Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • January 2022
    M T W T F S S
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Instagram
  • Twitter

Archive for the ‘Derechos Humanos’ Categora

El Congo, o la guerra en breves

Tuesday, October 28th, 2008

La República Democrática del Congo es el país número 12 en cuanto a extensión. Pocos países han sido tan inestables. Sólo hay que fijarse en los cambios de nombre: el Congo Libre — estado privado del colonialista rey Leopoldo de Bélgica –, el Congo belga, el Congo-Leopolville, Congo-Kinshasa, Zaire (con el dictador Mobutu a la cabeza) y finalmente República Democrática del Congo.

Viejos enemigos, nuevas amenazas: así titulaba The Economist un artículo hace un par de semanas. El Congo no ha dejado de ser escenario de conflictos étnicos, sobre todo en su zona fronteriza con Uganda, Burundi y sobre todo Ruanda, con los mismos enemigos de siempre, que ponen encima de la mesa su pertenencia a un grupo étnico. 17.000 cascos azules velan por acuerdos que todas las facciones se han saltado. La región de Kivu es ahora escenario de los movimientos del grupo rebelde , liderado por el general Nkunda, un psicólogo metido a militar, actor en la guerra de Ruanda, y ahora metido a señor protector de los Banyamulenge, los tutsis del Congo.

Laurent Nkunda, de 41 años, licenciado en psicología. Durante la guerra de Ruanda a principios de los 90 fue fiel aliado del ahora presidente ruandés Paul Kagame, otro tutsi que desde el exilio llegó al poder, en un avance que ponía fin al genocidio de los tutsi de mano de los hutus. Nkunda se quedó en la región de Kivu, como guardián, protector de los tutsis, frente a la presencia de hutus huidos de Ruanda y el propio gobierno del Congo, protagonizando la primera y segunda guerra del Congo. En 2003 se negó a que su grupo rebelde se integrara en el Ejército congoleño como se estipulaba en los acuerdos de paz. Contra él pesa una orden internacional de detención por crímenes de guerra. Siempre ha negado responder a las órdenes del Gobierno de Ruanda, aunque admite que Kagame es su aliado. Un factor importante para entender a Nkunda es su retórica llena de carga religiosa: “Cuando ellos luchan, Dios está de su lado”, dice el líder hablando de sus propios soldados en un reportaje del NYT de 2007, realizado en el territorio de este señor de la guerra .

Sin oposición, de momento. La inoperacia de los cascos azules se ha puesto encima de la mesa cuando una turba ha atacado su cuartel general, cansados de que los soldados que están para protegerles no lleguen a tiempo o no quieran llegar. El general de brigada español, Vicente Díaz de Villegas, comandante de la misión, presentó su dimisión ayer por “falta de medios”. Hoy la ONU anuncia la retirada de su personal humanitario ante el avance de las tropas de Nkunda. El Ejército estatal también cede el paso. Vía libre para Nkunda, cuya tropa está a tan sólo 20 kilómetros de Goma, ciudad fronteriza con Ruanda.

El momento de esta ofensiva del tutsi Nkunda no es casual. El presidente ruandés Paul Kagame, que combatió a principios de los 90 con Nkunda para que los tutsis tomaran el poder después del genocidio hutu, revalidó su poder en unas elecciones más o menos limpias en el mes de septiembre. Nkunda acusa al gobierno del Congo de apoyar a la guerrilla Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR, siglas en inglés), un grupo armado formado por hutus, responsables del genocidio tutsi de 1994. La intencionalidad de Nkunda — en consonancia o no con Kagame — es dar una vuelta más a un conflicto en una región es fuente de minerales tan importantes como el coltán, con el que se fabrican móviles, consolas o ordenadores, tal y como se retrató hace unos meses en un sensacional documental , Blood Coltan. No habrá aventura humanitaria, pese a los 200.000 refugiados desplazados en la región. El coltan — a precio más o menos barato — seguirá en el mercado, lucrando a unos u otros.

