Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • June 2021
    M T W T F S S
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930  
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Instagram
  • Twitter

Archive for the ‘Oriente Próximo’ Categora

Irak, se van los militares, volverán los mercenarios

Thursday, December 15th, 2011

EE UU se retira hoy de Irak ocho años después sin haber alcanzado una clara victoria. Es posible que hayamos asistido a la última gran invasión por parte de un ejército regular en mucho tiempo.

La guerra de Irak ha dejado patente que la victoria en las guerras es fácil de declarar, pero difícil de demostrar. Es paradójico que 8 años después, Obama, que se opuso a esta guerra, acudiera ayer al mismo argumento que Bush: los iraquíes están ahora mejor que en tiempos del execrable dictador Sadam Hussein. Solo un dato: en el año 2000 la esperanza de vida era de 70,74 años; en 2009, de 68,09, según datos del Banco Mundial. Irak sin Sadam es desde luego un mejor Irak, pero no es una disyuntiva ante los ocho años de invasión.

También Obama le copió a Bush en el discurso de ayer otra laguna: Hizo referencia a los soldados heridos — más de 30.000 — y sobre todo a los cerca de 4.500 muertos que ha dejado esta guerra entre sus filas, y ninguna referencia a los más de 100.000 muertos iraquíes.

La invasión de Irak y posterior ocupación ha sido un buen paradigma de las nuevas guerras (acudir siempre en estos casos al libro de referencia de Herfried Münlker): un ejército regular es incapaz de cubrir todos los frentes de una guerra y acude a la contratación de empresas privadas, para dar abastecimiento a sus tropas y sobre todo hacer funciones de seguridad. El ejemplo más mediatico ha sido Blackwater, pero fueron muchas las protagonistas de esta privatización de la guerra, de este negocio ya intrínseco de los nuevos conflictos, cuya presencia se incrementó aún más bajo la administración del premio Nobel de la Paz Barak Obama.

EE UU retira hoy a sus soldados de Irak, pero en enero siguiente habrá una fuerza similar a una brigada (entre 3.000 y 5.000 efectivos) compuesta por empleados de empresas privadas para proveer de seguridad a todo el cuerpo diplomático estadounidense acreditado en Bagdad.

Los protagonistas, ocho años después, siguen siendo los mismos. Blackwater, tras cambiarse el nombre por Xe Service (todo por el tiroteo de la plaza Nisour) y ahora pasar a llamarse Academi, pretende volver a Irak, para dar entrenamiento a las fuerzas de seguridad iraquí, y quizá de nuevo arrancar algún tipo de contrato de seguridad, pese a que el Gobierno iraquí vetó a todos estos mercenarios de su territorio. Sin las fuerzas de EE UU, veremos cuanto tiempo tarda Irak en echar mano de estas compañías — ¿quizá con empleados iraquíes? — para dar seguridad.

La guerra, nunca ha dejado de ser un gran negocio.

Nos harán honestos

Thursday, November 24th, 2011

No sé si el periodismo es mejor hoy que el se hacía hace dos décadas. Me da igual. Hace un tiempo que llegué a la conclusión de que perdíamos mucho el tiempo los ‘juntaletras’ en mirarnos al ombligo y lamentarnos de lo mal que nos va todo.

Sin embargo yo en todo este frenesí de las redes sociales, de que todo el mundo comunique y pueda comunicar le veo una ventaja (y muchísimas desvantajas, claro): estamos sometidos al escrutiño público, desde la leBe o graBe errata, a las preguntas incisorias sobre nuestro trabajo, hasta llegar a reclamarnos lo más importante, el fundamento de nuestra profesión: la honestidad.

No creo en la objetividad. Me parece una pamplina de manual barato de periodismo. Soy subjetivo, pero honesto. Si el cielo está azul, no le puedo contar al mundo que está amarillo. Si le voy a dar una opinión al respetable, se la argumentaré, pero le recordaré que es una opinión, como la mayoría de las cosas que escribo por aquí.

En segundo término, el traductor de Saleh y periodista de Reuters

En segundo término, el traductor de Saleh y peridista de Reuters.

