Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • December 2021
    M T W T F S S
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Instagram
  • Twitter

Archive for the ‘Derechos Humanos’ Categora

Cheney, y el fondo de imagen

Friday, May 22nd, 2009

A veces el fondo de la imagen dice casi tanto como el sujeto enfocado:

AEI, American Enterprise Institute, el think tank republicano por antonomasia: ese fue el escenario elegido por el ex vicepresidente Cheney para defender su política contra el terrorismo, y por ende su política de seguridad. No hay casualidades: casi al mismo tiempo, Obama presentaba su política, y pese a la retirada de fondos por parte del Congreso, aseguraba que quería cerrar Guantánamo, y llevar a algunos presos a prisiones de alta seguridad en territorio estadounidense.

Cheney se ha puesto la capa de defensor a utranza de su legado, de ese legado de torturas, del todo vale, de así es como vamos a ganar la guerra, si para ello tenemos que tirar de torturas y de tener a presos sin ningún juicio justo, y arrancando confesiones con “técnicas de interrogatorio”.

Mientras Bush, confinado en su rancho de Texas, mantiene un sepulcral silencio, su vicepresidente se ha lanzado a defender el legado desde las mismas atalayas que ocho años atrás les llevó a los republicanos a conquistar la Casa Blanca. El AEI fue una de esos baluartes desde donde se escupían los pensamientos más rancios del neolibarlismo, del New American Century (que prepararon durante años el terreno para la guerra contra Irak), con secuaces como el propio Cheney, su esposa Lenny, Bolton o Paul Wolfowitz.

Y a esa misma atalaya se subió para defender el legado de su administración.  La maquinaria funciona: su discurso del miedo es reproducido por periódicos, retransmitido por televisiones y webs, genera comentarios y contrarresta la visión de Obama. Pero no nos engañemos: no es solo una defensa del legado, de esa visión de que todo lo hicieron perfecto, sin fallos ni errores.  Son los primeros pasos a la conquista del poder, porque creen que el poder solo puede ser suyo.

El príncipe torturador

Sunday, May 3rd, 2009

La primera norma que todo torturador debería autoimponerse es que nunca, nunca, jamás, grabe sus crímenes.Les sucedió a los soldados de EE UU que torturaban y vejaban en la terrible y temible prisión de Abu Ghraib. Les pasa a esos enanos mentales que graban las palizas que dan a sus compañeros de clase. Le pasó a cierto comisario que grababa los abusos que cometía haciéndose valer de su puesto, y que fue ejecutado por estos crímenes. Las grabaciones realizadas por ellos mismos fueron las mejores pruebas de cargo. Debe de haber un mecanismo en el torturador que le haga imposible reprimir esa sensación de congelar, de guardar esos momentos de sufrimiento ajeno con los que disfruta, más allá de lo que quiera obtener a cambio de la humillación.

En el sector sádico de guardar las imágenes se sitúa Sheikh Issa bin Zayed al Nahyan, príncipe de los muchos que hay en Abu Dahbi, perteneciente a los Emiratos Árabes Unidos. El príncipe es hombre de negocios, en un país donde sobre el dinero. Si no le gustaba un trato, si la competencia le hacía demasiado daño, el príncipe acudía a la tortura. Así pasó con un hombre de negocios estadounidense Bassam Nabulsi, socio del príncipe torturador, que es el que se ha hecho con los vídeos de la tortura.

Hace unos días, la cadena estadounidense ABC se hacía eco de uno de estos vídeos con las prácticas del príncipe Issa bin Zayed al Nahyan: se ve a la víctima (un hombre de negocios afgano) rodeado de unos hombres que le disparan a la altura de las piernas; en un momento dado le hacen tragar arena; no basta con eso, y el propio príncipe sádico, armado con un palo, golpea las nalgas desnudas de la víctima, para luego, sobre la carne viva, arrojarle un líquido que le causa un dolor tremendo al torturado. El caso no queda en el ámbito privado de un sicópata: salpica directamente a las autoridades EAU, ya que algunos de esos valientes golpeadores van uniformados de policías.

