Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • November 2007
    M T W T F S S
    « Oct   Dec »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Twitter

Archive for November 29th, 2007

La reforma de la Constitución venezolana

Thursday, November 29th, 2007

Venezuela votará el próximo domingo la reforma de su Constitución. El proceso empezaba tras la reeleción de Chávez como presidente el pasado 4 de diciembre. Tras la victoria “roja, rojita”, Chávez avisaba que quería ser reelegido una y otra vez. Para ello tenía que cambiar la Constitución. El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, aprovechaba además para anunciar más cambios para llevar a su país a lo que llamó “socialismo del siglo XXI”. El domingo los venezolanos votarán sobre un cambio de régimen.

Menos de un año después, los ciudadanos venezolanas votan un texto propuesto oficialmente por Chávez el 17 de agosto de 2007, y que llega con ligeras modificaciones de la Asamblea Nacional, como la edad de votación, que pasa de los 18 a los 16 años.

La reforma, desde luego, divide al país, entre los partidarios del “si”, y los opositores a Chávez. En este último grupo, quien está liderando las propuestas son los estudiantes universitarios, ante una oposición dividida y sin un líder claro. Hoy, los nones han llenado las calles de Caracas. Mañana les toca el turno a los síes.

 

Con esta Constitución, Chávez podrá hacer y deshacer, por ejemplo, la estructura de las entidades políticas interiores (ciudades, regiones o “decretar Regiones Especiales Militares con fines estratégicos y de defensa”), y con ello el reparto del todo el poder.

Chávez propone a los venezolanos que su capital tenga más nombres: “Una ley especial establecerá la unidad político territorial de la ciudad de Caracas la cual será llamada la Cuna de Simón Bolívar, El Libertador, y Reina del Warairarepano ” (art. 18). El proyecto presentado para votación no se queda en la dominación de la capital de Venezuela, sino que también entra en cómo ha de urbanizarse con la “construcción de un sistema de pequeñas y medianas Ciudades Satélites a lo largo de sus ejes territoriales de expansión”.

Como modelo económico, el proyecto recoge que Venezuela tendrá una economía basada en el “Modelo Económico Productivo, intermedio, diversificado e independiente, fundado en los valores humanísticos de la cooperación y la preponderancia de los intereses comunes sobre los individuales” (art.112). Los trabajadores venezolanos tendrán jornadas laborales de 6.30 horas diarias, nunca superiores a 36 horas semanales para la actividad diurna, y 6 horas diarias y 34 horas semanales, para la actividad nocturna. La Constitución prohíbe además las horas extra (art.90).

Las referencias al “libertador Bolívar” son continuas a lo largo del proyecto de Constitución. Además de “la cuna de Bolivar” – denominación nueva para Caracas – el proyecto de Constitución recoge en el art. 153 que “La República promoverá la integración, la Confederación y la unión de América Latina y del Caribe a objeto de configurar un gran bloque regional de poder político, económico y social”, que equipara a lo que Simón Bolívar llamó “Una Nación de Repúblicas”, en búsqueda de una “Grannación”.

Pese a este último artículo, las Fuerzas Armadas de Venezuela serán “antiemperialistas”, y también se “bolivarializan”, pasado de denominarse Fuerza Armada Nacional a “Fuerza Armada Bolivariana” (art. 328 y 329). La Fuerza Armada Bolivariana estará integrada por: “el Ejército Bolivariano, la Armada Bolivariana, la Aviación Bolivariana, la Guardia Territorial Bolivariana y la Milicia Popular Bolivariana (unidades y cuerpos de la reserva militar se transformarán en unidades de la Milicia Popular Bolivariana)”. El lema de las refundadas Fuerzas Armadas será el siguiente mandato de Bolívar: “Libertar a la patria, empuñar la espada en defensa de las garantías sociales y merecer las bendiciones del pueblo”.

La Fuerza Armada Bolivariana estudiará, planificará y ejecutará “la guerra popular de resistencia”, con lo que la táctica de la lucha de guerrilla estará reconocida en la Constitución, si se aprueba este proyecto.

El texto íntegro que el domingo votarán los venezolanos se puede consultar en la página web de la embajada de Venezuela en España. Original, controvertido, pero sobre todo nada usual dentro de las constituciones democráticas al uso. Una curiosidad: la palabra libertad sólo aparece en cinco ocasiones en los cuarenta folios de los que se compone este proyecto de reforma de la carta magna.

Otros post relacionados:

- Why don’t you shut up?.
- Una periodista de la cadena venezolana RCTV escribe para Guerra y Paz.
- ¿Chávez dictador?.
- Hugo Chávez haciendo amigos.