Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • February 2010
    M T W T F S S
    « Jan   May »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Instagram
  • Twitter

Archive for February, 2010

Cerrado por unos días

Sunday, February 28th, 2010

Este blog se toma un respiro de unos días (como mucho 15 días, no más). Volverá con otro aire en forma de nueva plantilla y algún que otro cambio en la manera de hacerse, de actualizarse y de contar cosas que me inquietan y que ahora estaban un tanto desatendidas. Gracias a todos los que siguen este espacio desde hace tres años, a los que se atreven a comentar, a sugerir, a corregir y a criticar.

Saludos, la dirección 😉

PS: Estos días seguiré compartiendo contenidos en Twitter.

PS2: Actualización, 28 de abril: la nueva plantilla va tomando forma, y la nueva, va muriendo poco a poco. Esperamos estar de nuevo de vuelta en unos días….mucho menos que los 15 antes señalados….

71 periodistas asesinados en 2009

Thursday, February 18th, 2010

El informe del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) ha publicado su informe “Los ataques contra la prensa”. Solo durante la masacre Maguindanao murieron 30 periodistas, lo que convierte a Filipinas en el lugar con más asesinatos, y al 23 de noviembre de 2009 como uno de los días que posiblemente más periodistas murieron en la historia (quizá solo superado por los que perecieron en los ataques nucleares de EE UU sobre Hiroshima y Nagasaki al final de la Segunda Guerra Mundial).

Los 71 asesinados el pasado año contrasta con los 42 del 2008.

Los países dónde se ha producido algún asesinato de periodistas (cuanto más rojo, más número de asesinados) 

Los siguientes países que siguen a los 30 de Filipinas son Somalia (9), Irak (4), Pakistán (4), Rusia (3), México (2) y Afganistán (2) .

Es significativo ver como los temas que estaban cubriendo los fallecidos: índole política (68%), la guerra (25%), los Derechos Humanos (10), corrupción (10%), cultura (8%), crimen (7%) y deporte (1%).

El 96 % de los casos eran locales del lugar donde fueron asesinados.

Por medios, el 58% trabajaba en prensa, el 27% en radio, el 20% en televisión y el 1% en Internet. PDNPulse apunta que de los 71 fallecidos cinco eran fotoperiodistas.

El 13 % de los asesinados no pertenecían a ningún medio (freenlance).

El 94% de estos crímenes han quedado impunes hasta el momento.

No nos imaginemos que son fulanos que han cogido el petate y se han ido a “la guerra a buscarse su muerte porque son unos locos”  (esa idea que se tiene de los corresponsales habría que desecharla por si sola): el 17% ha sido víctima de un fuego cruzado en combate, frente al 71% que han sido ejecutados, asesinados, sin mediar “la mala suerte” de estar en medio del follón.

Y los responsables (o al menos sospechosos): los gobiernos siguen siendo los principales señalados como asesinos de periodistas (71% de los casos), seguidos de grupos políticos (12%),  militares (2%), paramilitares (2%) y los que no se ha podido determinar quién estaba detrás (8%).

Tres periodistas han sido asesinados en lo que va de año 2010 en México, Angola y Afganistán.

Conclusión: al poder, al que lo tiene o aspira tenerlo, le molesta mucho la prensa y se toma todas las molestias para quitársela del medio, en la personificación más cruenta: el asesinato de los profesionales.

PS: Detrás de cada uno de estos números hay historias. El CPJ recoge una breve biografía de cada uno de ellos y las circunstancias de su muerte. Recomiendo también asomarse a la sección que tiene Hernán Zin en su blog, titulada Morir para contarlo.