Nabulsi  asegura tener más de dos horas de las técnicas de negocios seguidas por el príncipe para cerrar tratos y liquidar a la competencia. El escándalo no llega en el mejor momento para EAU: antes de irse de la Casa Blanca, el presidente Bush firmó un acuerdo de cooperación en energía nuclear. Estas imágenes, desde luego, no ayudan en nada a los congresistas y senadores para estar a favor de un acuerdo. Ahora las autoridades de EAU investigan al príncipe y sus actividades torturadoras. Evidencias no les faltan.

Nosotros no torturamos

Wednesday, April 22nd, 2009

“Se coloca al prisionero en una tabla inclinada, de manera que la cabeza esté más baja que los pies. Se le recubre la cabeza con una tela (eso era antes, ahora se hace con un plástico) y se le arroja agua encima de la tela. La respiración se vuelve, así, muy dificil y la víctima entre en la angustia de que va a morir proximamente por asfixia”: waterboarding.

La decisión del presidente Obama primero de prohibir determinadas técnicas de interrogatorio (torturas) y luego de publicar cómo torturaba la CIA en tiempos de la administración Bush, está llenando las páginas de los periódicos de negacionistas de la tortura. En EE UU hay quien hasta las justifica en una tribuna de Washigton Post, y califica de irresponsable al presidente Obama por revelar estas técnicas y enseñar al enemigo como obtienen la verdad. Humano: quien lo hace es Marc A. Thiessen, que trabajó en el Pentágono y la Casa Blanca en los ocho años de Bush, últimamente redactándole esos memorables discursos. Lo humano también puede ser mísero.

Si la postura de señor Thiessen es dificil de entender, menos lo es que estos negacionistas de la tortura estén instalados también en nuestra prensa. Ejemplo número uno; y más concreto éste artículo de un tal Pérez-Maura que publica hoy ABC: “La lectura detallada de lo que era la «tortura» del «waterboarding» nos enseña que consistía en cubrir la nariz y la boca con un paño y verter agua sobre la tela, creando sensación de ahogamiento. Cada acción podía durar un máximo de 40 segundos -en los que había una sensación, no una realidad- aunque se reconoce que no duraban habitualmente más de 20 segundos”.

Sensación, nunca tortura. No nos pongamos quisquillosos: tener a gente metida en una base como Guantánamo sin ser sometidos a un juicio justo, aislados físicamente, y sometidos a largos periodos de luz artificial para volverlos predispuestos a contar toda la verdad, no es tortura. Más: poner a detenidos a disposición de terceros países con legislación y gobiernos laxos en materia de Derechos Humanos para que hagan el trabajo sucio es comprensible y les libra de culpa.  Nada de nada. Les da igual que hasta un comite del Congreso de EE UU reconociera que Rumsfeld alentó desde el Pentágono el uso de la tortura. 

“Nosotros no torturamos”, repiten los esbirros de Bush; y aquí cacarean sus palmeros, esos mismos que apoyaron la guerra de Irak y miraron para otro lado mientras los aviones con presos con destino a Guantánamo pasaban por nuestros cielos. Cierre de filas. “Seguimos creyendo en tí, Bush”, parecen querer decir. “Somos fieles a tu verdad, la única válida”. Pena dan.

Así lo ve Jon Stewart, en Daily Show. El negacionismo de la tortura tan evidente que hace reír.

