Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • January 2011
    M T W T F S S
    « Dec   Feb »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Instagram
  • Twitter

Archive for January, 2011

Viñeta: Los Oscar contra los Goya

Tuesday, January 25th, 2011

Los Oscar contra los Goya
Una viñeta de Afiches

Viñeta: La medicina de Ben Ali

Friday, January 21st, 2011

La medicina de Ben Ali

La medicina de Ben Ali

“Para el próximo resfriado”. ‘Democracin 500. Fabricado por el pueblo tunecino’. Viñeta de Afiches

Túnez y la Transición española

Wednesday, January 19th, 2011

En cuánto hay una oportunidad de que la democracia triunfe en un país, acudimos raudos y veloces a la referencia más próxima (y casi única) de transición de una dictadura a una democracia: el caso español.

Túnez no se escapa a esta comparativa. Y, aunque sea un tópico, las comparaciones son odiosas y distorsionadas.

El 20 de noviembre de 1975 murió Franco, pero no se fue con él su sistema. Los Principios Generales del Régimen seguían vigentes. Desde dentro, con el papel de líderes políticos formados dentro del régimen — el Rey y Suárez, principalmente — se fue desmontando poco a poco las estructuras hacia la democracia, con la legalización de los partidos, la promulgación de una nueva Constitución, etc. Los partidos de la oposición — principalmente el Partido Comunista y el PSOE– tenían una estructura sólida, jerarquizada y extendida, que permitió tener con quien dialogar y pactar, y que estos se vieran legitimados por el apoyo con el que contaban.

No veo casi ningún paralelismo claro con el caso tunecino. En el país magrebí ha sido el hastío de la sociedad, una revuelta popular, la que ha acabado con la dictadura de Ben Ali. La corrupción, la falta de expectativas, el inmovilismo del régimen y el papel fundamental del Ejército — que le mostró a Ben Ali la puerta de salida — han terminado con el dictador, pero no con el sistema. Han pretendido liderar lo que han llamado transición el primer ministro de Ben Ali, nombrando un ejecutivo que se ha caído en apenas 24 horas, porque la calle ha reclamado la salida de todo elemento perteneciente a la dictadura. Es sonrojante que el primer ministro Ghannouchi hable de perseguir a los corruptos, de transición hacia la democracia, cuando él mismo ocupaba una parte central y fundamental en el régimen de Ben Ali. La contestación popular que ha acabado con Ben Ali, impide que sean los propios líderes del régimen los que lideren una transición. Se desconoce también cuál es realmente la capacidad de los diezmados partidos políticos de la oposición. De momento quién se libra de toda esta quema es el Ejército, una institución a la que Ben Ali marginó, precisamente por temor a que le derrocaran. Queda por ver si es el Ejército quien lidera el desmatelamiento del régimen; pero no puede caer en un caudillaje eterno; su papel debería se el de crear y fomentar las garantías esenciales para que la sociedad tunecina decida su futuro de manera democrática.

Si en España comparamos el caso tunecino con nuestra Transición, en Francia miran un poco más lejos: “El año 1789 de la revolución tunecina“. Más allá del titulo merece la pena leer esta entrevista al historiador francés Jean Tulard en Le Monde. :

La révolution, elle, prône un changement radical d’hommes, d’institutions, de façon de penser. Pour prendre l’exemple de la Révolution française, le soulèvement était prévisible et ses objectifs connus : égalité, à travers l’abolition des privilèges, suppression des droits féodaux qui pesaient sur les paysans, fin de la monarchie absolue. Le modèle tunisien ne correspond pas à ce schéma, puisqu’il a débuté et perduré sans leader ni assise idéologique.
Mais il suit une trajectoire parallèle à celle de la Révolution française qui rend les deux événements assez comparables. La Révolution est elle aussi passée par une phase d’émeutes avant de pénétrer les esprits d’une part plus importante de la population, comme le 14 juillet 1789 ou le 10 août 1792. Des émeutes de la faim et du chômage, comme en Tunisie.
Une révolte peut donc engendrer une révolution. Pour cela, il faut que les exaspérations de départ trouvent un écho avec des aspirations plus profondes concernant l’ensemble du pays, et non plus un territoire limité. C’est ce qui s’est passé à l’été 1789, quand les paysans français, sans bien comprendre ce qui se passait à Paris, se sont armés et ont pris d’assaut les châteaux des nobles. C’est aussi ce qui s’est passé en Tunisie, ou la révolte a commencé à Sidi Bouzid, loin de la capitale, avant d’essaimer dans tout le pays.
(…) Pour filer la comparaison, la Tunisie est sans doute en train de vivre l’année 1789 de sa révolution – qui correspond, pour la France, à la mise en place d’une Assemblée nationale constituante encore dominée par les nobles. L’heure est, en 1789 comme aujourd’hui en Tunisie, à l’enthousiasme, aux espoirs de réforme les plus fous.

