tierras libias, y tomó el control de la localidad de Derna. Fue la primera vez en la que la bandera de EE UU hondeó tras una victoria militar fuera de su territorio. Acosado por el avance hacia Tripoli, el pachá firmó un tratado de paz en el que se ponía fin al chantaje de los secuestros.

Más de dos siglos después, otro USS Entreprise, esta vez un portaviones, se ha dirigido a las mismas aguas; también ha enviado al buque anfibio USS Kearsarge; de nuevo, a bordo unos 2.000 marines.  EE UU ha decido subir un escalón más la presión contra el régimen dictatorial de Gadafi, tomando la delantera en el patio trasero de la Unión Europea, esa suerte de unión comercial, monetaria y poquito más cuya capacidad diplomática es nula (la responsable es la siempre inútil Baronesa Lady Ashton) y de poder militar ni hablemos. La UE ha salido en espantada en un país donde tenía presencia comercial y donde no había disimulado lo más mínimo en hacer negocios con el que ahora llaman dictador. EE UU gana el terreno a la UE. Los europeos somos tan lúcidos que hemos convocado una “reunión de urgencia” para tratar el tema para el ¡11 de marzo!

La duda es la de siempre: ¿está justificada la intervención militar por la injerencia humanitaria? EE UU no tiene una buena experiencia que digamos en la zona (el desastre de Somalia) y su imagen de invasor sigue pesando en el mundo árabe tras la guerra de Irak. Pero si no hace nada, unos le señalarán por haberse quedado parado; si hace algo, el resto le recordará su imagen de invasor.

Viendo a los nuevos reclutas del ejército de los insurrectos a Gadafi la injerencia estaría más que justificada:

Reclutas del nuevo Ejército. Fotos de: Kevin Frayer (AP) y las otros dos de Marco Longari (AFP)

¿Va a poder este ejército, con un armamento anticuado, imponerse a las fuerzas fieles a Gadafi? Hoy, el Ejército leal al dictador ha recuperado el control de varios enclaves en el este, después de varios días de ineficiencia en la ofensiva, lo que algunos nos ha hecho dudar de las fuerzas reales con las que cuenta el dictador. Los rebeldes saben bien que sin la ayuda exterior resistir será cuestión de mucha voluntad. Se enfrentan a un ejército bien armado, que concentra fuerzas acorazadas y de elite, muy fieles al dictador. Por eso estudian ya pedir directamente a la ONU que ordene bombardeo sobre la fuerzas leales a Gadafi.

Está por ver si finalmente EE UU interviene y, a remolque, los países europeos decidan, tras cincuenta reuniones, que cada país haga lo que quiera a modo individual. Aunque hoy parece remoto ver a marines desembarcar de nuevo en tierras libias, yo no le recomendaría a nadie apostar su fortuna en contra.”Primero luchamos por lo justo y la libertad”, dice otra de las estrofas del himno de Marines de EE UU.

PS: La viñeta de El Roto de hoy:

El láser contra los piratas somalís

Tuesday, January 11th, 2011

Una de las mayores empresas del sector de la defensa, BAE System, ha desarrollado un cañón láser cuya finalidad última es cegar, desde buques comerciales que lo tengan instalados, a posibles atacantes.

Láser contra piratas (BAE System)

Láser contra piratas (BAE System)

El negocio estaría en los buques pesqueros y comerciales que navegan por el Índico, hoy por hoy la zona más peligrosa y dónde más ataques piratas se están produciendo. El cañón tendría un rango de acción de entre 1,2 kilómetros y 1.5 kilómetros. El efecto sobre la vista es similar a cuando el sol deslumbra de manera directa.

No es la primera vez que se propone el sistema láser contra los ataques de piratas, ya que no estaríamos hablando de un arma letal propiamente dicha, lo que le haría idónea para buques comerciales o pesqueros. Según cuenta Wired, el Pentágono ya proponía esta solución en 2008.

No tan al margen.