The Daily Show With Jon Stewart M – Th 11p / 10c
We Don’t Torture
thedailyshow.com
Daily Show
Full Episodes
Economic Crisis Political Humor

La mujer, el Vaticano y la lavadora

Sunday, March 8th, 2009

Día Internacional de la Mujer. L’Osservatore Romano, periódico de El Vaticano, se marca un homenaje a la mujer. En un artículo en portada del periódico del Papa, la periodista Lucetta Scaraffia asegura que la lavadora es de las cosas que más han hecho por la emancipación de la mujer. Sí; no son las feministas que consiguieron el voto de la mujer en todas las democracias; no ha sido tampoco su incorporación al mundo laboral; tampoco la píldora; ha sido un electrodeméstico. La columnista asegura que las diferencias entre hombres y mujeres se han ido al garete en el momento en que la procreación se puede hacer en un laboratorio. Como solo le diferencia a la mujer lavar trapos, la ecuación que hace es sencilla: la lavadora emancipa a la mujer. En esto la Iglesia tiene un papel fundamental, ya que según esta experta vaticana en asuntos de igualdad fue un teólogo alemán del siglo XVII quien inventó la primera lavadora.

“Entre las cuestiones de fondo que definen el rol femenino, junto al aquel religioso, una lugar importante está ocupado por la modalidad científica con la que una sociedad explica el proceso natural de la creación”, asegura la articulista. “La intervención artificial en el dominio de la procreación supone un abandono de la concepción consensuada de la humanidad, dividida entre hombres y mujeres. Si la concepción puede ser obra de un científico en un laboratorio, la diferencia entre lo masculino y lo femenino parece perder relieve, y afirmamos en consecuencia el principio de género, que, en la tentativa de asegurar la muy susurrada igualdad entre los sexo, niega la diferencia”.

La Iglesia católica por el contrario lucha por “una igualdad en la diferencia, considerando esta diferencia como obra de Dios para toda la Humanidad. Una diferencia que impone, en la tradición religiosa romana y ortodaxa, la diferencia del sacerdocio a las mujeres. La lavadora, en éste frente, no puede ayudar” termina diciendo ésta columnista.

Pese a ésta articulista vaticana, a tanto machista suelto con y sin columna de opinión, felicidades a todas las mujeres:Ana, LeticiaRosaAlgarabíaCoviTíscarBárbaraPaloma,  AnaMarCristina, Ángeles, GinaMarMábel, Ana.… y a todas las que no tienen blog…

El dictador que baila

Thursday, March 5th, 2009

La Corte Penal Internacional decidió ayer ordenar el arresto de Omar el Bashir, dictador que dicta desde hace dos décadas en Sudán, acusado de crímenes de guerra, que se traducen en 300.000 muertos en Darfur. Sospecho que los marines no irán a detenerlo, máxime cuando EE UU no es signatario de la Corte; tampoco irá China, quien ha sido el máximo valedor (inversor) de Bashir en los últimos años. El dictador sudanés tiene la mejor garantía de sustento, mientras la sepa usar: el petróleo.

Al Bashir recibió ayer la noticia bailando, ataviado con el uniforme de general, y cantando un “Down, Down USA!”, en inglés, para que se le entienda. EE UU fue de los primeros en hablar de genocidio, con las estrellas de Hollywood lanzados hace unos años a una campaña que llevó a dedicar un capítulo entero de la serie Emergencias a la situación en Darfur. Pero Al Bashir seguirá bailando. Las leyes internacionales no van con él: ya se ha saltado de manera flagrante el embargo de armas, llegando a usar aviones maqueados como si fueran de la ONU para hacer llegar suministros a las milicias de los janjaweed, su punta de lanza en Darfur.

También le dio refugio (cursando la invitación de Turabi) al mismo Osama Bin Laden tras la guerra del Golfo. A cambio, le construyó bastantes obras públicas, como alguna que otra autopista. Al Bashir demostró entonces que lo que le importaba era él. La presión de Egipto y Arabia Saudí — no de EE UU, como antes se señalaba en estas líneas —   obligó al dictador a deshacerse del terrorista más buscado, que saltó a Afganistán.

