Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • November 2007
    M T W T F S S
    « Oct   Dec »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Instagram
  • Twitter

Archive for November 15th, 2007

El Smart desembarca en EE UU

Thursday, November 15th, 2007

El Smart lleva en el mercado europeo desde 1998. El proyecto de Swatch fue rechazado por varios fabricantes, hasta que fue comprado por Mercedes-Benz. Diez años más tarde, y con unas 800.000 unidades vendidas en todo el mundo, el vehículo de 2,5 metros de largo, llegara en 2008 a EE UU, un mercado donde el vehículo de gran tamaño es el rey de las carreteras.

La preocupación por el medio ambiente también ha llegado a la industria del automóvil. Hace unos años, quien hablaba de modelos del futuro, no se preocupaba por aspectos como la contaminación, sino por el diseño moderno, la seguridad y menos la velocidad. Ahora, la industria del automóvil intenta reinventarse: vehículos pequeños para el futuro, y con la etiqueta híbrido o eléctrico.

El Smart desembarca en EE UU en el momento en el que el debate sobre la ecología está en la agenda pública y política. La revista Time, en su edición impresa, publicaba un recuadro sobre las posturas con respecto al medio ambiente de los principales candidatos a la presidencia de los EE UU. El Smart, ocupaba un lugar central en el cuadro.

La marca ha buscado el posicionamiento como coche ecológico, tanto que será el vehículo oficial para Live Earth de este año.

De momento, los proveedores en el país norteamericano aseguran que hay más de 30.000 personas que han pagado 99 dólares para reservar su Smart. El más barato costará 11.590 dólares, frente a los 13.875 (9.484 euros) que cuesta en España.

El Smart consume menos, pero también trasporta solo a dos personas. En un país donde el trasporte público no responde desde luego al estándar europeo, se ve difícil que se cambian los grandes vehículos del mercado estadounidense por vehículos tan pequeños. Pero ya hay quien lo pone a competir con su opuesto: el mastodonte Hummer.