Dentro de la honestidad muchas veces se olvidan las formas. Es lo que parece haber olvidado la agencia Reuters, para mi una de las mejores. Durante un tiempo empleó a Mohamed Sudam, un tipo que era el traductor personal de Saleh. En un comunicado aclaraba que nunca trabajó a la vez para la agencia y para el dictador, y que en todo caso era un ‘stringer’ (una especie de pluriempleado local que hace desde labores de traducción a escribir informaciones sin llegar a ser un corresponsal) . Sin embargo eso parece contradecir los hechos, porque Sudam escribió algunas notas sobre las revueltas y la represión.

El comunicado de Reuters no hubiera sido posible si no hubiese habido una previa reacción contra la agencia en las redes sociales (véase #shameonreuters en Twitter). El público, interesado, en forma de masa, de individuos, de locos twitteros, de gente inteligente…de lo que cada uno se imagine… tienen hoy como nunca herramientas para exigir y sobre todo para afearnos conductas como estas.

No tan al margen: De las primaveras árabes (yo no creo que haya una primavera, sino en cada país la suya propia) dos lo tenían más dificil: Siria, por la crueldad y criminalidad del régimen, y Yemén, porque Saleh se ha vendido durante mucho tiempo como un garante de la estabilidad frente al terrorismo internacional, cuando su bestialidad era más causa que remedio. Lo han tenido los yemenís más dificil porque se les ha silenciado más, con la tutela del vecino del norte, una Arabia Saudi que ni se abre ni se abrirá a nada. Hoy han hecho la escinificación de su dimisión, supervisada por el rey Abdelá en Riyad. No sé si tanta mentira conducirá a algo mejor.

Aires de guerra en Oriente Próximo

Friday, November 4th, 2011

El periódico israelí Haaretz publica hoy una encuesta sobre el plausible bombardeo de Israel a las instalaciones nucleares iraníes, un plan que querrían llevar a cabo el primer minstro Netanyahu y el ministro de Defensa Ehud Barak, pero que no contaría con el apoyo de la jefatura del Ejército ni de los servicios secretos hebreos (¿están detrás del filtrado de la noticia sobre la inminencia del ataque?). El 80% de los consultados por el diario considera que esta acción militar derivaría en una guerra en la región.

La primera respuesta a este ataque (unilateral o con en el apoyo de EE UU y Reino Unido) vendría del propio Irán. Una respuesta convencional, sería dificil de imaginar y de llevar a cabo por parte de Teherán, porque se le presupone a Israel un superioridad defensiva que la hace prácticamente invulnerable. Más probable es que Irán usase sus ramificaciones en la región, a saber, Hezbollah (Libano), Hamás (Gaza) y un debilitado Al Assad en Siria.

Así se infiere que la respuesta de Irán sería, paradójicamente, mucho más barata que cualquier ojiva nuclear, en forma de atentados terroristas, en cualquier sitio, en cualquier momento, contra intereses de Israel, EE UU y resto de países implicados.

A partir de allí la encuesta de Haaretz ya no es tan unánime. El 52% se fía del dueto Netanyahu y Barak; el 41% apoya un eventual ataque, con un 39% en contra y un 20% que se muestran indecisos. No parece que cuente, por tanto, con una apoyo unánime una acción que si que se proyecta como desastrosa para ese 80%.

Los otros afectados, claro está, sería la sociedad iraní. Ahmadineyad puede sacar hasta partido de un bombardeo contra su país, ya que podría congregar entorno a él a gran parte de la sociedad con el argumento del enemigo externo. Paradojas, pero el bombardeo a esas instalaciones nucleares sería un balón de oxígeno interior para el presidente iraní.

Nos toca lidiar, de nuevo, con este virus post imperial, como lo define el columnista de The Guardian Simon Jenkins.

No tan al margen

— Pasmoso es el silencio del The New York Times sobre el asunto, con tan solo una pieza sobre el ensayo militar llevado a cabo por Israel.

— Hacía mucho tiempo que no oíamos al clérigo chíi iraquí Moqtada al-Sad. Hoy, en una entrevista en Al Arabiya, rechaza la presencia de cualquier presencia militar o civil estadounidense en su país tras el anunciado retiro para diciembre de los 33.000 soldados desplegados en Irak. “Cualquier presencia la consideraríamos una invasión”, dice. Por aceptar, no acepta ni una embajada o consulado.