Lecturas recomendadas por Jon Lee Anderson a un joven periodista

Monday, February 15th, 2010

“El Kapuscinski joven, el de El emperador, La guerra del fútbol, el de Angola, Irán y Etiopía, Graham Greene y su periodismo, Hemingway y su periodismo, John Hershey (su obra maestra es Hiroshima), George Orwell. El joven Naipaul, Mark Twain. Todos estos me resuenan porque buscaban el mundo más allá de sus fronteras y confines cómodos”

Estas son las recomendaciones literarias que J.L. Anderson da un joven (¿importa la edad?) periodista en un post en el que Guillermo Altares recoge una conversación con él, que deriva en Graham Green.

Vía | Papeles Perdidos, el blog de Babelia.

‘El fotógrafo perfecto’

Monday, February 15th, 2010

El fotógrafo perfecto puede que no exista: sus fotografías serían perfectas, y con eso perdería toda la esencia de la Fotografía. Con el título El Fotógrafo Perfecto, Carlos Spottorno lanza esta iniciativa, que presenta así en su blog:

Este Fotógrafo Perfecto es absolutamente imperfecto como fotógrafo, pero totalmente perfecto como guía estilística formal para los que quieren un camino bien allanadito por el que transitar sin riesgo, sin esfuerzo y casi casi pareciendo un artista. El Fotógrafo Perfecto es la respuesta definitiva para los que buscan un autor al que imitar. Un compendio de ejemplos con el que hacer fotos que cuelen.

Las fotos son sencillamente perfectas, impolutas…

World Press Photo 2009

Friday, February 12th, 2010

Hace ya casi tres años, el presidente del jurado de los World Press Photo 2007, Gary Knight, decía que era “muy decepcionante que la mayoría del material enviado [al concurso] fuera tan familiar”.  Señalaba Knight, no sin falta de razón, que “algunos reporteros gráficos dedican tanto tiempo y esfuerzo a mostrarnos algo que que ya conocemos y en un estilo que han emulado otro fotógrafo”.

Hoy he tenido la misma sensación al ver la mayoría de las fotografías que han ganado en alguna categoría o han quedado finalistas. La fotografía ganadora, de Pietro Masturzo, personalmente, no me parece la mejor, y me convence, por ejemplo, cualquiera de las fotografías de Olivier Laban-Mattei, realizadas también en las protestas post-electorales de Irán (o cualquier otra de cualquiera de las categorías) . La fotografías de Masturzo tiene mérito en cuanto el enfoque — se va a fotografiar una terraza — pero la técnica fotográfica no me convence, más allá del photoshop usado, con el que tampoco debemos rasgarnos las vestiduras.

En un análisis en EL PAÍS, el fotógrafo José Manuel Navia, escribe:

Imagino que esta imagen levantará ampollas entre el ejército de fotógrafos que, taxidermistas del dolor, entienden que el camino para mostrar el sufrimiento humano es la “dramatización” de la propia imagen, cargándola de unas formas aparentemente atrevidas y de un contenido lo suficientemente obvio como para mover el sentimentalismo más simple del espectador (aquí preferiría decir del lector de la imagen). Pero otros creemos que hay más caminos, y que tal vez hace falta menos denuncia y más reflexión; en definitiva: más verdadera fotografía y menos propaganda.

Y es allí donde está el mérito, en el otro camino, pero no en la ejecución.

En el resto de categorías, los retratos deD. Rouvr, el reportaje de Eugene Richards,  o el de David Chancellor, en el que se recoge como unas personas se comen un elefante muerto en Zimbabue. También ha tenido su reconocimiento la fotografía del soldado que disparaba en calzoncillos rosas contra los talibanes.