Será un guerra que ocupará breve espacio en los medios de comunicación, tal y como sucedió hace unos meses ante avances de estos mismos rebeldes. Los periodistas harán malavares para que la noticia pueda interesar algo, no destacando la muerte de los civiles, sino la suerte que corran los gorilas, otras víctimas del conflicto. Es así: al público le puede interesar más la suerte de unos primates que la de sus congéneres.

La libertad de prensa, de mal en peor

Wednesday, October 22nd, 2008

Cada año es deprimente para la profesión ver la radiografía que hace Reporteros Sin Fronteras sobre la libertad de Prensa, con estos criterios. Este año la tesis máxima de esta organización es que la libertad de prensa no solo va asociada a los regímenes democráticos, sino también a la paz: los 20 países que lideran esta lista no están implicados en ninguna guerra.

El mejor, y el peor. Islandia, ese país que ha quebrado, es el país donde los periodistas gozan de más libertad. El peor es Eritrea, que ocupa el puesto 173, y que RSF describe como “una cárcel al aire libre” donde “El Jefe del Estado, Issaías Afeworki, no ha renunciado a su deliberada opción por la crueldad contra numerosos periodistas detenidos en secreto desde 2001, ni al despotismo para gobernar un país que se está vaciando de su población”. Le preceden Korea del Norte y Turkemistán.

España (39) baja tres puestos. ETA sigue siendo la principal amenaza a la prensa en España según RSF. Nos superan países como Jamaica, Costa Rica, Trinidad Tobago, Namibia o Ghana, donde los periodistas gozan de menos amenazas.

Las zonas negras: Irak (158), Afgansitán (156), Pakistán (153) y Somalia (152). En Palestina (163) RSF  destaca el retroceso producido en Gaza desde que Hamás tomó el poder.

Ciberrepresores. China en su año olímpico ocupa el puesto 167, con especial incidencia en la represión a internautas. Le acompañan países como Egipto (156) con el encarcelamiento de varios bloggers y Siria (159), señalada como (campeona) regional de la ciberrepresión, y que yo recuerde llegó a prohibir redes sociales como facebook.

Los europeos. Los 20 primeros países son europeos, a excepción de Canadá y Nueva Zelanda. Francia (35) retrocede varios puestos por la intervención en el secreto de las fuentes, y en Italia (44) donde la principal amenaza es la mafia, con casos recientes como el de Saviano, autor de Camorra.

EE UU e Israel. Son los dos únicos países en los que RSF hace una distinción entre relación con la prensa interior y relación con la prensa exterior. Así, Israel ocupa el puesto 46 en el interior, y el 149 en relación con el exterior, destancando el asesinato del cámara de Reuters Fadel Shana por parte del Ejército. EE UU ha mejorado algunos puestos (119) por la puesta en libertad del cámara de Al Jazeera, preso sin cargos en Guantánamo durante tres años. En el interior (40), RSF denuncia la falta de implicación del estado federal en la libertad de prensa, la impunidad del asesinato de Chauncey Bailey, redactor jefe del semanario Oakland Post de California, la intromisión en el secreto de las fuentes y la detención de varios periodistas durante las convenciones republicanas y demócratas.

Países árabes, por debajo. A excepción de Kuwaít (61) y de Emiratos Árabes (69), ningún país árabe supera el listón de los 100 países donde la prensa goza de mayor libertad. La represión a la prensa en estos países tiene en Internet un nuevo escenario.

El primer paso para algo de justicia

Thursday, October 16th, 2008

Los vencedores de la Guerra Civil aplicaron su derecho a los vencidos y desplegaron toda la acción del Estado para la localización, identificación y reparación de las víctimas caídas de la parte vencedora, no aconteció lo mismo respecto de los vencidos que además fueron perseguidos, encarcelados, desaparecidos y torturados por quienes habían quebrantado la legalidad vigente al alzarse en armas contra el Estado (…)Los crímenes atroces cometidos con posterioridad al 17 de Julio de 1936, tenían ya, en aquella época, la categoría de actos prohibidos por el ius in bello (derecho de la guerra) e integraban la categoría de crímenes contra las Leyes y Costumbres de la Guerra y Leyes de Humanidad, que como tales identificó la Comisión Multinacional de Responsabilidades, reunida en París el 29 de marzo de 1919 (…)