El nuevo negocio de Erik Prince

Sunday, May 15th, 2011

El fundador de Blackwater no descansa. Tras cambiar su compañía de nombre (de Blackwater pasó a llamarse Xe Service) y dejar la dirección de la empresa que consiguió contratos multimillonarios para proveer de seguridad privada a EE UU en Irak y Afganistán con soldados de fortuna, Prince se retiró a Abu Dabi donde iba a escribir sus memorias.

Pero no solo de literatura y recuerdo del pasado vive Prince. Según una investigación del periódico New York Times, Erik Prince ha creado una empresa en los Emiratos Árabes Unidos cuya principal función es crear un compañía militar de elite formada enteramente por soldados extranjeros, en concreto y hasta ahora colombianos, para poder se usados por el país del Golfo, que cuenta con un Ejército reducido y inexperto, amenazado por la fuerza de Irán (de hecho mantienen un litigio sobre unas islas).

Al ser una empresa radicada en los emiratos no estaría violando la ley estadounidense, pero si lo podría estar haciendo al tener a estadounidenses formando a un ejército extranjero sin el debido permiso de Washington.

El presupuesto inicial de la compañía (conocida como R2) ha sido de 20 millones de dólares. Cada soldado cobra unos 150 dólares diarios.

Más detalles del nuevo negocio de Erik Prince en The New York Times

Cómo informarse de un sitio cuando no te dejan informar

Monday, April 25th, 2011

El primer paso para informar es informarse. Parece obvio, pero en muchas ocasiones es el paso más importante. El sentido común es quizá el mejor aliado, porque no exige mucho a cambio y sin embargo nos olvidamos de él en muchas ocasiones. Si lo has visto tu, si has lo has presenciado, solo tienes que contarlo. Cuando no, tienes que buscar a alguien que te lo cuente, y que se alguien tenga solvencia. En los coles de periodismo se repite hasta la saciedad que lo mejor es tener tres fuentes separadas entre si para confirmarte un hecho que no has presenciado (lo más puritanos lo exigen incluso cuando tu lo has presenciado, por si te da una alucinación). Se nota que los teóricos no han estado estos días en Siria.

Siria es un país informativamente cerrado para los periodistas, pero hay información para los periodistas. La nutre gente corriente con sus cámaras, sus móviles, con sus twitter, etc. No creo que estén haciendo periodismo, pero están informando (si están haciendo periodismo o no, en el fondo me da igual) ; una información interesada; una información parcial; pero la única información disponible y sin la posibilidad de buscar tres fuentes distintas que te la verifiquen. ¿Qué hacer? Los teóricos sesudos dirían que esa información no es válida, por mucho que la veamos por el Youtube y nos parezca verosímil. Saltan las dudas: ¿cuándo se hizo el vídeo?¿dónde se tomó? ¿quién lo grabó?

Si uno se deja llevar solo por los teóricos termina convertiéndose en un escéptico que duda de todo.

Por suerte alguien se le ocurrió la solución del parche, por si le colaban un engaño. La fórmula viene a ser algo parecido a: “Les ofrecemos el vídeo de la matanza de xxx; es una filmación recogida de youtube; este medio no ha podido confirmar la verosimilitud de su contenido”.

Todo esto tiene que ir acompañado de algo que tiene que estar en el adn de todo periodista, en al menos un par de genes. Se llama honestidad, que no objetividad. La honestidad viene a ser algo así como que lo que tu quieras contar sea lo que realmente crees que es real, sin ningún añadido ni ningún condimento que te beneficie o que realmente no sepas.

Me dejo para el final la utilidad de difundir este tipo de contenidos (vídeos e imágenes) no estrictamente verificables ni verificados. Hace unos años, ante hechos similares, habríamos hablado de ‘testigos presenciales dicen que’. Hoy esos testigos presenciales llevan una cámara y ya no lo tienen que contar al periodista sino colgarlo en Youtube, twittearlo o compartirlo en Facebook. El periodista ha perdido en muchos casos la mediación entre los hechos y los testigos. Su labor está ahora en escudriñar los contenidos producidos por otros.

