Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • March 2007
    M T W T F S S
    « Feb   Apr »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Twitter

Archive for March 11th, 2007

Los de la Viagra y similares se forran en Irak

Sunday, March 11th, 2007

Resulta que el estrés derivado de la ocupación y de los atentados en Iraq, hace que los iraquíes no puedan “cumplir” con sus respectivas parejas.

Escaparate de una farmacia en Turquía, extraída del Flickr de Kosare

Un farmacéutico bagdadí asegura que ha doblado las ventas de píldoras, Kamagra o Luvarga, el nombre de las imitaciones traídas de la India.

En el artículo podemos leer el testimonio Nashwan Habeeb:

“El estrés y las malas cosas que vemos cada día hace que muchos iraquíes [se sientan] como yo”, dice habeeb, de 35 años, que empezó a usar las pildoras hace un año. “Nos ayuda a superar el estrés y a sentirnos hombres otra vez”

Gracias Tirador Solitario

Tres años después del 11-M

Sunday, March 11th, 2007

Tres años después del atentado más mortífero que ha sufrido España y Europa, se rinde homenaje a las 192 víctimas víctimas y más de 1.500 heridos.

Dos entrevistas realizadas por Luis Repiso en 20minutos nos dan una idea de cómo lo están llevando las víctimas: a Cristina Halffter, psicóloga que atiende a las víctimas, y a una víctima de los atentados, Jesús Ramirez.

De la entrevista realizada por Luis Repiso a Jesús Ramirez, persona con gran entereza y que logra trasmitir, pese a todo, optimismo, extraigo:

P. Cuéntame entonces cómo viviste tú aquella mañana de marzo de 2004.

R. Como cada día, me levanté a las 6.45. Me arreglé, compré el periódico y me fui a la estación de Cercanías de El Pozo. Cuando llegó el tren, me dirigí hacia la segunda planta de uno de los coches.
Una vez allí, y justo cuando me dispuse a sentarme, se produjo una primera explosión. De repente me vi sentado encima de un señor de la planta de abajo. Yo, como si nada, le pedí perdón. No sé en qué estaría pensando.
En eso, se produjo una segunda explosión. Ahí perdí el conocimiento. El atentado me dejó muy grave, y desde entonces salgo de una operación para entrar en otra.

P. Lo recuerdas con mucha claridad.

R. Aún hoy intento, en ocasiones, recordar algunas imágenes de aquel día por duras que me resulten. Otras veces se plantan en mi cabeza sin previo aviso.

P. ¿Se llega a superar de alguna manera algo así?

R. Esto es difícil de superar. Hay 2.000 elementos que te lo recuerdan a diario: manifestaciones, prendas, colores, olores, etc. Pero yo no pierdo la esperanza de superarlo algún día.

P. ¿Qué necesitas para pasar página?

R. Que se acabe el juicio, al que he sido citado en calidad de testigo. Esto me permitirá empezar a hablar de otras cosas.

Han pasado tan solo tres años, y el juicio por el 11-M está en marcha. Es la Justicia y no algún sector de la prensa conspiranoíca la que le toca juzgar y establecer la verdad jurídica, la única que vale en democracia.