La categoría de crimen contra la humanidad parte de un principio básico y fundamental, que estas conductas agredan en la forma más brutal a la persona como perteneciente al género humano en sus derechos más elementales como la vida, la integridad, la dignidad, la libertad, que constituyen los pilares sobre los que se constituye una sociedad civilizada y el propio Estado de Derecho.
Ningún Gobierno u otro poder del Estado, especialmente el Judicial, pueden desconocer estos valores y principios que antes que estatales son humanos y que necesariamente se integran en el sistema de derecho interno, de ahí su obligatoriedad si no se quiere dar cobertura a la barbarie.

Del auto por el que el Juez Garzón se declara competente para investigar los casos de desaparecidos por el bando franquista, desde el golpe de Estado hasta el quinto gobierno del dictador. Es la primera vez que la Justicia se dedicará a estudiar estos casos, aunque los altos responsables de estos crímenes murieron ya hace tiempo, muchos de ellos plácidamente en sus camas.

Auto íntegro en ELPAÍS.com, de recomendable lectura.

La obesidad no libra de la pena de muerte

Tuesday, October 14th, 2008

Richard Cooey, 41 años, y unos 120 kilos de peso. Fue condenado a muerte por violar y asesinar a dos estudiantes en 1986. Los abogados de Cooey aseguran que su sobrepeso reducirá el efecto del mix de calmantes y somníferos que se les inyecta a los reos para “humanizar” la agonía que supone la parálisis de todos los músculos. En mayo 2007, un condenado en el mismo estado (en el sentido de demarcación geográfica, pero también el de peso) prolongó su agonía dos horas, porque los médicos no pudieron ponerle un componente del mix de la inyección letal.

El Tribunal Supremo ha fallado en contra de Cooey. Hoy será ejecutado. Su última cena se ha compuesto de un gran filete, anillos de cebolla, patatas fritas, cuatro huevos fritos, tostadas con mantequilla, helado, pasteles y refresco. Sería cómico de no ser tan real.

En EE UU el debate de la pena de muerte no existe, ni está en la campaña. Los dos candidatos lo dan por sentado. Obama se desvincula de eso de que “la pena de muerte reduce los crímenes“, al menos lo deja como último recurso, persuadió al gobernador de Illinois para que vaciara el corredor de la muerte, aunque ya en campaña defendió la pena de muerte para los violadores de niños. McCain, al igual que Obama, está en contra de la pena de muerte para los menores, pero está a favor de extender la pena muerte a otros supuestos que los actuales. En esto, los candidatos, no se pueden mostrar tibios. Los dos llegan a la Casa Blanca con el historial limpio: no han sido gobernadores, no han firmado sentencias de muerte, como si lo hicieron antes de ocupar el cargo Bill Clinton o George W. Bush, ambos gobernadores antes que presidentes. Clinton firmó una ejecución para intentar tapar la sentencia de una secretaria le acusaba de abusos, y y nada más llegar a la Casa Blanca extendió la leyes federales sobre la pena de muerte. Veremos cuánto tarda el elegido en firmar su primera sentencia de muerte federal.

Una ejecución en Irak

Tuesday, October 7th, 2008

Hoy me ha estremecido el reportaje que escribe Robert Fisk en The Independent. El escenario es el cuartel general de los servicios secretos en Kazimiyah, un barrio chií de la capital iraquí. El guión, el de una cruel ejecución por parte de iraquíes, en su particular Abu Ghraib . El relato, de un ex oficial británico:

“Pero ahorcar no es fácil. Hay una celda con un barra debajo del techo de la que cuelga una soga y un banco en el que la victima está de pie con las manos atadas (…) He estado en la celda, aunque siempre estaba vacía. Pero no mucho antes de que la visitara, llevaron a ese chico para ahorcarlo. Le hicieron ponerse en pie en el banco, le pusieron la soga alrededor del cuello y le empujaron. Pero saltó al suelo. Podía ponerse en pie. Así que acortaron la cuerda de la soga y lo pusieron de nuevo en el banco y volvieron a empujar. Pero no fucionó.
Empezaron a cavar en el suelo donde estaba el banco para que el chico pudiera caer lo suficiente para que se le partiera el cuello. Levantaron las baldosas y el cemento. Pero eso no funcionó. Podía mantenerse aún en pie cuando retiraban el banco. Así que le llevaron a una esquina de la celda y le pegaron un tiro en la cabeza”