Yo soy partidario de difundir vídeos e imágenes en estas condiciones. Exige, como siempre, tener el sentido común encima de la mesa y poner esos parches, dejando claro a tu público que no has podido verificar el contenido no porque seas un vago sino porque te enfrentas a una dictadura que te lo impide. Es la única manera de imponer un discurso ante un régimen dictatorial que reprime de manera feroz. Los téoricos te acusan, peorativamente, de haber dejado el periodismo de lado y de haberte convertido en un activista.

Túnez, Egipto..

Friday, February 11th, 2011

Primero fue Ben Ali; luego Mubarak… ¿Habrá siguiente? Veremos…

La caída de Ben Alí fue fundamental para que la oposición saliera a la calle en Egipto. Los egipcios y los tunecinos, como casi todos los vecinos, siempre tienen ese sano pique de quien hace las cosas antes. Normalmente, es Egipto el que suele sacar pecho. ¿Cómo entonces los egipcios iban a ser menos que los tunecinos? Sí, admito que no es un análisis fino, y que posiblemente no sea un factor determinante, pero influir, seguro que ha influido.

La clave de lo que ha sucedido en Egipto es la resistencia de los opositores. Han aguantado golpes, muerte y represión. No se han echado atrás. Y hoy, a los que han aguantado todos estos días, se les ha sumado más y más gente.

Pero todo esto no habría sido posible sin dos factores: uno inicial, el de la movilización en Internet, pero en su justa medida, sobre todo para dar a conocer el movimiento fuera; el segundo, el papel fundamental de las televisiones como Al Jazeera. Nos han dado un ejemplo de persistencia, de trabajo, de profesionalidad…y nos queda claro que sin información, no hay libertad posible.

¿Y cuál será el siguiente país? No lo sé. Es posible incluso que no lo haya. Pero al resto de países árabes le ha quedado claro que cuanto menos Al Jazeera, menos periodismo, menos luz sobre los hechos, más posibilidad de agarrarse al poder. Para muestra un botón: “Siria, el reino del silencio”.

Sospechas confirmadas

Saturday, October 23rd, 2010

Alguien que haya seguido la guerra de Irak no le puede sorprender las revelaciones de los papeles de Wikileaks. No le resta, desde luego, valor. Pero se consta lo que ya se había denunciado y, sobre todo, se le da un halo de oficialidad, al proceder los documentos del Ejército estadounidense: a la superioridad les importaba poco reducir las bajas civiles y atajar las torturas.

Los ejércitos modernos tienen la manía de documentarlo casi todo. Por eso ha quedado blanco sobre negro que las atrocidades cometidas por EE UU, casi siempre enmascaradas como ‘errores’, ‘daños colaterales’, o cómo se miró para otro lado cuando otros torturaban a su favor. Es escalofriante ver como cada uno de esos ‘errores’ quedó minuciosamente documentado e impune. Se da una estimación oficial de víctimas (109.000, de las cuales 66.000 son civiles), que no se aleja demasiado de las  cifras dadas por la organización Iraq Body Account (122.000).  Se constata que los estadounidenses tenían sospechas, más allá del discurso oficial, sobre la ayuda de Irán a las milicias chíies de su país vecino.Y que la presencia de mercenarios en Irak, ya por si elevada, era mucho mayor de lo que oficialmente ser reconocía hasta ahora.

El exceso se produjo durante la era Bush, desde luego. Pero la administración Obama también tiene su responsabilidad: algunas de las torturas de estos informes se produjeron ya bajo su mandato, y sobre todo es con Obama cuando se produce la cesión de unos 9.000 presos a la policía iraquí, sin ningún control sobre su estado ni trato recibido una vez entregados.

Dos frases que se repiten en los informes dejan patente la impunidad y la permisividad hacia los abusos: “No se requiere investigación posterión” y “ningún soldado estadounidense estuvo implicado en el incidente”.  Estos informes, recogen, además, la versión oficial de los errores. En muchos casos las escenas descritas asépticamente en esos informes, pueden haber sido en la realidad mucho más escalofriantes. ¿Quién oficial no va a maquillar un hecho que puede acabar con su carrera? A todos estos hechos documentados por el Ejército de EE UU hay que añadir las violaciones de derechos humanos de las que no mediaron informe alguno.