Al Bashir seguirá bailando, hasta que la tarta que reparte ahora con China y demás socios la distribuya otro. Queda también pendiente que EE UU resuelva su incoherencia con respecto a la Corte Penal Internacional.Escribe hoy Ramón Lobo en El País un perfil de Bashir, que titula el golpista sin carisma:

A Omar al Bashir le gusta vestir el uniforme, sobre todo en los mítines, en las sesiones fotográficas y en los momentos de dificultad, como el actual. Es como si detrás de esas medallas, algunas ganadas en las filas del Ejército egipcio con el que luchó contra Israel en 1973, se sintiera seguro. Los que le conocen sostienen que es un hombre más agradable de lo que aparenta, aunque huidizo, sin carisma, sin demasiada educación, y que siempre ha envidiado la inteligencia y capacidad del intelectual islamista Hasan al Turabi, con quien mantiene una relación compleja (admiración mezclada con órdenes de arresto domiciliario). Tampoco se llevó bien con el líder de la guerrilla del sur, John Garang, que también le superaba en brillantez, y a quien convirtió en su vicepresidente forzado por los acuerdos de paz de 2005 y que semanas después pasó a mejor vida en un extraño accidente de aviación.  

Las armas usadas por Israel contra Gaza

Monday, February 23rd, 2009

Amnistía Internacional tiene una función esencial: sirve como arma contra la amnesia, y logra algunos titulares como el que lleva hoy The Guardian: en esta ocasión Amnistía Internacional ha elaborado un informe sobre el material de guerra suministrado por países extranjeros a Israel y que fue usado –especialmente el de origen estadounidense — durante el bombardeo indiscriminado sobre Gaza, una de las zonas con mayor densidad de población del mundo, y que dejó más de mil muertos. Extraígo algunos puntos:

“Las fuerzas israelíes han usado fósforo blanco y otras armas suministradas por EE UU para llevar a cabo serias violaciones de la leyes humanitarias internacionales, incluyendo crímenes de guerra”, asegura Donatella Rovera, que encabezó la misión de Amnistía Internacional en el sur de Israel y Gaza. “Sus ataques tuvieron como resultado la muerte de cientos de niños y otros civiles y una destrucción masiva de casas y infraestructura. Al mismo tiempo, el lanzamiento de cohetes por Hamas y otros grupos armados palestinos, menos letales que el armamento usado por Israel, también causó importantes muertes de civiles y constituye un crimen de guerra” (…)

Desde hace años, Los Estados Unidos de América ha sido el mayor suministrador de armas convencionales de Israel. Bajo un acuerdo de 10 años hasta el 2017, EE UU debe proporcionar 30.000 millones de dólares en ayuda militar a Israel, un incremento del 25% comparado con el periodo precedente de la administración Bush. (…)

Etiqueta en los restos de un misil  fabricado en EE UU que mató a tres paramédicos y un niño en enero de 2009. Fotografía Amnistía Internacional

En Gaza, una vez terminados los combates, los investigadores de Amnistía Internacional encontraron fragmentos y componentes de la munición usada por el Ejército israelí — incluyendo muchas fabricadas en EE UU — entre los escombros de escuelas, hospitales y casas de civiles. Se incluía proyectiles de artilleria y tanques, morteros y remanentes de Hellfire (misiles guiados) y otros misiles aéreos y bombas lanzadas desde F-16, así como restos humeantes altamente incendiarios de fósforo blanco.

También encontraron restos de un nuevo tipo de misil, lanzado aparentemente por aviones sin tripulación, que hace estallar una gran cantidad de cubos afilados minúsculos del metal, cada uno de ellos de entre 2 mm y de 4 mm de tamaño. Esta metralla realizada con fines mortales había perforado puertas gruesas de metal y penetrado profundamente en muros de cemento y ésta claramente diseñada para maximizar los daños humanos.