El artículo de Fisk no hace más que indignarte. Recoge también casos de gente casi iletrada a la que las fuerzas estadounidenses acusaban de tener un doctorado, de haber estudiado en la Sorbona, y de ser las mentes de las armas de destrucción masiva con las que dicen que soñaba Saddam Hussein, que por cierto también fue ahorcado.

En la festividad de la llegada de la supuesta democracia importada, se abolió la pena de muerte, usada hasta la saciedad por la dictadura depuesta. Pero el Gobierno interino la restituyó en agosto de 2004: había que limpiar Irak, y la pena de muerte estaría en activo hasta que el país quedara niquelado. Y así colgaron a Saddam y a unos cuantos acólitos; pero también a muchos otros, en muchos casos sin al menos juicio público. Al menos 33 según Amnistía Internacional. Sumen todos los que no se oficializan y simplemente se ejecutan.

Cómo se cuentan votos en Bielorrusia

Saturday, October 4th, 2008

Bielorrus¡a ocupa los últimos puestos del mundo en cuanto a democracia y transparencia, y de los primeros en cuanto a corrupción. Así se contaron — más bien no se contaron–  los votos en esta mesa. El diálogo traducido en La mirada al Este

Karadzic: traje, harapos y camiseta de marca

Thursday, July 31st, 2008

 

Durante la guerra de Yugoslavia, el presidente presidente de la República Srpska, Karadzic siempre aparecía con traje y corbata (un poco horteras, muy ochenteras), cuando no se vestía con los ropajes militares para acompañar a Mladic, el ejecutor de sus matanzas, como la de Srebrenica. Durante su vida en la clandestinidad, bajo la identidad del doctor Dragan David Dabi?, dejó sus ropas de gala, se vistió con algo rozando a los harapos, se dejó coleta y barba, porqué nadie sospecharía que el dandy Karadzic iba a ir de esa guisa. Y hoy, el periódico Blic, en una exclusiva que ha recorrido el mundo, vemos al Karadzic preso, con una camiseta de marca, GANT para señas, posando ya sin barba.

Las formas se pierden: Karadzic no tendría que haber comparecido así vestido, de marca, con un aire que puede resultar digno. A Karadzic le deberían haber puesto desde el primer minuto en el que entró en la cárcel el pijama de criminal de guerra, a rayas y con número de serie, para que se lo borre toda la dignidad hasta en las formas.

Karadzic, detenido

Tuesday, July 22nd, 2008

Radovan Karadzic ha sido detenido en Serbia. A estas horas no se saben los detalles sobre dónde ni cómo ha sido detenido este genecida. Karadzic está acusado de crímenes de guerra, como fue el cerco de tres años y seis meses al que sometió a Sarajevo que acabó con la vida de unas 12.000 personas y por ordenar la masacre de 8.000 varones musulmanes en 1995 en Srebrenica, donde estaban en teoría custodiados por 400 cascos azules holandeses que no hicieron otra cosa que retirarse y dejarles consumar la matanza.

Mladic (con gorra) y Karadzic en una fotografía tomada en abril de 1995 en el Monte Vlasic

Al mando del Ejército de la República Srpska (el ejercito serbio de Bosnia) que consumó esta matazna se encontraba otro criminal: Ratko Mladic, aún hoy en libertad, y que se convierte ahora en la pieza más codiciada para el Tribunal de la Haya que juzga los crímenes de guerra cometidos en la contienda de la Ex-Yugoslavia. En la matanza – la mayor en territorio europeo desde la Segunda Guerra Mundial — también participó el grupo paramilitar de Los Escorpiones. Algunos de sus oficiales fueron ya juzgados en Serbia a penas que no superaban los 60 años de cárcel.

