Guerra y Paz

autor

Moeh Atitar de la Fuente

Periodista, fotógrafo y blogger. Más sobre el autor.

  • August 2022
    M T W T F S S
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  
  • Buscar

  • CATEGORÍAS


  • ARCHIVO





  • ADMINISTRACIÓN

  • Instagram
  • Twitter

Archive for the ‘La Tribu’ Categora

Historia de una fotografía: la guerra en calzoncillos rosas

Sunday, May 24th, 2009

Normalmente esta sección se dedica a fotografías históricas, con cierta enjundia, y por la que ha pasado ya el tribunal del tiempo, que suele ser bastante selectivo a la hora se salvaguardar las buenas imágenes en la memoria del público. En el caso de este post contamos la historia de una fotografía que llegó a ser portada el pasado 12 de mayo en The New York Times: en ella aparece un soldado estadounidense combatiendo contra los talibanes en calzoncillos rosas.

La fotografía fue tomada por el fotógrafo de AP Guttenfelder  (recomiendo que lean esta entrada en fotoperiodismo ciudad de Gijón) . La unidad del soldado Zachary Boyd fue atacada por los talibanes, mientras él dormía. En calzoncillos rosas y chanclas se lanzó a disparar contra los atacantes destrás de la trinchera. Lo grotesco y significativo de la escena, pero sobre todo el lema imprimido en su ropa íntima (I Love NY), hizo que New York Times eligiera esta fotografía para llevarla en portada, tal y como explica Michele McNally, assistant manager editor del periódico.

“Me resulta muy difícil calcular el impacto de las fotos mientras estoy fuera aquí en el monte”, aseguraba el foótografo David Guttenfelder desde Afganistán. Y el impacto de la fotografía ha sido grande. El propio secretario de Defensa se refirió el viernes en un discurso a la fotografía del soldado Zachary Boyd: “Cualquier soldados que vaya a la batalla contra los talibanes en calzoncillos rosas y chanclas tiene una especie de valentía. Solo imagínate viendo esto, un chico en calzoncillos y chanclas en tu punto de mira. Qué increíble innovación en la guerra psicológica”. Gates se le olvida que el valor propagandístico de la fotografía puede ser interpretado de muchas formas (desde que hace un chaval de 19 años disparando en Afganistán, hasta una dura crítica al pobre equipamiento de las tropas y al escaso número de las mismas).

La fotografía está llamada a pasar a ser un icono, como lo fue, por ejemplo, el caso del soldado que fumaba un pitillo durante la batalla de Fallujah. Al contrario que este ( cabreado por haber sido retratado de esa guisa) el soldados Boyd no le ha molestado ni lo más mínimo que su imagen haya salido en los periódicos de medio mundo en calzoncillos, con el agravante del color rosa (yo le hacía pasar por un consejo de guerra por lo hortera de los mismos). Su familia se consuela con un “es típico de él“, de este chico de 19 años con tan solo los estudios de instituto terminados.

Historia de una fotografía: Karo con Ak-47

Wednesday, April 29th, 2009

El Ak-47 es una de las armas ligeras que está presente en todos los conflictos del planeta, especialmente en África. Ya hemos contado aquí que es un arma barata, fácil de fabricar, muy sencilla de manejar, y que soporta todo tipo de maltrato. Es un arma que mata bien, pero sobre todo muy barato.

El Ak-47 ha sido también un sistituto de armas tradicionales usadas en África. Muchos grupos tribales han reducido la lanza tradicional a un elemento simbólico, y se han decantado por el Ak-47 para la defensa de su territorio, de su agua y de su ganado, que son su vida. Es el caso de los karo, un grupo étnico que vive en Etiopía.

Ésta imagen la  tomó Don McCullin en el año 2003. McCullin (1935) es uno de los mejores fotoperiodistas vivos. Formado en la RAF (participó como asistente de fotografía en la Crisis del Canal de Suez en 1956), tuvo que abandonar el Ejército británico porque no pasó unas pruebas para un puesto en laboratorio. Gracias a ese tropiezo McCullin empezó a hacer fotografías, convirtiéndose en la referencia que es hoy. Desde la década de los 60 hasta 1986, McCullin trabajó para el dominical de The Times. Guerra del Vietnam, Palestina, Irlanda del Norte, Irak y un largo etcétera de escenarios de conflictos han sido recogidos por su objetivo. Su trabajo tan realista, tan provocativo para el poder, hizo que el Gobierno de Tatcher se negará a acreditarle para cubrir la guerra de las Malvinas, un conflicto donde la prensa tuvo un acceso restringido a un puñado de periodistas que fueron con el Ejército británico para no llegar ver nada de nada de la guerra.