No tan al margen.

— Los que faltaban: la agencia de calificación Moody’s ha rebajado un escalón la solvencia soberana de Túnez: “Moody’s ha degradado de Baa2 a Baa3 la deuda soberana de Túnez y ha cambiado la perspectiva de estable a negativa”. La agencia justifica la decisión por “la inestabilidad del país, debido al reciente cambio inesperado de régimen, debido a una crisis política que ha empezado por motines sociales”.

France 2 hace una disección de los negocios de la familia Ben Ali y de su esposa.

— El depuesto (y la depuesta), en una imagen familiar que circula por Twitter:

Los Ben Ali

El matrimonio Ben Ali

Twitter, Túnez, Egipto y El Baradei

Sunday, January 16th, 2011

Últimamente no hay revolución sin que Twitter salga a la palestra. Los periodistas acudimos enseguida a esta red social de 140 caracteres para descubrir vídeos, fotos, enlaces, auténticos informantes en primera línea…y lo convertimos en categoría, como si las revoluciones políticas solo tuvieran sentido en ese corto pero ancho espacio. Una rebelión en la calle, no en las pantallas, titula Iñigo Sáenz de Ugarte en un acertado post sobre el papel de redes sociales en los acontecimientos tunecinos de los últimos meses.

Sin embargo hay que reconocerle a las redes sociales como Twitter un papel fundamental: excita a los medios extranjeros. Como sucedió en Irán y la revolución verde, esta red tiene sobre todo un papel multiplicador hacia el exterior, que se confunde con un papel precursor. Twitter tiene un papel propagandístico indudable porque si no exagera las cosas, al menos las redimensiona. Interiormente ha tenido un papel más importante el papel de las televisiones de información en árabe, como Al Arabiya y Al Jazeera, que están llevando una cobertura casi continúa de lo que sucede en Túnez.

Estos días, aplicando el dicho “Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”, muchos señalan al déspota Mubarak el siguiente en la lista. En el poder desde 198o, el Faraón, como se le conoce popularmente con sorna, ha seguido a raja tabla el manual del dictador árabe. Las elecciones no han sido para él un problema: su partido político gana la inmensa mayoría de los 500 escaños que tiene el parlamento, dejando 14 asientos para la oposición y unos 70 para los independientes, que en su inmensa mayoría pertenecen a su órbita. Ganan las elecciones con un apoyo superior al 90%, y ni se despeñan. Siendo una república, Hosni Mubarak prepara a sus largos 82 años el traspaso de poder a su hijo; como siempre, se han sustentado en el poder por el apoyo mostrado por occidente como freno al islamismo, y como siempre parece que son estos los que más organizados están políticamente. El contexto socioeconómico es aún peor que en Túnez, con un paro galopante y una crisis económica eterna y nada coyuntural que no se refleja en las cuentas corrientes de la clase pudiente y gobernante.

El Dr. El Baradei, premio Nobel de la Paz por su papel como cabeza de la Agencia Atómica Internacional — aquella organización que sostuvo que no había pruebas de que existieran armas de destrucción masiva en Irak — volvió en 2010 a su país y lidera una plataforma para el cambio democrático. Diplomático de carrera, El Baradei lleva fuera del país desde 1980, justo cuando Mubarak empezaba su reinado. En su Twitter podemos leer sus opiniones sobre los sucedido en Túnez:

Violence in Tunisia now is a product of decades of repression.Regime in Egypt must understand that peaceful change is only way out

The courage of the Tunisian people to uphold their freedom & dignity is a shining light and a trailblazer. Change only comes from within.

Tunisia :repression + absence of social justice + denial of channels for peaceful change = a ticking bom

El Twitter de Al Baradei está escrito en inglés y árabe, un ejemplo de cómo el mensaje no es solo de consumo interno, sino sobre todo de consumo externo.