La lectura del informe trae consigo algunas sorpresas — de nuevo rescatadas de la amnesia — sobre los países que venden armas a Israel. No hay ningún país que haya reducido sus ventas a Israel, pese a las críticas solapadas que se le hace cuando mata a palestinos:

Desde la llegada del PSOE al Gobierno de España la venta militar a Israel ha pasado de 35.000 euros a 2.260.000 euros. No está nada mal el incremento. ¿”Armamento defensivo”? España ha vendido municiones a Israel por cerca de 1 millón de dólares, según el informe de Amnistía Internacional, que cita datos de la ONU. ¿Balas defensivas? ¿de goma?

Cómo cargarse la jurisdicción internacional de la Audiencia Nacional

Sunday, February 1st, 2009

ACTO I. El pasado mes de diciembre, el embajador de Israel en España, Raphael Schutz, se reúne con el juez Andreu en la Audiencia Nacional para conocer si la querella presentada por el Centro Palestino de Derechos Humanos contra un ex ministro de defensa de ese país y seis cargos militares podría comportar el riesgo de que los acusados fueran detenidos si salían al extranjero. Al parecer el juez le dijo que aún no había sido admitida a trámite la demanda, y le recordó a Schutz que había pedido una documentación a Israel sobre la operación militar desarrollada en la franja de Gaza en la que, además de un miembro de Hamás, Israel asesinó a 14 civiles en 2002 .

ACTO II. El juez Fernando Andreu admite a trámite la querella presentada . Los medios de comunicación de todo el mundo se hacen eco de la noticia, como el Washington Post, un medio nada sospechoso de ser antiisraelí. Se citan párafos del Juez Andreu en el que se justifica que los encausados cometieron crímenes contra la Humanidad al matar a 13 civiles durante la operación en la que murió el líder de Hamás.  Israel cometiendo crímenes contra la humanidad, y escrito por un juez: un duro golpe.

ACTO III. La ministra de Exteriores isrealí, Tzipi Livni, y su homólogo español mantienen una conversación telefónica sobre ésta querella. La única versión que transciende es la de ministra israelí: “El ministro Moratinos me acaba de decir que España ha decidido cambiar su legislación relativa a la jurisdicción universal y que esto puede evitar los abusos del sistema legal español (…) Creo que es una noticia muy importante y espero que otros países europeos hagan lo mismo”. Ante éste hecho, el ministerio de Exteriores español sigue guardando silencio, como de costumbre en nuestra diplomacia.

ACTO IV.  El Gobierno hace llegar el desmentido de que vaya a ser de efecto retroactivo, y asegura que quiere limitar las demandas a los casos en los que España tenga “nexo de conexión”.  El Gobierno se olvida o hace pasar por alto un principio procesal como es el indubio pro reo: es decir, si hay una ley posterior que beneficia al reo, o al procesado, se debe de aplicar.

ACTO V. Leire Pajín, secretaria de organización del PSOE, asegura sobre la reforma que “nada tiene que ver con lo que estamos viviendo estos días entre Israel y una decisión judicial”. ¿Y las declaraciones de Livni?¿Las ha desmentido? Si nada tiene que ver con una reforma que estaba en el cajón desde hace tres años, ¿por qué justo ahora sale a la luz? ¿por la incontinencia verbal de Moratinos?

EPÍLOGOS.

— En el año 1998, Baltasar Garzón, Juez de la Audiencia Nacional, cursó una orden de detención contra el dictador chileno Augusto Pinochet, de visita en Londres. Por aquel entonces, el Gobierno presidido por José María Aznar, puso trabas diplomáticas e instó al fiscal a que se opusiera a la extradición de Pinochet. Aznar hizo todo lo posible para favorecer a Pinochet. Salvo una cosa: no se le ocurrió variar las leyes españolas para limitar el principio de jurisdicción internacional, en casos de genocidio y crímenes contra la Humanidad. “Los españoles no han visto en Aznar lo que les hubiera gustado ver en un [jefe de] Gobierno democratico” y añadió que, si él hubiera sido el presidente, “habría hecho casi todo de forma radicalmente distinta”, aseguraba el entonces jefe de la oposición, Joaquín Almunia. Ese Gobierno, el de Aznar, tenía una oposición, el PSOE,  que hubiera puesto el grito en el cielo si hubiera anunciado una reforma por aquel entonces. Con los papeles cambiados, el PP guarda silencio.