Wikileaks ha sabido tocar la mejor tecla para difundir su trabajo: acudir a los mejores medios anglosajones (salvo el francés Le Monde) e incluyendo a Aljazeera para compartir los informes y que ellos saquen sus conclusiones.The Guardian marca la diferencia con The War Logs, con hasta un gráfico que documento un día de muerte en Irak.  También es muy recomendable el especial de The Bureau of Investigate Journalism.

PS: Un vaticinio: La próxima gran guerra en la que esté implicado EE UU  estará militarmente documentada de manera distinta.

Una resolución elíptica para Israel

Tuesday, June 1st, 2010

El Consejo de Seguridad de la ONU es especialista en aprobar resoluciones que solo saca los colores a medias a Israel tras sus continuos atropellos a la legalidad internacional y a los Derechos Humanos. Tras el asesinato ayer de diez civiles en aguas internacionales, reunido de urgencia el máximo órgano de la ONU, ha aprobado una resolución en la que se condenan “actos” no a un Gobierno que los permite:

El Consejo de Seguridad lamenta profundamente la pérdida de vidas y heridos resultantes del uso de la fuerza durante la operación militar israelí en aguas internacionales contra un convoy que navegaba hacia Gaza. El Consejo, en este contexto, condena estos actos de los que se derivan la pérdida de al menos 10 civiles y varios heridos, y expresa sus condolencias a sus familias.

El Consejo declara, en el resto de la resolución, la situación en Gaza de “insostenible”. La elipsis es importante: detrás de los actos que condena el Consejo parece que no hay nadie. No hay un gobierno que ordena el asalto. Ni siquiera un Ejército que dispara. La resolución condena los actos “resultantes del uso de la fuerza por la operación militar israelí”, “los actos resultantes”, no la operación militar en sí, con lo que Israel (como hace siempre en su continua manipulación) usará este papel mojado de la ONU para decir que la comunidad internacional también condena la violencia de los activistas, que respondieron a un asalto ilegal con tirachinas y palos, frente al mejor Ejército del mundo. El uso de la fuerza resulta a todas luces desproporcionado: frente a palos y tirachinas, armas. El resultado son diez muertos, todos ellos activistas. El resto es enredo.

Israel, en su línea

Monday, May 31st, 2010

A nadie le puede sorprender el ataque de Israel a una flotilla con ayuda humanitaria destinada a la sitiada Gaza, aunque siempre queda la duda previa: “¿No será capaces?”. Y son capaces, de parar una flotilla con ayuda humanitaria, porque fueron capaces tan solo hace año y pico de asesinar a más de 1.000 civiles. Califequemos ya de hecho de que los gobiernos israelíes, buscaron, buscan y buscarán tener sometidos, humillados a los palestinos, con la denuncia, el silencio o la aprobación del resto de mundo, pero siempre sin pagar las consecuencias de sus contínuos crímenes.

22.15 Las armas de los activistas. Estas son las armas con las que los activistas hicieron frente a un abordaje  a todas luces ilegal (en aguas internacionales):

Resultado: un soldado israelí herido, y 10 activistas muertos. A todas luces los activistas respondieron de forma desproporcionado: frente a armas de fuego, usaron tirachinas, palos de sombrilla y sillas de plástico. Las imágenes son del ministerio de Defensa Israelí.

15.00 El menú de Gaza. La maquinaria propagandística israelí llega a niveles de manipulación supinos. Escribe Moniga G. Prieto en su blog en Cuarto Poder:

En la ofensiva israelí de 2006 contra el Líbano, uno de los muchos correos electrónicos de la Oficina de Prensa del Gobierno de Israel llamó mi atención. Se trataba de la petición de una ONG local en la que se pedía la movilización internacional para proteger los perros y gatos del norte de Israel, objetivo de los cohetes de Hizbulá. Allí me encontraba, cubriendo el conflicto y constatando los limitados daños en territorio israelí mientras, al otro lado de la frontera, llegaban imágenes de destrucción total y noticias de centenares de muertos. Al principio pensé que era una broma de mal gusto, pero el lacónico mensaje carecía de ironía. La misma que le sobraba al último e-mail del mismo servicio de prensa que me ha vuelto a desconcertar, recibido hace dos días y titulado “Restaurante en Gaza”.

