Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • December 2006
    M T W T F S S
    « Nov   Jan »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Twitter

Archive for December 7th, 2006

Un informe para Irak, un informe para la región

Thursday, December 7th, 2006

“No hay formula mágica para resolver los problemas de Irak. No obstante, hay acciones que pueden ser tomadas para mejorar la situación y proteger los intereses americanos.” Con esta frase comienza la carta de los co presidentes del grupo de estudio para Irak, incluida en el informe hecho público ayer.

Backer y Hamilton durante la presentación del informe. NYT proporcina una transcripción completa de la rueda de prensa

No hacía falta un informe para confirmar el desastre que ha conducido Irak una guerra ilegal, que arrastra más de 600.000 iraquíes muertos, fundamentada en una serie de mentiras, y que nadie parece va a pagar su responsabilidad. Diluido queda el debate de por qué se fue a la guerra que ha convertido Irak en un desastre que nadie se atreve a calificar como guerra civil.
El informe proporciona un análisis resumido de la situación, que va desde un quien es quien en la política iraquí, pasando por un análisis de la situación económica, hasta el papel que juega Siria e Irán dentro de la realidad política iraquí.
Después de esta introducción, el grupo proporciona 79 recomendaciones con acciones concretas para mejorar – no solucionar – la situación.
Soledad. Lo primero que llama la atención del informe es la constatación de la soledad en la que se encuentra EE.UU. dentro de Irak. Se ha pasado de repetir hasta la saciedad que en Irak había una coalición internacional fuerte y numerosa a materializar que EE.UU. está solo. El único aliado que se menciona es Reino Unido, con sus 7200 efectivos y “una substancial presencia diplomática particularmente en Basora y en el sureste iraquí.” Hoy se reunen en Washington el premier britanico, Tony Blair, con el presidente Bush, para hablar del informe.
Una solución para Irak pasa por una solución para la región. “sencillamente, todas las cuestiones claves en Oriente Medio – el conflicto árabe israelí, Irak, Iran, las necesarias reformas económicas y políticas, y el extremismo y el terrorismo – están ligadas.”
Especial relevancia le dedica al conflicto árabe – israelí: “Estados Unidos no puede alcanzar sus objetivos en Oriente Medio a menos que se involucre directamente en el conflicto árabe israelí y la estabilidad de la región. Tiene que haber un renovado y sostenido compromiso por parte de EE.UU. para un extenso proceso de paz entre árabes e israelíes en todos los frentes: Líbano, Siria, y el compromiso del presidente Bush de junio de 2002 para la solución basada en dos estados para Israel y Palestina. Este acuerdo tiene que incluir conversaciones directas con, por y entre Israel, Líbano, Palestinos (aquellos que aceptan el derecho de Israel a existir) y Siria” (recomendación 13).
En la recomendación 14 se apuesta por un relanzamiento del proceso de paz, con el referente de las Conferencia de Madrid de 1991 y los acuerdos de paz entre Israel, Egipto y Jordania. Esta propuesta recuerda a la que el presidente del gobierno español y el ministro de Asuntos Exteriores llanzaron a mediados de noviembre, con el apoyo de Francia e Italia, y la espalda de Alemania. Como base para este proceso de paz, menciona las Resoluciones 242 y 338 del Consejo de Seguridad de la ONU.
El problema con Siria se soluciona con la devolución de los Altos del Golán, con una “garantía de seguridad por parte de EE.UU para Israel, que puede incluir una fuerza internacional en la frontera, incluyendo tropas de los EE.UU. si son solicitadas por ambas partes.” (recomendación 16)
El informe recuerda que no hay solución militar para el conflicto entre árabes e israelíes, matizando que “ninguna administración – demócrata o republicana –abandonará jamás a Israel”
El papel de Irán y Siria. “Un destacado político suni nos dijo: ‘si das la vuela a cualquier piedra en Irak hoy, encontrarás a Irán debajo’” con esta cita el grupo de estudios constata la importancia de Irán dentro de Irak, sin olvidar su papel en otras cuestiones regionales. Su papel consiste en apoyar a los grupos chiitas, económicamente, políticamente y militarmente. En referencia a las posibles negociaciones, el informe cita a un oficial iraquí: “Irán [ya] está negociando con EE.UU. en las calles de Bagdad”