—  El Gobierno actual, presidido por José Luis Rodriguez Zapatero, nada dijo cuando se procesó a varios dirigentes chinos por un presunto genocidio contra tibetanos, o cuando en la Audiencia Nacional abrió una causa contra varios militares marroquíes por supuestos delitos contra la Humanidad contra saharauís. El Gobierno guardó silencio y no hubo el alboroto generado ahora. La noticia de que el Gobierno quiere limitar el principio de jurisdicción universal llega ahora, cuando se sabe que hay una demanda admitida a trámite contra israelíes y el Gobierno de Tel Aviv protesta.

— Hace unos meses, José Yoldi escribía ésta reflexión, de carácter general, y no sobre éste caso. Se titulaba Un tren que siempre llega con retraso y arrancaba asi: “La jurisdicción universal es la justicia de lo posible en un escenario imposible. Consiste en que cualquier tribunal del mundo pueda perseguir crímenes horrendos contra los derechos humanos, como el genocidio, los delitos de lesa humanidad o la tortura, para que no queden impunes. Sin embargo, su efectividad es casi nula o muy reducida. Nunca ha servido para parar los genocidios cuando se estaban cometiendo y en la mayoría de los casos se ha tenido que esperar muchos años para juzgar a los culpables, si es que se les ha juzgado, porque a los jefes de Estado no se les puede procesar, porque gozan de la llamada inmunidad soberana, es decir, que son intocables hasta que son derrocados o dejan el cargo. Es un tren que siempre llega con retraso (…)”

— El Gobierno debe de hablar sin tapujos a los ciudadanos. Debe decirles que no merece la pena tener un principio de jurisdicción internacional en casos de crímenes contra la Humanidad, crímenes de guerra y genocidios. Debe decir que quiere limitar ese principio de jurisdicción internacional porque va en contra de nuestros intereses, ya que cada vez que se enjuicia a alguien por estos supuestos el ministerio de exteriores debe andar dando explicaciones de que la justicia en España es independiente, y al parecer les falta saliva para ello. Debe decir que en ese camino de explicaciones los intereses españoles quedan mermados, y que ellos quedan como un Gobierno débil frente terceros. Entonces el Ejecutivo — y el PSOE, partido que lo sustenta — debe de decir que a cambio de esto seremos menos Democracia, porque perderemos ésta seña de identidad. Me temo que no hablarán tan claro.

Algo cambia, algo queda

Thursday, January 29th, 2009

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu investigará al ex ministro de Defensa israelí Benjamín Ben-Eliezer y a otros seis cargos militares a sus órdenes por un presunto crimen contra la humanidad. Los investigados fueron los presuntos organizadores en 2002 de un bombardeo en la franja de Gaza para acabar con la vida del dirigente de Hamás Salah Shehadeh, pero la operación se saldó, además de con la muerte del líder de la milicia, con la de otros 14 civiles, varios menores entre ellos, según relata el auto del juez. (Seguir leyendo La Audiencia investigará a un ex ministro israelí por un bombardeo en Gaza en 2002 que mató a 14 civiles)

Me temo que será otro caso Pinochet, pero siempre algo queda. Las ejecuciones de dirigentes palestinos fueron autorizadas por el Supremo Israelí en 2006 “si son en defensa propia”, que para Israel, por otro lado para Israel siempre parece ser en defensa propia…

Rumsfeld y las torturas

Friday, December 12th, 2008

El Cominte de Servicios Armados del Senado de los EE UU emitió ayer un informe en el que culpa directamente al ex secretario de Defensa Donald Rumsfeld de alentar las torturas contra prisioneros en cárceles como la de Abu Ghraib o la base extraterritorial de Guantánamo. El informe se hizo público por el jefe de este comité, el senador demócrata por Michigan Carl Levin, y por el senador republicano por Arizona y ex candidato a la Casa Blanca, John McCain, quien fue prisionero de guerra en el Vietnam y sufrió la tortura en sus propias carnes.