El buque de bandera mozambiqueña, Vega 5, perteneciente a una empresa gubernamental mozambiqueña, operado por Pescamar (Pescanova), sigue secuestrado desde el pasado 27 de diciembre. El buque fue capturado por piratas muy al sur, una zona hasta ahora segura. Al ser de bandera mozambiqueña, se cree que los captores no buscaban, en un inicio el pago de un rescate, sino una embarcación para usarla como nodriza y poder realizar otros ataques; sin embargo, al encontrarse dos europeos (españoles) a bordo, los piratas han visto el negocio. El buque ya se encuentra en aguas de Somalia. Mientras, impera el silencio de la empresa, de las familias y del gobierno, a diferencia de secuestros anteriores.

Tanzania alquila buques de guerra para evitar ataques de piratas en el Índico

Tuesday, January 5th, 2010

La empresa A.P. Moller Maersk (una de las mayores compañías de transporte marítimo del mundo) ha contratado a un buque de guerra de Tanzania para que escolte a sus petroleros por las aguas del Índico, según ha confirmado la empresa al periódico The Copenhagen Post .

Se trata de un paso más en el negocio de la seguridad: ya no es solo un trato entre empresas, sino que es un estado el que alquila sus servicios (un buque de guerra) para dar seguridad a una compañía. Con ello los estados africanos pueden ver un modo de costearse buques de guerra, de por si caros de tener y sobre todo de mantener. Un ejemplo en si puede ser la propia Tanzania, con una marina más que modesta y con escasa capacidad, y con algunos buques que datan algunos de los años 70, según datos de Jane’s.

Francia, en una dimensión menor, ofrece a sus soldados armados a bordo de los atuneros de su bandera, que pagan el coste de mantenerlos a bordo y sus salarios. El Estado francés no saca, aparentemente, beneficio de ello. España optó porque Defensa formara a trabajadores de empresas privadas (muchas de ellas compuestos por ex miembros del Ejército) para que luego estas se llevaran todo el beneficio. Visto así, la solución francesa no es tan descabellada.

Maersk no ha revelado cuanto le costará sufragarse la escolta militar, pero considera “una solución alternativa para una situación crítica”, asegura Steffen Jacobsen, director técnico de Maersk Tankers.

Si las marinas de guerra de países cercanos empiezan a ofrecer su servicios de escolta, es posible que reste parte del negocio a empresas de seguridad privada que han visto un filón en las aguas del Índico. Eso sí, este lujo de la seguridad quedará reservado para las grandes compañías, que transportan cientos de millones de euros en forma de cargamento o de petróleo en sus buques, y que les compensa ahuyentar la amenaza. El resto, más modestos, seguirán llevando a bordo a seguridad privada, o a mercenarios armados que se ofrecen en los puertos de Kenia para el paso de la zona de riesgo.

Queda una duda en el aire: si las marinas en lugar de perseguir per sé (porque se entiende que es su función) se dedican a alquilar sus buques de guerra a buen precio, ¿no le interesará que haya más ataque piratas para garantizarse el negocio de la seguridad?

El negocio, para empresas, mercenarios y ahora los Estados está más que servido.

La fuerza contra los piratas

Monday, April 13th, 2009

Calidad. Nada ha cambiado cuantitativamente esta semana en los ataques por parte de piratas somalíes en aguas del Oceáno Índico: más de 200 personas continúan en manos de los piratas; en rescates se calcula que llevan cosechados en lo que va de año más de 30 millones de euros, en una tendencia al alza. Única industria que funciona, escribe Ramón Lobo en El País.
Pero cualitativamente los piratas han ido un poco más allá: el pasado miércoles secuestraban a un carguero con bandera estadounidense; el capitán Richard Phillips (también estadounidense) decidió entonces canjearse por su carguero y tripulación, lanzándose en un bote salvavidas junto a los cuatro piratas. Estos delincuentes entienden el paradigma de todo negocio: a mayor riesgo, mayor ganancia.