Enlaces relacionados en guerraypaz.com: 

–  Orginalidad en la fotografía informativa
World Press Photo 2008, cuando la crisis ganó a la guerra
World Press Photo 2007
Premios Pulitzer 2009
Pulitzer 2008
Los premios Pulitzer 2007

El valor informativo de una foto

Wednesday, February 10th, 2010

¿Qué valor informativo tiene dar la imagen de un hombre, civil, desconocido, víctima de un atentado terrorista, con todas las tripas por fuera? El pasado viernes hubo un atentado en Islamabad, y la agencia Reuters, siguiendo su protocolo de actuación, mandaron a un fotógrafo al lugar de la explosión, y a un segundo al hospital. Este último se encontró de bruces con otro atentado en las puertas del centro sanitario. Y tomó dos fotografías (si alguien está interesado, las puede ver en el blog de la agencia). El editor escribe:

“¿Cuánto horror tiene que ser enviado por el cable (a los clientes de la agencia)?¿Tienen que ser enviadas todas? ¿Tiene que tener la gente la posibilidad de ver estas imágenes en Internet? Yo creo que sí, otros están en contra (…) ¿Tiene que estar el mundo expuesto a la brutalidad de este tipo de imágenes o tiene que estar este horror confinado a aquellos que lo sufrieron en primera mano – las mismas víctimas, los muertos, los periodistas, las fuerzas de seguridad presentes? Si la respuesta es no, ¿porqué se envía a periodistas a la escena en primer momento? ¿Tenemos que esconder esto al mundo? El hecho es que fue un ataque en un hospital lo que marca la diferencia del nivel de brutalidad que tiene que ser visto. Yo creo que si. Es posible que tu no estés de acuerdo”

Yo no tengo una respuesta categórica, y me escudo en esa cosa que se llama “valor informativo de la imagen”. ¿Aporta algo al lector verle las tripas a un hombre en primera página? Desde luego que quedaría retratada la brutalidad del atentado, ¿pero no habría otra manera? ¿otros encuadres, no tanto detalle?

Historia de una no fotografía: Cuando Marlene Dietrich fulminó a Helmut Newton

Tuesday, February 9th, 2010

A veces, la historia de una fotografía no conseguida, no realizada, tiene también su gracia.

1972. París. Helmut Newton, quizá uno de los mejores fotógrafos de moda de la historia y un constructor nato de fantasías sexuales plasmadas en fotografías, acude a retratar, acompañado del modisto Karl Lagerfeld,  a la también alemana e icono del cine, Marlen Dietrich, de 71 años. Lagarfeld cuenta la anécdota en el prólogo a un recopilatorio de sus imágenes, editado en formato de bolsillo (dentro de la colección Photo Poche) por la editorial Lunwerg:

No me cuesta nada imaginar al muchacho que vivía en Berlín en los años treinta. Helmut siempre ha conservado el acento típico de Berlín. Es una de las razones por las que me encantan nuestras conversaciones. Éstas pueden durar horas. Es un narrador maravilloso. En Berlín, de 1936 a 1938, trabajó como <> de Yva, un célebre fotógrafo de la época cuyos retratos y fotografías de moda solo conocen unos pocos entendidos. Pero, para mí, Helmut es, ante todo, el escolar de El ángel azul de la clase del profesor Unrat (Emil Jannings), que soplaba las plumas de la falda de Lola Lola (Marlene Dietrich) pegadas en una postal.

Lástima que fuera tan joven en aquella época, porque le habría apasionado fotografiar a Marlene. Estuvo a punto de hacerlo en 1972. Francine Crescent, la redactora jefe de la revista Vogue en París, me pidió que presentara a la Dietrich a Newton para que pudiera hacerle unas fotos. Esto ocurría poco después de una ligera crisis cardiaca en Nueva York….En el ascensor que nos llevaba al piso de Marlene en la avenida de Montaigne, Helmut estaba tan excitado como un colegial contándome la importancia que ella había tenido en sus fantasía eróticas cuando era joven. Las presentaciones fueron cordiales. Luego hablamos de enfermedades y medicamentos, los dos temas predilectos de Marlene. Éstaba llevaba un jersey muy ajustado y una falda cruzada de cuero. De pronto, para saber cuál era mi opinión como modisto, se desabrochó la falda. Nunca olvidaré la sorpresa de Helmut ante ese inesperado strip-tease. Su reacción espontánea: “¡Todavía tiene unas piernas espléndidas!” se le atravesó a la mujer en la garganta, y no hubo sesión de fotos. Una lástima.