Siria, se ha convertido, según el informe, en un paraíso para los antiguos miembros del Baath, con una frontera que queda definida como un coladero por la que se nutre la insurgencia.
Nueva Ofensiva Diplomática. “Los Estados Unidos, trabajando junto al gobierno iraquí, tiene que lanzar una extensa Nueva Ofensiva Diplomática para ocuparse de los problemas de Irak y de la región. La nueva ofensiva diplomática tiene que ser lanzada antes del 31 de diciembre de 2006.” Es la primera recomendación del grupo de estudio. Si antes hablábamos de soledad para calificar la presencia de EE.UU. en Irak, con este capítulo de recomendaciones se busca la formación del “Grupo Internacional de Apoyo para Irak” que incluya a todos los países fronterizos así como los países importantes de la región y del resto del mundo.
En la recomendación 7 se busca que la ONU se involucre en este grupo, y que el secretario general nombre un enviado especial para Irak. Los participantes en este grupo – referencia clara a los vecinos – tiene que comprometerse a respetar la integridad y soberanía de Irak.
Dentro de Irak. “La reconciliación nacional es esencial para reducir la violencia y mantener la unidad de Irak.” En la recomendación 35 llama a Estados Unidos a que dialogue con todos los partidos y partes implicadas, con la excepción de Alqaeda, a la cual le otorga un papel muy reducido en la insurgencia, pero que hace mucho ruido por las acciones que lleva a cabo (atentados contra civiles mediante acciones suicidas). Alqada, según el informe, se nutre de 1.300 combatientes llegados del exterior que buscan una batalla abierta entre suníes y chíes.
El punto 37 reconoce el error cometido por la administración Bush al ilegalizar al Baath y mandar al ostracismo a todos sus miembros, en un país donde era imprescindible tener el carne del partido único para ocupar puestos públicos: “ la reconciliación política incluye requiere la reintegración de los baathistas y los nacionalistas árabes dentro de la vida nacional, excluyendo a las figuras principales del régimen de Sadam Hussein”
El sector petrolífero. El desarrollo y mejora de éste sector es clave y fundamental para el desarrollo de toda la economía iraquí. A corto plazo, el grupo de estudios recomienda un apoyo técnico de EE.UU, desde aspectos de seguridad – es en el único apartado donde se menciona a las fuerzas de seguridad privadas que campan por Irak – pasando por aspectos tecnológicos hasta llegar a un asesoramiento legal. A largo plazo, EE.UU tiene buscar la inversión de compañías internacionales, y asi lograr una involucración de la comunidad internacional. Para combatir la corrupción propone como medida que se hagan públicas en la web los contratos y el volumen de producción, al tiempo que toda esta información pueda ser contrastada por observadores externos.
Retirada de tropas y condiciones internas de seguridad. Varias veces se sostiene que un incremento de la presencia militar estadounidense reduciría la violencia en una determinada zona y momento, pero que solo sería momentáneo. Además, al doblar la presencia militar hasta los 200.000 efectivos, transmitiría la sensación de invasión permanente de Irak por parte de EE.UU.
Se describe al ejercito iraquí con grandes deficiencias en el mando, equipamiento, personal, la logística y el apoyo. La policía nacional iraquí no puede mantener la seguridad porque ha sido entrenada para labores de contrainsurgencia. La policía nacional es descrita como corrupta e infiltrada por grupos insurgentes. En la recomendación 50 y 51 se dice que tanto la policía nacional como la policía de frontera tiene que ser transferidas del ministerio del interior al ministerio de defensa iraquí.
El ejército de EE.UU. tiene que cambiar su concepto de actuación hacia el entrenamiento y el suministro de nuevos materiales para las fuerzas de seguridad iraquíes, de tal manera que puedan tomar control completo para 2008 (recomendación 43)
Texto completo del informe disponible en varios sitios de Internet, referenciados en United States Institute Of Peace. La edición y comercialización pertene a Vintage Book, de la Random House.Post recomendados:
- Iraq Study Group: Irak y la Estrategia inviable, de Rafael Estrella, flamente embajador de España en Buenos Aires.
- Cambio de rumbo, en Guerra Eterna
- Dos post de Jorge Aspizua: El ‘Iraq Study Group’ y la señora Roosevelt / El reverso de Irak: la corrupción no es una estrategia