No tan al margen:

Escribe Goytisolo en El País:

No se puede pedir lo que se ignora. La democracia exige un conocimiento previo de los valores laicos que la alimentan. Y dicho conocimiento no existe en ningún país árabe con la profundidad y arraigo que tienen en Túnez. El Gobierno de Burguiba desde la independencia hasta los años ochenta sentó las bases de un Estado laico y democrático. Un sistema educativo abierto a los principios y valores del mundo moderno, el estatus de la mujer incomparablemente superior al de los países vecinos y un nivel de vida aceptable en comparación con estos, pese a la carencia del maná del petróleo, formaron una ciudadanía consciente de sus derechos. En ello estriba la diferencia existente entre Túnez y los demás Estados árabes de la orilla sur del Mediterráneo.

El arte de titular: La libertad tunecina

Saturday, January 15th, 2011

Portada del diario Liberation: Libertad, en grande, en árabe, sobre una foto de una joven que porta una pancarta: “Ben Ali, lárgate”.

Portada del diario Liberation

Una simple, acertada y emotiva portada para esta victoria del pueblo tunecino.

Parece que Túnez se ha quitado de en medio a su particular sártrapa. Ben Ali acumula millas en su programa de puntos de la línea área tunecina, porque ningún país parece querer acogerle (Arabia Saudi parece el destino a esta hora de esa cabeza cubierta de tinte), y eso que hasta hace bien poco, desde la UE, Francia, EE UU y un largo etcétera  el presidente depuesto era el aladid contra el terrorismo, contra el radicalismo y un garante de la estabilidad de en su país. No quedaba muy bien parado Ben Ali ni su esposa ni su familia (los Trabelsi) en los papeles de Wikileaks.

Queda por ver cómo se resuelve la transición a lo nuevo en Túnez. Cuando en noviembre de 1987 Ben Ali reunió a un grupo de médicos para que certificaran la demencia senil del padre de la independencia tunecina, Bourghiba, y así hacerse con el poder, prometió democracia, pluralismo, libertad y elecciones.  Se había encargado él mismo, como jefe de los servicios de información y ministro del Interior (durante la revuelta del pan, en 1984 ocupaba dicho cargo) de machacar a todo la oposición.  La aspiración democrática duró poco más del primer discurso.

Después de casi 24 años en el poder, Ben Ali ha salido huyendo del país; le sustituye el primer ministro Mohamed Ghannouchi, que ha estado de manera ininterrumpida en el gabinete desde que Ben Alí se hizo con el poder, primero como ministro de finanzas, y luego como primer ministro desde 1999.  Un hombre del poder y ligado a Ben Ali para hacer la transición en un país sin partidos políticos sólidos pero con una sociedad de las mejor preparadas del mundo árabe.

El láser contra los piratas somalís

Tuesday, January 11th, 2011

Una de las mayores empresas del sector de la defensa, BAE System, ha desarrollado un cañón láser cuya finalidad última es cegar, desde buques comerciales que lo tengan instalados, a posibles atacantes.

Láser contra piratas (BAE System)

Láser contra piratas (BAE System)

El negocio estaría en los buques pesqueros y comerciales que navegan por el Índico, hoy por hoy la zona más peligrosa y dónde más ataques piratas se están produciendo. El cañón tendría un rango de acción de entre 1,2 kilómetros y 1.5 kilómetros. El efecto sobre la vista es similar a cuando el sol deslumbra de manera directa.

No es la primera vez que se propone el sistema láser contra los ataques de piratas, ya que no estaríamos hablando de un arma letal propiamente dicha, lo que le haría idónea para buques comerciales o pesqueros. Según cuenta Wired, el Pentágono ya proponía esta solución en 2008.

No tan al margen.

El buque de bandera mozambiqueña, Vega 5, perteneciente a una empresa gubernamental mozambiqueña, operado por Pescamar (Pescanova), sigue secuestrado desde el pasado 27 de diciembre. El buque fue capturado por piratas muy al sur, una zona hasta ahora segura. Al ser de bandera mozambiqueña, se cree que los captores no buscaban, en un inicio el pago de un rescate, sino una embarcación para usarla como nodriza y poder realizar otros ataques; sin embargo, al encontrarse dos europeos (españoles) a bordo, los piratas han visto el negocio. El buque ya se encuentra en aguas de Somalia. Mientras, impera el silencio de la empresa, de las familias y del gobierno, a diferencia de secuestros anteriores.