“Ante la llegada prevista de corresponsales extranjeros a Gaza para cubrir las supuestas dificultades humanitarias del territorio administrado por Hamas, y como parte de los esfuerzos para facilitar el trabajo de los periodistas en la región, la Oficina de Prensa del Gobierno se complace en llamar su atención sobre el menú del Restaurante y Club Roots de Gaza. Nos han dicho que el filete de ternera y la crema de espinacas son especialmente recomendables”.

El simpático mensaje electrónico se refiere al único restaurante que se puede considerar de lujo en la franja, frecuentado exclusivamente por extranjeros y en rara ocasión por palestinos adinerados, e impensable para el 95% (siendo generosos) de la población. Critica la existencia de un lugar sin carencias visibles –gracias a los productos de contrabando que llegan por los túneles egipcios más que a los autorizados por Israel- para así apoyar el argumento de que la flotilla humanitaria que se dirige a Gaza para distribuir ayuda a 1.5 millones de personas es innecesaria y “una provocación” en palabras del coronel Moshe Levy, alto responsable israelí para Gaza, dado que en la franja palestina “las tiendas rebosan productos”, según el portavoz israelí Mark Reguev.

11.00.- España convoca al embajador israelí en Madrid, para que se explique (ojo, no parece ser una llamada a consultas).

Imágenes, no hechos. Tratar un hecho de esta magnitud como si solo importara el daño que le puede hacer a la imagen de Israel: “Las imágenes no son ciertamente agradables. Solo puede expresar mi lamento por todas las víctimas”. Declaraciones del ministro de industria israelí Binyamin Ben-Eliezer en una radio del Ejército. Y el mismo agrega, preparando la estretegia venidera de Israel, convirtiendo a las víctimas en culpables: “En el momento e el que alguien trata de arrebatarte tu arma,  para robar tus armas, es cuando empiezas a perder el control”.

“Israel navega en el mar de la estupidez”. Gideon Levy escribe en Haaretz:

The Israeli propaganda machine has reached new highs its hopeless frenzy. It has distributed menus from Gaza restaurants, along with false information. It embarrassed itself by entering a futile public relations battle, which it might have been better off never starting. They want to maintain the ineffective, illegal and unethical siege on Gaza and not let the “peace flotilla” dock off the Gaza coast? There is nothing to explain, certainly not to a world that will never buy the web of explanations, lies and tactics.

Only in Israel do people still accept these tainted goods. Reminiscent of a pre-battle ritual from ancient times, the chorus cheered without asking questions. White uniformed soldiers got ready in our name. Spokesmen delivered their deceptive explanations in our name. The grotesque scene is at our expense. And virtually none of us have disturbed the performance.

EE UU amplía una base militar en Bahrein

Thursday, May 27th, 2010


“El vicealmirante William Gortney, comandante en jefe de la V Flota estadounidense, y el embajador estadounidense en Bahrein, Adam Ereli, junto a militares estadounidenses y oficiales de Bahrein, excavan durante la ceremonia de colocación de la primera piedra de un nuevo proyecto de expansión de la base en Manamá (Bahrein) para la Marina estadounidense, (Bahrein). La construcción tendrá un coste final de 580 millones de dólares“, según el pie de foto que acompaña a esta fotografía de EFE. Las palas con las que escavan aparentan (sino lo son)  de oro.

Manamá es la base de la V flota de la Armada estadounidense. Desde allí se controla puntos estratégicos, como el estrecho de Hormuz, el Canal de Suez y el Golfo Pérsico. Es, además, un punto  clave para las guerras de Irak y Afganistán, sin olvidar que EE UU tiene que mostrar más capacidad de reacción frente a Irán. La primera fase de la obra terminará en 2012, y las obras quedarán conclusas en 2015. La Armada EE UU está presente en el emirato árabe desde el final de la Segunda Guerra Mundial, y en la base de Manamá desde 1971. Algunos la llaman ‘Little America‘.