El arte de titular: La resaca del desayuno

Friday, February 5th, 2010

Lo mejor del titular es la duda, “parece”, que contraviene todos los principios de un buen titular, que nunca ha de ser condicional, sino lo más afirmativo posible. Pero en estos casos, mejor curarse en salud, porque no hay una fuente fiable.

Y la información interior ahonda en la idea: “La fe en Zapatero se desploma [el PP aventaja en 3,5 puntos al PSOE según el CIS], cae la bolsa y peligra la paz social“.

Historia de una fotografía: La sesión de Tolstoi a todo color

Tuesday, February 2nd, 2010

1908. El fotógrafo Sergei Prokudin Gorski (1866-1948) escribe a León Tolstoi, autor de Guerra y Paz, y Ana Karenina, que vive retirado en su finca de Yasnaya Polyana:

Recientemente he procesado una placa fotográfica coloreada que alguien (cuyo nombre no recuerdo) le tomó . El resultado era muy pobre, hecha aparentemente por alguien que no estaba acostumbrado al proceso. La fotografía en “colores naturales” es mi especialidad y seguramente usted conoce mi nombre por la prensa. Después de muchos años de trabajo, he conseguido ahora excelentes resultados en la producción de colores exactos. Mis proyecciones coloreadas son conocidas tanto en Europa como en Rusia. Ahora mi método de fotografía requiere no más de entre 1 y 3 segundos, y me he permitido a mi mismo pedirle permiso para visitarle durante uno o dos días (teniendo en mente el estado de su salud y del tiempo) para tomarle una serie de fotografías de usted y de su esposa. El mejor matiz de los colores ha sido completamente logrado….Mi trabajo es el resultado de estudiar las propiedades del bromuro de plata. Para mi, retratarle a pleno y exacto color en su espacio natural es rendir un servicio al mundo entero. Estas imágenes son eternas, no cambian. No hay otros procesos de color que pueda lograr resultados como estos. Lev Nikolayevich, si esta dispuesto a darme este gran servicio no solo a mí, sino también a sus innumerables admiradores, entonces permítame llegar en algún momento después del 2 abril, antes del 5 de abril, fecha en la que tengo que estar en un congreso de Química en Londres. Si esto es imposible, entonces tal vez pueda llegar durante la primera mitad de junio. Como ya he mencionado, solo necesito entre 1 y 3 segundos para tomar la fotografía, por lo que no será nada cansado para usted.

La técnica. Proudkin Gorki es un químico perteneciente a la nobleza rusa de la época final de los zares. Formado como químico en San Petersburgo, también realiza estudios de música y pintura. Durante tres años vive en Berlín, donde estudia fotoquímica, y se interesa por los primeros procesos de coloreado. A su regreso a San Petersburgo, trabaja como director de una empresa de metalurgia que poseía su suegro, al tiempo que es miembro activo de la Sociedad de Tecnología del Imperio Ruso, en la sección de fotografía.
Como el resto de la fotografía, el proceso a color se desarrolla en un ambiente eminentemente científico. El escocés Maxwell, unas décadas antes, es quien descubre la composición de la luz, y toma la primera fotografía a color de la historia (1861). A partir del desarrollo teórico de Maxwell, Gorksi crea su propio sistema de procesado de imágenes en color: siguiendo la teoría de la descomposición de la luz en tres colores básicos, fotografía la misma escena tres veces, sobre la misma placa. No se sabe a ciencia cierta cómo era su cámara, pero se cree que disponía de tres objetivos, cada uno de ellos con un filtro (rojo, verde y azul) para tener los tres canales básicos de la luz.