El trabajo de McCullin tiene sobre todo una vertiente social, de denuncia, que le lleva a retratar los estragos no solo de la guerra, sino también del sida. “En la gran tradición del fotoperiodismo que a veces lo llamamos ‘fotografía comprometida’ o ‘fotografía de la consciencia’,” decía la gran Susan Sontag de él “la amplitud, la franqueza, el carácter íntimo, inolvidable y desgarrador del trabajo de Don McCullin no han sido nunca superados”.

McCullin también ha retratado al Reino Unido, sus paisajes, su gente, y sus celebridades. Inolvidables son sus fotos de los Beatles, o del pintor Francis Bacon en su estudio. “Yo amo a la fotografía, la respeto, la venero, pienso en ella todo el tiempo. Pero no quiero que digan que soy un fotógrafo de guerra. Soy un fotógrafo simplemente. Es el único título que quiero”, asegura de sí mismo McCullin.

PS: Reporteros Sin Fronteras publica “Don McCullullin supporting the freedom of the press” (la página de la organización debe de tener ahora algún problema), un libro que me ha regalado Ramón Lobo. La foto que motiva este post es el fondo de escritorio de uno de tantos ordenadores por lo que paso.

Los premios Pulitzer 2009

Wednesday, April 22nd, 2009

Como no: una serie de fotografías de Obama en la campaña electoral realizadas por el fotógrafo de NYT Damon Winter se ha llevado el Putitzer en la categoría mejor fotografía documental. El como no viene por un lado porque el sujeto de las fotos es Obama; por otro lado porque ha ido a caer al NYT, que este año se lleva cinco polacos. Este artículo sobre los analistas militares en TV a sueldo del Pentágono está entre los ganadores (en este post hablé de ese artículo). The Washington Post , gran triunfador del año pasado, se ha quedado con un solo galardón en la categoría de mejor comentarista para Eugene Robinson, por sus análisis de la campaña electoral y consiguiente victoria de Obama (como no, again).

Pero el trabajo más impresionante premiado este año es la serie de fotografías que realizó Patrick Farrell para New Herald sobre el huracán Ike en Haití se ha llevado el galardón en la categoría de mejor fotografía informativa:

“En medio de un sombrío panorama para la industria periodística estadounidense, los ganadores fueron alentadores ejemplos de gran calidad en el periodismo”, Sig Gissler, reconoció ayer Si Gissler, administrador de los premios. “Es notable que la función de perro policía del periodismo se pone de relieve en este año. El perro policía todavía ladra y el perro policía todavía muerde”, sentenció.

Para el final el premio al mejor viñetista de prensa, que ha ido a parar a Steve Breen del San Diego Union Tribune.

El resto de premiados, en la página oficial de los premios.

Entradas relacionadas en Guerra y Paz: 

Pulitzer 2008

Pulitzer 2007 

La crisis gana en los World Press Photo 2008

World Press Photo 2007

Originalidad en la fotografía informativa

La sombra del poder, una excusa para hablar de periodismo

Tuesday, April 21st, 2009

El congresista Stephen Collins (Ben Affleck) investiga a una empresa de seguridad (de parecido razonable a la real Blackwater Worldwide)  cuando muere una de sus ayudantes (a la par que amante) en un sospechoso accidente de metro. El affaire entre la congresista y la actritiva ayudante salta a las páginas de los periódicos. El veterano reportero de papel Cal McAffrey (interpretado por Russell Crowe) acude en ayuda de su amigo el congresista, mientras una blogger recién llegada a su periódico (The Washington Globe), trata de sacar una historia sensacionalista sobre los devanéos sexuales del político. Las ventas en un periódico en tiempos de crisis (con lavado de imagen incluida) son cruciales y la editora (equivalente al puesto de director en un periódico español) Cameron Lynne (interpretada por una sensacional Helen Mirren, ) presiona al veterano McAffrey (whisky Jameson al cante, coche viejo, desastroso y desordenado, a la par que un aspecto tan desaliñado como la comida basura que engulle)  para que ayude a la blogger Della Frye (Rachel McAdams) a escribir historias que vendan papel, aunque para ello tengan que saltarse unas cuantas leyes del buen periodismo.

