Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • November 2006
    M T W T F S S
    « Oct   Dec »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930  
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Twitter

Contrarrestar a Irán

Moeh Atitar de la Fuente - Saturday 25 de November de 2006

Hoy tenían que reunirse el presidente iraquí Yalal Talabani con su homólogo iraní, Ahmadineyad; era probable, además, que el presidente sirio también estuviera en la reunión. Talabani ha pospuesto la visita, porque Irak está viviendo, de nuevo, una semana infernal, con un atentado masivo contra la comunidad chii, y posteriores represarías de estos contra sunis.
De haberse producido la reunión, Irán y Siria habrían tenido un protagonismo en la región que EE.UU. no se atreve a conceder: pasarían de ser unos enemigos del eje del mal a los solucionadores del problema iraquí.
Desde la perspectiva de EE.UU, el protagonismo de Siria e Irán no amenaza solo a Israel, sino que también, eufenisticamente hablando, enoja a los países con mayaría suní, sobre todo a Arabia Saudí.
Por eso Dick Cheney se ha desplazado a Arabia Saudi; el vicepresidente de EE.UU. quiere que parezca que Arabia Saudi se involucra en el fin de la violencia en Irak. Parece que solo quiere calmar a Arabía Saudí ante el protagonismo que esta tomando Irán.
Irán esta llevando la iniciativa, mientras Arabia Saudí se muestra ajena a todo lo que sucede en Oriente Medio.
El jueves Bush, flanqueado por la Secretaria de Estado Condolleza Rice, se reunirá con Talabani en Amman, donde se celebra una cumbre sobre la situación en Oriente Medio, con todos los frentes más que abiertos, desde Israel y Palestina – con amenaza de tercera intifada – pasando por un Líbano al borde de la guerra civil, hasta llegar a un Irak que ya ha sobrepasado los limites para que sea calificado como tal. E Irán tiene protagonismo en todos ellos. La administración Bush ha hecho grande a su enemigo del eje del mal, y ahora toca contrarrestarlo.