Según NTY El informe “representa la revisión más rigurosa hecha por el Congreso hasta la fecha para situar el origen de los abusos a prisioneros custodiados por militares estadounidenses, y rechaza explícitamente la opinión de la administración Bush que que estos métods duros de interrogación [leáse tortura] hayan ayudado al país y a sus tropas a estar más seguros”.

El informe asegura que Rumsfeld autorizó en diciembre de 2002 el uso de técnicas duras de interrogatorio (torturas) para los prisioneros de Guantánamo. Según el informe Rumsfeld revocó esa orden seis semanas más tarde, pero se siguieron usando esos métodos ya no solo por la CIA sino también por las fuerzas armadas de EE UU. La última conclusión de este informe, elaborado en los últimos 18 meses, es demoledora (en PDF la conclusiones del Comité ):

El abuso a soldados detenidos en Abu Ghraib al final de 2004 no fue simplemente el resultado de la actuación de unos pocos soldados que actuaban por su cuenta. Las técnicas de interrogación como despojar a los detenidos de sus ropas, poneres en unas posiciones de stress y el uso de perros militares para intimidarles aparece en Iraq solo despues de que fueran aprobados para su uso en Afganistán y en el GTMO (Guantánamo). La autorización del secretario de defensa Donald Rumsfeld del 2 de diciembre de 2002 autorizando el uso de técnicas agresivas y las subsiguientes políticas de interrogación y los planes aprobados por altos cargos militares y funcionarios civiles expresaron el mensaje de que la presión física y la degradación eran los tratamientos apropiados para los detenidos custodiados por el Ejército de los EE UU. Lo que siguió fue una erosión de los estándares que dictaban que se traten a los detenidos humanamente.

Dicen que las comparaciones son odiosas, sobre todo para el que no está de acuerdo con ellas. El miércoles vivimos en el Congreso la comparecencia del ministro de Asuntos Exteriores (PSOE) que “justificó la connivencia de Aznar (PP) con los vuelos a la prisión de Guantánamo“. Moratinos justificó la decisión del Gobierno Aznar “en el apoyo a la Operación Libertad Duradera tras los atentados del 11 de septiembre de 2001”.

El Comité de Asuntos Armados del Senado de los EE UU  ha tardado al menos seis años en sacarle los colores a Rumsfeld, pero se los han sacado.  ¿Servirá de algo? Lo dudo. Aquí, en España, vemos como el PP y el PSOE han cerrado filas entorno a los vuelos militares de EE UU con destino a Guantánamo, y a los cuales se les dio autorización para que aterrizaran en caso de emergencia en suelo español. Aqui tenemos a Arístigui dándose por “satisfecho” por el apoyo de Moratinos y expresando su “convicción moral” [recuérdese que fue la misma fórmula usada por Aznar para justificar la presencia de Armas de Destrucción Masiva en Irak, asi que… ] ” de que no se ha producido ninguna vulneración de los derechos humanos “ni en este Gobierno ni en el anterior”. Y aqui tenemos a Elena Valenciano, portavoz de exteriores del PSOE, que respira: “Fue una suerte que no se produjera ninguna escala [ilegal] en España, porque la carta blanca estaba dada”.

Mal andamos, mal huele, cuando por esto no se sacan los colores a políticos impresentables.