Todas las crónicas de urgencia destacan un extremo: la entrega de Karadzic y Mladic es condición ineludible para que Serbia pueda entrar en la Unión Europea. Desde que se formularan cargos contra ellos en el año 2000, ha dado la sensación de que Serbia no iba a hacer nada por encontrarlos; pero las cosas cambiaron cuando Milosevic — posteriormente muerto de un infarto en una celda de la Haya — fue entregado por el también nacionalista Kostunica. Y la salida de Kostunica ha podido ayudar también a que esta detención se acelerara. El denominado proccidental presidente serbio, Boris Tadic, logra con esta detención estar más cerca de la UE, que le exigirá también la cabeza de Mladic, que  se ha aprovechado estos años de los resortes de los servicios secretos y del ejército para eludir cualquier eventual detención.

Han tenido que ser los serbios los que van a entregar a Karadzic, los mismos que sabían donde andaba y no hacían nada para detenerlo. Hace unos años, una periodista serbia me contó como por Belgrado corría el chascarrillo de que si escribías una carta con el nombre de Karadzic, esta le acababa llegando. El resto de países ha protestado mucho, pero poco ha hecho. Incluso se ha hablado de un pacto para que Karadzic y Mladic no fueran entregados.

Karadzic, el psiquiatra que llegó a asesor en los años 80 a los jugadores del Estrella Roja, el poeta, el criminal, se enfrentará ahora a estos cargos que le pueden dejar de por vida entre rejas. Asistiremos, sin duda, a su declaración patética y teatral ante el tribunal, tal y como hizo en su día Milosevic, porque esta suele ser la actitud de estos cobardes criminales.

Balas de goma en Israel

Monday, July 21st, 2008

La escena es espeluznante: un palestino, detenido por el Ejército israelí, es conducido hasta la parte externa de un vehículo militar. El palestino lleva los ojos vendados y las manos atadas a la espalda. Un soldado israelí apunta dispara contra la pierna del preso maniatado. El vídeo fue grabado por una adolescente palestina de 14 años y luego enviado a la ONG B’Tselem, que se ha encargado de distribuir cámaras de vídeos entre los palestinos para que filmen las bestialidades que cometen los soldados israelíes contra la población palestina, pese a que este amordazada.

Es práctica habitual del Ejército israelí usar estas balas de acero cubiertas de goma. Ellos dicen que no son letales. Y se olvidan de la letra pequeña: cuando las disparan a corta distancia, o a la cara,  y entonces, como poco pierde un ojo, y hasta puede llegar a causarle la muerte. Ya en el año 2002, con motivo de la segunda intifada, médicos israelíes pidieron que se dejaran de usar este tipo de munición contra los palestinos. La revista Lancet publicaba un estudio en el que aseguraba que en el  35% de los palestinos heridos con este tipo de munición presentaban heridas moderadamente severas, mientras que el 19% eran directamente severas.  Las balas de goma hieren y además matan. Pero no es nada nuevo: esta noticia de NYT documenta dos casos del año 1989.

 El vídeo de hoy, muestra además, la humillación a la que se somete a una población. El manifestante palestino, Ashraf Abu Rahma, de 27 años, tenía las manos atadas y los ojos vendados, sujetado por un oficial. El soldado le disparó a menos de un metro y medio a quemarropa. Pero en esta ocasión hubo suerte: un vídeo grabó la humillante escena. Esta vez no solo tiene que explicar que son balas de acero cubiertas de goma: tienen que explicar el comportamiento cobarde de esos soldados.

Batebi, de Iran a EE UU

Wednesday, July 16th, 2008

Ya contamos hace unos días la historia de Ahmad Batebi, ese estudiante, disidente iraní, que se había convertido en un icono por aparecer su fotografía en una portada de The Economist. Ello le valió 10 años de prisión, aunque fue sentenciado en primer lugar a la pena capital. Batebi huyó en el mes de junio a Irak, y de allí saltó a EE UU vía Australia. The New York Times ha publicado un reportaje del 13 de julio. y un vídeo de unos cuatro minutos en los que resume su historia y cuenta su huida por las montañas.

Vía | From the Frontline