Uso de la fuerza. La operación de rescate fue conducida ayer por francotiradores a bordo del destructor Bainbridge, que abatieron a tres de los piratas mientras un cuarto negociaba la liberación. Los piratas demostraron de nuevo que la sesera no les funciona muy bien: un secuestro de un capitán, sin ningún apoyo de otra nave, en un bote salvavidas…Siguen siendo principiantes armados con armas baratas, lanzagranadas, barcazas con motores potentes y un GPS para no perderse mucho, pero que matan y molestan mucho.
El presidente de EE UU había autorizado el uso de la fuerza para poner fin a los secuestradores. El mensaje parece claro: a los estadounidenses no se les secuestra.

Soldados franceses conducen a los piratas en sus propias barcazas de asalto tras la operación de rescate del sábado, que saldó con la muerte del patrón del yate secuestrado y dos de sus captores (más fotografías en The Guardian)

Al modo francés. Puede fijarse EE UU en el ejemplo francés: hace justo un año apresaba a los piratas que secuestraron un yate francés; esta semana el Gobierno se enfrentaba a un episodio similar: otro yate secuestrado por piratas, y una operación de rescate que saldó con la muerte del patrón del buque de recreo (hoy, Le Monde, recoge el agradecimiento del padre del fallecido a los militares franceses). Repetición del mensaje por parte de París: si se secuestra a franceses, tampoco se negocia, se emplea la mano dura. Por si caso, el ministro de Defensa francés pedía a sus ciudadanos que se dejarán de ser aventureros y no navegarán por placer por estas aguas repletas de piratas.
Queda pendiente otro secuestro de un remolcador de bandera estadounidense, pero con tripulación en su mayoría italiana. Solo faltaba una berluscanada en el Índico. Después de estos episodios veremos si los piratas empiezan a distinguir banderas de los buques antes de decidir atacarlos.

Hipocresía mediática. ¿Y quiénes son esas más de 200 personas que están ahora en manos de delincuentes marinos? En su mayor parte son tripulantes de países que no tienen una Marina para rescatar a sus ciudadanos. El grueso de esos capturados en alta mar son filipinos (más de 90). “Los periodistas han venido aquí de todos los lados del mundo por un capitán americano ¿Qué pasa con los otros, los de Bangladesh, los de Pakistan, los de filipinas, algunos de los cuales lleven presos meses?”: la queja es de  Andrew Mwangura del Programa de Asistencia del Africa Oriental.

Titulares y debates. A golpe de titulares se reabren debates. Tras el secuestro del yate francés en 2008, Sarkozy impulsó una acción internacional coordinada para patrullar el inmenso Índico: EE UU, la misma Francia, España ( ahora al mando del dispositivo), Alemania….participan en este dispositivo de seguridad que de escaso efecto disuasorio: los piratas son cada vez más osados: roban cargueros llenos de armamento procedente de Rusia, superpetroleros y hasta un capitán estadounidense. El dispositivo hace cosquillas a los piratas, salvo si se tocan a ciudadanos de ‘países de primera’.
El almirante Thad Allen, al mando de los Guarda Costas estadounidenses, pedía en el programa This Week de la ABC, una mayor coordinación internacional para llevar a los piratas capturados ante los tribunales. Cooperación internacional judicial en boca de un estadounidense.
El debate tras este episodio puede situarse en un viejo dilema: ¿se debería permitir a los buques comerciales llevar armas a bordo para repeler ataques? De momento la falta de una regulación internacional única hace impracticable armar a los buques, además de lo reacio que se muestran los propios armadores que ven una inseguridad en si misma armar a un buque comercial.

Retórica pirata o algo más. “Los franceses y los americanos se arrepentirán de haber empezado estas muertes. Nosotros no matamos, pero solo tomamos rescates. Debemos hacer algo a cualquiera que veamos como francés o americano”, dicen en tono de venganza piratas colegas de los tres fallecidos. Puede que el uso de la fuerza resulten al final contraproducente; pero toda esta historia no se resuelve enviando más buques de guerra a la zona. Se soluciona prestando atención a lo que pasa en tierra: Somalia es un país destrozado, fragmentado, dividido en clanes, con una presencia islamista con más músculo tras la intervención etíope (con el apoyo de EE UU en tiempos de Bush) que terminó tras dos años casi peor de lo que empezó.