El retrato publicado y los entresijos de la sesión. El 23 de mayo de 1908, Gorki se traslada finalmente a la finca de Yasnaya Polyana y, durante dos días, toma fotografías del entorno de Tolstoi. Cuando regresa, días después, a San Petersburgo, el fotógrafo escribe al retratado para agradecerle su paciencia y mandarle unos trabajos anteriores, con la promesa de hacerle llegar el retrato a color. El fotógrafo y químico insiste en que su misión es extender la fotografía a color en Rusia. Gorki anuncia otra visita para el mes de junio, pero con un particularidad: “No portaré conmigo ningún gran equipamiento fotográfico, por supuesto”.

Retrato de Tolstoi, 23 de mayo de 1908

El “más reciente retrato de Tolstoi, realizado con el último hito en tecnología fotográfica” sale publicado en el número de agosto de la revisita de la Sociedad de Tecnología del Imperio ruso, aprovechando el aniversario del escritor. En el texto de presentación, el fotógrafo e inventor del proceso saca pecho: “El retrato ha sido tomado en un lunar y colores naturals, conseguidos solo mediate métodos técnicos, sin el uso de pinceles o herramientas de artistas (en alusión al método por el cual se pintaba la fotografías a blanco y negro).  En unos escritos de Gorki encontrados en 1970, el fotógrafo explica que la imagen fue tomada a “las 5.30 de la tarde, inmediatamente después de que Tolstoi diera su paseo en caballo”. Debido al gran número de visitas que recibía el escritor y a su estado de salud (que no le impedía, eso sí, montar en caballo), Gorki no pudo tomar más que esta fotografía, este retrato. Necesitó 6 segundos de exposición y se llevó consigo, debido a la insistencia de sus amigos, una cámara de un formato grande, para poder hacer copias lo más amplias posibles.

Un documentalista en estado puro. Cuando Gorki hace el retrato a Tolstoi ya es un tipo conocido en la sociedad rusa (“seguramente usted conoce mi nombre por la prensa”, le dice en su carta). Esta fama le abre en 1909 la puerta del palacio de los zares.  Impresionado con el trabajo del fotógrafo, el último zar de Rusia, Nicolas II, le da permiso y medios a Gorki para documentar la vida del imperio Rusia. A través del ministerio de transporte, el fotógrafo consigue hasta un vagón de ferrocarril, convertido en cuarto oscuro, donde puede revelar sus fotos. Entre 1909 y 1912, primero, y luego en 1915,  con el permiso y todas las facilidades de Nicolás II , Gorki se adentra en territorios restringidos, y retrata la vida de las regionas más remotas del gran imperio ruso. Fotografia a militares, escritores, niños, burgueses, edificios, iglesias, mezquitas, paisajes, cruces y reliquias, en lugares tan lejanos como Uzbekistán. Parece que el Zar le hubiera encomendado de mostrarle en imágenes todo su imperio, un imperio que en tan solo unos años se transformaría la URSS.

Trabajadores en Kasli, 1910

La tripulación del  Sheksna (1909)

 

Aldeanos de  Grafovka

Puente de hierro sobre Siberia

La colección. Se calcula que Prokudin Gorski realiza unas 10.000 fotografías a lo largo de su carrera. Cuando, tras la llegada de los comunistas al poder, quiere llevarse todo su archivo (unos 3.500 negativos), las autoridades bolcheviques impiden que salga un número importante de ellas, ya que pueden revelar secretos militares. Prodkudin asegura que estas imágenes no son interesantes para el público, y se lleva su colección mermada pero exquisita a París. En 1944, cuatro años después de su muerte, sus hijos deciden vender todo el archivo a la Bibliotequa del Congreso de EE UU, que guarda 1902 negativos, y unos 700 álbumes sin los correspondientes negativos. Por todo ello pagó entre 3.500 y 5.000 dólares de la época.



Mohammed Alim Khan, último emir de Bujara, entonces protectorado ruso 

— Enlaces de interés:

La colección de Prokudin Gorki, en La Biblioteca del Congreso de EE UU, para pasarse un rato largo viendo las fotografías.
Tolstoi a Color, en la página de la Universida de Toronto dedicada al escritor ruso.
Una amplia selección realizada por el blog del Denver Post.