La sombra del poder (State of play) lo tiene todo para ser una película que uno puede recomendar: Guión bueno, escenas trepidantes, personajes reales que mantienen diálogos calcados a la realidad y sobre todo un espejo de la situación que se está viviendo actualmente en muchas redacciones, a saber: un periodismo del bueno, del toda la vida, del de contrastar fuentes, que no vende tantos ejemplares como antes, y que le echa la culpa a Internet y a los modos de hacer de unos tantos periodistas digitales (contrasentido, ya que el periodismo siempre se ha hecho, en gran medida, con los dedos). Los blogs son, en esto, el paradigma de la crítica, que se repite ya en el imaginario colectivo de Hollywood y de unas tantas series estadounidenses (un buen ejemplo sería el Ala Oeste de la Casa Blanca, que coloca a los blogs a la altura del betún), y a los que se les acusa de publicar solo chismes y historias reales [aquí en España tenemos ciertos confidenciales para este menester].

Para un periodista la historia de La sombra del poder es solo una excusa para ver retratado los males de su profesión en estos tiempos de crisis en lo económico, pero también, en lo sustancial, una crisis de su profesión / oficio. De hecho yo fui al cine motivado principalmente porque varios compañeros me la recomendaron, y porque se dedicaron un buen rato a hablar de ella (para consternación de quienes aún no la habíamos visto).

El periodista de toda la vida se queja de que ya no puede hacer bien su trabajo por cuestiones empresariales (no se venden periódicos, las historias son caras de investigar y solo se quieren grandes titulares para historias sensacionales que sirven para atrapar al lector, con el menor coste posible), mientras mira con recelo a unos jóvenes entusiastas que han nacido profesionalmente y mal pagados en Internet, sin otra capacidad de llegar a los hechos que a través del click del ratón (en esto también aparece la empresa, que le exige un trabajo desde la mesa, con el monitor como única ventana a la realidad, en pos de ahorrar costes) .

Y los diálogos son el hilo conductor de este particular guión paralelo de la película. Saco aquí algunos fragmentos:

La blogger y recién llegada a la redacción se presenta McAffrey y le pide información sobre el congresista

FREY: Bueno, ¿tu crees que tenía una aventura con esa chica?
MCAFFREY:  A ver, Della, no lo sé. Tendría que leerme un par de blogs antes de formarme una opinión

 En el despacho de la editora, hablando sobre la blogger Frey

MCAFFREY: Tengo entendido que nuestra versión online va fenomenal. No soy del tipo de personas que se daría cuenta de algo así, pero llevo aquí, ¿cuántos? ¿15 años? Uso el mismo ordenador desde hace 16 años. Ella lleva aquí 15 minutos y ya podría lanzar un puto satélite con toda la tecnología que maneja.
LYNNE: Es ambiciosa, barata y produce un artículo tras otro sin parar.
MCAFFREY: Y yo estoy sobrealimentado, soy demasiado caro y tardo mucho en redactar.
LYNNE: Eso es.

En la redacción, tras atar todos los cabos de la noticia, el veterano redactor de papel y la novel periodista de Internet.

MCAFFREY: ¿Sigues aquí? Creía que ya estarías publicando la primicia en Internet.
FREY: Es que una noticia de este calibre es mejor que la gente la lea en un periódico de papel.

Se imaginarán que por supuesto la guapa periodista digital (con su iphone incluido) se unirá al trabajo periodístico del aguerrido periodista de papel, para ganarse finalmente su reconocimiento. Sin embargo poco aprende el redactor de papel de la guapa periodista blogger. Pero hay que quedarse con ese trasfondo: al final se trata de periodismo, da igual que se haga en Internet, en papel, o con tantán.

PS: siguiendo la recomendación de Tormento [mi crítica de cine de cabecera] me quedé para ver los créditos finales, en el que se muestra la parte industrial del periodismo de papel: la imprenta. Parece que todo el mundo en la sala había leído la recomendación de Tormi, porque nadie se movió.

PS2: sobre esta película también ha hablado Ramón Lobo, con ésta reflexión final que suscribo: “En nuestro mundo en crisis quizá no dependamos tanto de la llegada de superhéroes que defiendan este oficio de nosotros mismos, sea impreso o digital, quizá basten periodistas sensatos y buenos que hablen solo de periodismo y no de presupuestos y que crean profundamente en este hermoso negocio de contar historias veraces.”

PS3: La película State of Playe está basada en la serie de la BBC con el mismo título.

El factor barba, por Wojciech Jagielski

Sunday, March 29th, 2009

Es curioso que, en cuanto estalla una revolución, los hombres dejan de afeitarse. No es solo cuestión de comodidad o que lo impongan las condiciones. En los ejércitos regulares, los soldados se afeitan incluso en el frente; los guerrilleros nunca, o raramente. La barba es un símbolo de la revolución. Suele ocurrir que los defensores del viejo orden van perfectamente afeitados mientras que os rebeldes se dejan barba. Larga o corta, la barba en el rostro del guerrillero constituye una especie de mensaje, el cual viene a decir que en ese momento solo importa la lucha, la causa, y que concentra todas sus energías en un objetivo de rango superior. Todo lo demás ha de quedar a un lado.
La barba de Dzhaba Ioseliani era para mí el barómetro de la atmósfera política de Georgia. La cara bien afeitada de Dzhaba significaba que la situación se encontraba relativamente estable; pero cuando se dejaba ver con su barba canosa creciendo en las mejillas, entonces uno podía tranquilamente escribir en las crónicas que en Georgia se avecinaba una nueva guerra.