Más entradas relacionas en Guerra y Paz:
Bangladesh otra de piratas
El barco que no era pirata
Sirius Star I Presume
Y Un avión para asustar piratas
Los piratas se hacen mayores en Somalia.
Un avión para asustar piratas
Y los piratas atacaron a un atunero español
Más piratería marítima en el mundo
De Somalia a Yemen.
Somalia: de clanes y piratas.
Los piratas de Somalia: una clave más.

Sirius Star I presume?

Friday, November 28th, 2008

Henry Morton Stanley fue enviando en 1871 por New York Herald a buscar al explorador Dr Livingstone, que se había dejado perder por el continente africano. La expedición fue seguida hasta por la competencia, y el propio Stanley escribió cartas a periódicos como el NYT para contar su progreso (pdf del artículo de Stanley publicado en NYT en julio de 1872). Cuando por fin encontró al explorador en Ujiji en las orillas del lagoTanganyika , Stanley le dijo: “¿Dr Livingstone supongo?”, y se convirtió en una de las anécdotas más cacareadas del periodismo

137 años después me he acorado de esta anécdota porque The Guardian publica una fotografía por satélite del Sirius Star, el petrolero saudí captura por piratas. No ha hecho falta mandar a un Stanley; solo ha tenido que contratar a una empresa que hace fotos por satélite por encargo, y acertar:“Latitud 4.595N, Longitud Latitude 4.595N, Longitud 48.085E 48.085E: Hemos encontrado al Sirius Star“. Ya no solo los aventureros encuentran cosas perdidas, secuestradas.

 No tan al margen:

Una inversión redonda. El secuestro del Sirius Star puede haber costado a los piratas unos 25.000 dólares, entre armamento (Ak-47 y RPG) y lanchas rápidas. Piden 25 millones de dólares por liberarlo.

Dos periodistas secuestrados en Somalia: José Cendón y Collin Freeman (el primero freelance español, el otro reportero del Telegraph) se suman a otros dos periodistas secuestrados también en Puntland.

Morir por “un par de reportajes de color“: es lo que acaba de reconocer la propia BBC, que mandó a una de sus periodistas a la capital de Somalia, pese a que su propia gente creía que era uno de los más arriesgados. “¿Merece la pena?”, se preguntan ahora.

La Armada de Sierra Leona también mata piratas.

El barco que no era pirata

Wednesday, November 26th, 2008

Hace una semana la India anunció a bombo y platillo que había hundido un barco pirata en el Golfo de Adén. ‘Tuvieron que llegar los indios para poner a los piratas en su sitio’, oí / leí en varios sitios. En otros lados se ensalzaba el nuevo papel de India, la potencia emergente.

Pues resulta que no eran piratas: era el  Ekawat Nava 5, un barco pesquero tailandés que pasaba por la zona, con 16 tripulantes a bordo, como ha denunciado Wicharn Sirichaiekawat, el propio armador. Como prueba tiene a un testigo: un marinero camboyano que logró sobrevivir al ataque indio y que se recupera en un hospital de Yemen.

Imagen del buque en llamas tras el ataque difundida por el ministerio de defensa indio

Sirichai Fisheries, la empresa propietaria del buque, recibió una llamada de socorro de los tripulantes asegurando que estaban siendo atacados por dos lanchas rápidas. No sé sabe que pasó entre medias. Puede que los indios llegaran, vieran el jaleo y confundieran al barco pesquero con un buque nodriza, y no con un buque rehén.  Sea como fuera, la INS Tabar decidió no perder el tiempo con abordajes y lo hicieron volar por los aires.