Los vuelos a Guantánamo: una vergüenza, dos gobiernos

Sunday, November 30th, 2008

EE UU avisó a Aznar del paso por España de presos para Guantánamo: es el titular a cinco columnas de EL PAÍS. Por primera vez hay constancia documentada de que el Gobierno de José María Aznar sabía que los vuelos secretos de la CIA iban a hacer escala en territorio español: el informe 3329/02, realizado por el director general de Política Exterior para América del Norte del Ministerio de Asuntos Exteriores, Miguel Aguirre de Cárcer, y clasificado como “muy secreto”.

En él Cárcer informaba al ministro de Exteriores, Josep Piqué, y a su secretario de Estado, Miquel Nadal, sobre una entrevista en la embajada de EE UU en España, tan solo cuatro meses después del ataque contra las Torres Gemelas: “Los EE UU van a iniciar muy próximamente vuelos para trasladar prisioneros talibanes y de Al Qaeda desde Afganistán hasta la base de Guantánamo, en Cuba (…) Estos vuelos se realizarán con aviones de largo alcance y, en consecuencia, sin escalas (…) Sin embargo, en caso de que por razones no previstas fuera necesario realizar un aterrizaje de emergencia, el Gobierno de EE UU quisiera disponer de autorización del Gobierno español para utilizar algún aeropuerto de nuestro país”.

Los dos gobiernos, primero el de José María Aznar y luego el de José Luis Rodriguez Zapatero, negaron insistentemente la existencia de estos vuelos. El ministro actual de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, llegó a asegurar que no había indicios de delitos en los vuelos secretos de la CIA, y fue más allá para guardar la espaldas al ejecutivo presidido por Aznar: “el Gobierno en absoluto participó por activa ni por pasiva en la supuesta operación de la CIA de traslado de prisioneros“.

Lo hoy relevado destaca que el Gobierno si participó al menos de forma pasiva en estos traslados:  el gobierno de Aznar sabía que se estaban produciendo esos vuelos, y miró para otro lado: en el año 2002, que coincide con la fecha de este documento, el Ministerio de Defensa dejó de preguntar sobre la carga que llevaban los vuelos de EE UU que pasaban por el espacio aéreo español. De hecho, el primer vuelo inaugural hacia la base de Guantánamo — la muestra más evidente de la guerra sucia contra el terrorismo practicada por Bush violando los derechos humanos — coincidió con esta autorización. Ese primer vuelo de la vergüenza hizo una escala en la base aéra de Morón.

Pero durante el gobierno del PSOE — que ha negado tener conocimiento sobre el uso de territorio español para traslado de presos–  los vuelos a Guantánamo continuaron: en 2007, al menos dos aviones usaron la base de Rota con destino a Guantánomo. Defensa aseguró que las dos aeronaves no eran de la CIA sino del ejército de los EE UU y que no transportaban preso alguno. ¿No iban a poner “luz y taquígrafos” sobre este escandaloso tema?

El caso de los vuelos secretos de la CIA está siendo investigado por el juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno. Este documento deja constancia de que el gobierno sabía que esos vuelos se iban a producir, y decidió mirar para otro lado y dejar cancha libre a estos traslados hacia una prisión, que representa solo una mínima parte de las cárceles flotantes, de los secuestros, de la puesta en custodia de prisioneros a países laxos en la tortura y un largo etc de la guerra sucia contra el terrorismo que ha protagonizado la adminstración Bush.

Hoy resuenan unas palabras: “No hay atajos en la lucha contra el terrorismo”. Lo decía Aznar para condenar los GAL. Hoy se puede aplicar el cuento.

PS: El diplomático Miguel Aguirre de Cárcer fue el encargado en 1999 para entrevistarse con el fiscal británico sobre el caso de la extradición del dictador Pinochet. “Su posición es inaceptable“, le dijo el fiscal después de que Aguirre le comunicara que el Gobierno de Aznar no tenía claro aún si iba a recurir en el caso de producirse un fallo contra la extradició. El pasado 21 de noviembre, el Consejo de Ministros nombró a Miguel Aguirre de Cárcer embajador en misión especial para el desarmey políticas de desarrollo.