Wojciech Jagielski es un corresponsal de guerra polaco que trabaja para el Gazeta Wyborcza (lástima no entender polaco). Éste fragmento pertenece al libro Un buen lugar para morir. Historias de Cáucaso (Editorial Debate), prologado por Ryszard Kapuscinski, de quien hereda la tradición del corresponsal que cuenta lo que ve, pero que , a mi juicio, le llega a superar. En español sólo hay dos libros traducidos: éste aquí recogido, y Una oración por la lluvia. Historias de Afganistán. La estructura y el estilo es muy parecido en ambos libros: a partir de historias cotidianas de personajes (con trascendencia histórica o sin ella), explica el contexto de conflictos difíciles de explicar. No renuncia a la Historía con mayúscula, pero el objetivo son siempre las personas.

Ricardo Ortega

Tuesday, March 10th, 2009

Hoy hace cinco años moría en Haití el periodista español Ricardo Ortega. Hoy, Ramón Lobo, recuerda la crónica que Ortega se marcó desde Nueva York, tras la sesión de la ONU en la que Colin Powell sacó un tubito para justificar la invasión de Irak:

Con esa rotundidad que le caracterizaba en las entradillas, dijo: “Para creer en lo que ha dicho hoy Colin Powell hay que partir de tres axiomas: la CIA nunca miente, nunca se equivoca y los inspectores de Naciones Unidas son unos incapaces”. En la redacción hubo aplausos y vítores; en los despachos de sus jefes, una llamada de La Moncloa. En un ejercicio de independencia informativa, y de empresa también -¿se dice así?-, Ricardo fue semidespedido. Algunos, y algunas, de los que firmaron esa sentencia aún se pavonean apropiándose de la libertad de expresión y de su memoria. Ellos son los inmorales. 

Un soldado de marcha por Bagdad

Monday, March 2nd, 2009

Fotogalería de Washington Post, con el trabajo realizado por Andrea Bruce en una noche de marcha por la calles de Bagdad. Mujeres, taboco, bebida, música… “Bagdad se parece más a Saigon estos días”.

Impagable el baile del soldado con casco armado con visión nocturna

En la boca del lobo

Friday, February 27th, 2009

 

Ramón Lobo estrena blog: En la boca del lobo

La crisis gana a la guerra en los World Press Photo 2008

Friday, February 13th, 2009

Anthony Suau ha sido galardonado con el World Press Photo 2008 por ésta fotografía:

null

 En la imagen, el detective Robert Kole tiene que asegurarse de que una casa ha quedado sin sus residentes tras un desahaucio. La imagen fue publicada en TIME.

Sau no es un recién llegado. Ya ganó el World Press Photo este galardón 1987, y tres años antes el Pulitzer por su trabajo realizado en Etiopía al retratar la hambruna.

El año pasado ganó una fotografía realizada a un soldado  en Afganistán; éste año la crisis se ha impuesto a la guerra. Y  sin embargo, la guerra forma parte de la justificación del galardón: “Parece una foto de guerra (…), pero se trata de gente que simplemente no ha podido pagar sus deudas, han sido desahuciados y por ello están siendo atacados”señala MaryAnne Golon, miembro del jurado.

La edición anterior se cerró con un tirón de orejas a los participantes. El jurado de los World Press Photo se quejaba de la falta de originalidad, de un déjà vu en los trabajos presentados. Quizá el propio jurado haya enmendado la planda otorgando el premio a esta fotografía.

En elpaís.com podéis ver una fotogalería con los principales premiados de 2008. En la propia web de los premios se pueden ver todas las fotografías finalistas en las distintas categorias, con un español, Pep Bonet, segundo en la categoría de retratos en serie, Merecen la pena…

Enlaces relacionados en guerraypaz.com: 

++  Orginalidad en la fotografía informativa
++ World Press Photo 2007+
++ Niños en una cárcel de Kabul
++ Pulitzer 2008
++ Los premios Pulitzer 2007

La guerra en El Atatra

Thursday, February 5th, 2009

El Atatra es una localidad de la franja de Gaza. NYT publica las fotografías hechas por Tyler Hicks durante la ofensiva israelí, y que retrata la vida de sus habitantes.