En la India el ministro de defensa, el día en que anunció la acción, comunicó que el Tabar pidió al barco que se detuviera, pero los supuestos piratas les dispararon y, en defensa propia, procedieron a hundirla. El ministro de defensa afirmaba que los piratas iban armados con armas y lanza granadas que no dudaron en usar contra los valientes marines indios

Va siendo hora de que la llamada comunidad internacional se ponga las pilas en las aguas en el océano índico, con un mando internacional serio y único, y no a la libre decisión de la tripulación de una fragata  que actúa por su cuenta y riesgo.  España mandará a un la fragata Victoria a la zona, y más tarde un petrolero de aprovisionamiento, además de tomar en abril el mando de la flota europea destinada a aguas del Océano Índico.

Gracias por el aviso y las anotaciones, Carlos.

Bangladesh, otra de piratas

Friday, November 14th, 2008

El International Maritime Bureau publica un informe semanal sobre los intentos de ataques por parte de piratas a buques comerciales. Los últimos, Ecuador, Nigeria, Indonesia y el siempre temido golfo de Aden. En la mayoría de los casos da la sensación de que estamos ante simples delincuentes que no encuentran otra manera de vivir que echarse a la mar y atracar a las tripulaciones. En los primeros nueve meses de 2008, el fenómeno de la piratería no ha hecho más que crecer, con el foco informativo en Somalia y las aguas del Índico, pero no solo.

Me fijo en concreto en Bangladesh. El puerto de Chittagong, fue señalado en 2006 como el más peligroso en cuanto a número de ataques registrados, y, pese al mayor control de las autoridades y al descenso de los ataques, sigue siendo uno de los más peligrosos. Los piratas, como en otros lugares, tienen su mejor cantera en los pescadores. Un ataque a un buque comercial — con todos sus riesgos — puede ser mucho más rentable que echar la red al agua. Sus víctimas son buques que fondean en las aguas próximas a la costa. Este reportaje de Al Jazeera en la región de Bengala así lo refleja:

Los piratas se hacen mayores en Somalia

Monday, September 29th, 2008

El pasado jueves los piratas somalíes apresaron un carguero de bandera de conveniencia de Belice, aunque realmente es ucraniano. La carga del Faina hace que el secuestro sea algo distinto a los más de 50 secuestros producidos este año en aguas de Somalia: 33 carros de combate rusos T-72 entre otro armamento destinado al Ejército de Kenia, según ha informado el propio ministerio de Defensa ucraniano. Ayer se informó de que buques de guerra — entre ellos un destructor estadounidense y un patrullero ruso — rodeaban o estaban próximos a la zona donde los piratas llevaron el buque, muy cerca de las costas somalíes, para preparar una fácil huida.

Por las fotografías que ha proporcionado la Armada de los EE UU, se ve que los piratas han realizado el ataque siguiendo las mismas tácticas con las que secuestraron cargueros similares a este, pero llenos de ayuda humanitaria deliberada por la ONU, lo que motivó que se estableciera una escolta de estos convoyes marítimos. Los piratas se acercaron el jueves al Faina con lanchas rápidas y con armamento ligero, incluyendo algún RPG. No hace falta ni más ni menos.

Fotografía proporcionada por la US NAVY, en la que se ve las embarcaciones ligeras de los piratas amaradas a la parte de proa del Faina.

Sin ninguna escolta militar el Faina estaba a su merced en esas aguas. Ahora se suscita la duda sobre el destino de la carga, y al parecer se empieza a hablar de que todo ese armamento no iba destinado a Kenia, sino a los rebeldes del sur de Sudán, opuestos al Gobierno de Jartum. “Pura propaganda de los piratas”, se puede leer en la BBC. No hay que olvidar que estos piratas proceden de la región de Harardhere, controlada por los islamistas, más cercanos sin duda al Gobierno de Jartum.

Con el apresamiento del Faina los piratas se hacen mayores, no porque tengan más medios, sino por la carga que tiene el buque, que ha motivado la movilización de varios buques militares en la zona. Parece mentira que en una zona donde operan estos bucaneros un carguero lleno de armamento vaya sin ningún tipo de escolta militar, cuando si la llevan los buques con ayuda humanitaria. O algo huele podrido (la hipótesis de que no iba al Ejército keniata), o aquí ya nadie piensa.

Los piratas han pedido entre 20 y 35 millones de dólares — la cifra varía dependiendo de qué portavoz de los piratas hable con qué agencia o medio de comunicación — por liberar el buque. Pero tal vez con este golpe se le acabe parte del juego a los piratas y se reaccione internacionalmente.

No tan al margen

– El pasado 25 de septiembre el USNS JOHN LENTHALL abrió fuego contra dos pequeñas embarcaciones que se acercaban a sus inmediaciones cuando navegaba en el Golfo de Aden, según informa la propia US Navy. La Armada de los EE UU tiene pánico a un ataque suicida contra uno de sus buques en estas aguas, y le viene al recuerdo el ataque contra el USS Cole en Yemen.

– En el International Maritime Bureau han mejorado su página web, y ahora tienen un mapa actualizado de los ataques piratas. Por delante de Somalia están Nigeria, Indonesia y Tanzania en cuanto a número de ataques registrados.

Un avión para asustar a piratas

Thursday, September 18th, 2008

Defensa enviará a Yibuti un avión P-3 Orion para vigilar a los piratas somalíes que amenazan a los pesqueros españoles en aguas del océano Índico, materializada en el secuestro del Plaia Bakio. Dicen que tiene más lógica enviar un avión que una fragata, que no solo tardaría mucho en llegar a cualquier punto del Índico, sino que necesitaría al menos un relevo para poder repostar.

Difícil misión va a tener este avión patrulla, no solo por lo extenso del área (el área con más amenazas tiene una extensión de más de 5.000 kilómetros), sino también porque los buques pesqueros van cada uno por su lado. Ésta medida sirve para mostrar que se hace algo de cara al sector (que no descartan la seguridad privada), aunque ese algo no va a servir para mucho. Javier Garat, secretario general de la Federación Española de Organizaciones Pesqueras (Feope), dice en El País: ”Esperamos que tenga capacidad para defender los intereses de los atuneros y utilizar las armas si las lleva, para asustar a los piratas“.

España no puede hacer frente a un dispositivo efectivo para proteger a los cerca de 30 atuneros españoles que faenan en aguas del Índico. “Tiene que ser una fuerza militar multinacional a la fuerza. No podemos ser sólo dos. No es falta de voluntad, es falta de capacidad”, dijo el ministro de Defensa francés hace poco más de un mes para descartar incluso un dispositivo conjunto.  Y Defensa, a falta de socios, envía un avión.

Seguridad privada para Obama y los pesqueros

Monday, July 28th, 2008

La seguridad privada se muestra como una necesidad para los estados, con ejércitos y policías cada vez más reducidos. El Estado cede esa cesión del monopolio de la violencia a estas empresas, que son a todas luces un gran negocio.

La seguridad privada se ha hecho tan necesaria que cuando Barack Obama, crítico con empresas como Blackwater, pisa suelo afgano e iraquí, parte de su  protección se la proporciona esta empresa.

Más cerca: la Cadena SER cuenta que el Gobierno, “a instancias del sector [pesquero]“, baraja la posibilidad de sufragar en parte la contratación de empresas de seguridad privada en el océano Índico. Ayer, la ministra Chacón contestaba esto en una entrevista a El País:

P. ¿Cuándo se pondrá en marcha el dispositivo militar para evitar que se repitan secuestros como el del Playa de Bakio?

R. España está en disposición de trabajar por un despliegue inmediato de una fuerza naval multinacional en aguas somalíes para combatir la piratería. Lideramos la resolución de Naciones Unidas que permite un despliegue de ese tipo y ahora estamos liderando su aplicación con Francia en el seno de la UE.

P. ¿Y cuándo se aplicará?

R. La UE dirá cómo y cuándo, pero queremos que sea con la mayor inmediatez, porque se reabre la campaña pesquera.

Ya contamos aquí que la firma Blackwater había visto en la seguridad marítima privada un filón para su negocio. Pero no es la única.